Entrevista

Esta mujer es la voz de los anuncios de Spotify

"Me pone muy nerviosa tener una persona delante a la que no entiendo porque habla muy rápido y encima bajito".
31.1.20
83430159_588995311883223_308910239955025920_n
Imagen vía Megui Cabrera

Con 11 años, Megui Cabrera fue de visita a la radio municipal de su pueblo, Tordera, en Barcelona, y le encantaron "los estudios, los micrófonos, el directo, las conversaciones y los silencios" así que durante años fue allí a aprender el oficio. A los 16 la creativa de publicidad de la radio, Montse, le pidió grabar unas cuñas para probar cosas nuevas.

Después le encargó que lo hiciera en casa para poder mezclarlo en la radio. Ella tenía entonces "un ordenador que grababa fatal, así que aunque no conservo las grabaciones imagino que serían un desastre", dice. Ahora trabaja poniéndole voz a lo que quieren vendernos Google, Ebay, Uber o Porche. Además, es la voz que te salta entre canción y canción para decirte que te hagas Spotify Premium.

Publicidad

Le preguntamos si es consciente de la cantidad de gente que la odia y/o paga por no oírla, además de por sus trabajos más raros y por si ve posible que alguien se enamore de ella como Joaquín Phoenix en Her.



VICE: ¿Cuál es el trabajo más extraño que has hecho, lo más raro a lo que le has puesto voz?
Los mensajes automatizados para dispositivos, aplicaciones, aparatos o electrodomésticos. Grabas algunas frases completas y otras por fragmentos para que luego el software junte las frases necesarias para emitir el mensaje que necesita. Como en una centralita en la que se dicen varios números, ¿sabes? Pero bueno, los locutores estamos cada día más preparados para que nuestras locuciones suenen naturales a pesar de los cortes. Esos viejos saltos de tono que hacían que este tipo de piezas fueran graciosas ya no son muy comunes, a menos que lo que escuches proceda de un sintetizador que genera voz introduciendo un texto.

¿Cómo es cuando escuchas uno de tus anuncios en algún sitio, cuando vas en el coche o estás viendo un vídeo en YouTube?
No me deja de sorprender porque soy yo, supuestamente, estando en otro lugar. Me gusta mucho, porque veo qué detalles voy mejorando y en qué puedo seguir avanzando.

¿La gente suele reconocer tu voz, te dicen: "hostia, tú eres la del anuncio de…" o saben que una cuña es tuya cuando la escuchan?
Es curioso, hay voces que tienen fonogenia, una cualidad por la que una voz suena más agradable a oídos de terceros gracias a su tono, su articulación, su expresión… Y parece que a mí me pasa. Pero es que, además, la calidad de mi sonido cambia ligeramente cuando mi voz hablada es grabada en un estudio frente a un micrófono. Debe ser una cuestión de proyección vocal y de consciencia de estar comunicando o locutando. Así que hay muchas personas que me conocen de toda la vida no reconocen mi voz en la radio, la tele o en un video de internet, no al menos las primeras veces que me escuchan en un spot. Cuando les digo que esa soy yo, se sorprenden. De hecho, muy a menudo tengo que decir que la voz de la campaña de Spotify para que te hagas premium es la mía.

Publicidad

¿Usas Spotify? ¿Eres consciente de que mucha gente te odia y/o paga por no escucharte decir que pilles premium?
Sí. Y me hice caso. Incluso antes de grabar la campaña me hice premium, así que no me escucho tanto como me escuchan otros usuarios de la aplicación.

Pues mira, tengo una amiga que me dijo "nena, te hice caso y me hice premium", así que no me lo tomé a mal. No era por dejarme de escuchar. Sencillamente siguió mi llamada a la acción al pie de la letra [ríe].Luego hay casos de desconocidos que me contactan para felicitarme por la campaña. La verdad es que la creatividad es genial. Me dicen que (y esto debería decirlo en voz más baja) no se hacen premium porque les encanta escucharme. De hecho, una vecina me ha dicho que aparecen otras voces en Spotify que ya no le gustan tanto como la mía. Una fan muy bonica del barrio.

¿Sueles fijarte en la dicción de los demás, analizas cómo hablamos el resto?
Involuntariamente sí. Más que la dicción, me apasiona ver la forma única y genuina que cada persona tiene para expresarse. De comunicar sus ideas, sus proyectos, sus inquietudes, sus miedos, sus alegrías… No hay dos formas iguales de expresar y no hay dos voces iguales, nunca, porque no hay dos morfologías de cuerpos 100% iguales y porque no hay dos personalidades clonadas exactamente. Hay tantos matices verbales y no verbales que podría estar tres vidas observando a otras personas mientras comunica. No hay mejor forma de aprender a comunicar mejor que callándote, viendo y oyendo y, luego, haciendo. Comunicando después desde tu propia esencia, sin ser copia, pero siendo consciente de todos los matices que existen al hablar, interpretar o comunicar.

Publicidad

¿Cuáles son los errores más frecuentes que ves que cometemos al comunicarnos, al hablar?
Me pone muy nerviosa tener una persona delante a la que no entiendo porque habla muy rápido y encima bajito. Primero le puedes preguntar "¿Qué?" y que la persona repite su frase. Pero, ¿qué pasa si vuelve a decirla sin vocalizar y bajito? Alguna vez he respondido a la segunda que me perdonara, que no lo había oído bien, pero insistir y estar en bucle hasta proponerle con cariño que vocalice suena raro. Es violento. Y más cuando sé que eso sucede en personas con historias vitales en las que hay o ha habido inseguridad y falta de confianza, algo que está más que comprobado en formaciones de voz y comunicación. Así que trato de ser muy respetuosa y no insisto, a menos que me pidan ayuda. Lo ideal sería comunicar así sin gritar pero alto y claro, por favor. Directo y con una sonrisa.

No sé si has visto Her, pero, ¿puede uno enamorarse de una voz?
Sí. Enamorarse de una voz es posible. A mí me encanta la del padre de mi hijo, la de mi hijo, el recuerdo de la de mi padre, la de mi madre, a la que se parece en algo la mía… y claro que es porque los quiero y conozco pero, ¿cuántas veces conectas con alguien solo a través de la voz, en una llamada de teléfono, por ejemplo? Por sus matices, por las palabras que escoge, por la energía de la persona… todo queda reflejado en la voz, de manera voluntaria o involuntaria. ¿Cuántas veces has llamado a un amigo por teléfono y le has escuchado tan decaído que le has preguntado sin dudar si estaba bien?

En el mundo de la radio hay un montón de historias de locutores y locutoras con una corte de admiradores interminable. Las conozco de primera mano después de trabajar como periodista, tanto en tareas de producción como de dirección y realización de un programa, y eso ocurre porque la voz atrapa. De la misma manera ocurre en las industrias en las que se echa mano de ella, como en el mundo de los negocios o la publicidad: la voz conecta la emoción con la intención. De una energía llevas a una acción con tu voz. De un spot, a una compra. Relación directa.

Trabajando en lo que trabajas, ¿cuántas veces te han preguntado si has visto Her?
Pues tienes el honor. Una.

Sigue a Ana Iris Simón en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.