bob 808 fanzine fotos
Todas las imágenes vía Ignacio Hergueta 
Fotos

Fotos costumbristas de España que te harán echar de menos el tiempo perdido

Ignacio Hergueta ha documentado durante años el día a día de distintas ciudades españolas en su fanzine 'Bob 808'
19 Junio 2020, 7:02am

Ignacio Hergueta tiene 25 años, es fotógrafo y videógrafo pero se gana la vida restaurando muebles y dice que le flipa el costumbrismo. "Muchas veces no somos conscientes de que el mundo está siempre en continuo cambio y mi intención es fotografiar ese cambio, por eso me gusta la costumbre, lo cotidiano", dice. En octubre presentó una película documental, Hotel Los Ángeles.

Todo el mundo le llama Bob así que este año y de la mano de Bandiz Studio recopiló buena parte del material que tenía en "Bob808", un fanzine que recopila imágenes cotidianas disparadas en Cantabria -"toda mi familia es de Santander y yo soy el único nacido en Madrid", explica, y dice que ha desarrollado una especie de independencia con la bahía- Madrid, La Rioja y Tenerife.

VICE: ¿Qué hay, Ignacio? ¿Qué tienen en común todas las imágenes de "Bob808", qué te inspira a la hora de disparar?
Ignacio Hergueta: Me inspira mucho el paso del tiempo y el poder que tiene la fotografía de evocarnos el pasado. También me ha movido mucho el trabajo de autores como Eugene Atget, Walker Evans o la nueva objetividad alemana. He fotografiado varias ciudades pero ha sido en Logroño en la que más he podido desarrollar mi trabajo, estudiar su gente y su espacio. Estudie allí, junto a mi maestro Jesus Rocandio y otros como Eduardo Momeñe. Fue donde empecé a experimentar con mi mirada.

¿Por qué lo llamaste así y por qué decides hacerlo?
El proyecto de BOB, llamado así por mi apodo, nació por la necesidad de sacar a la luz en una edición física informal todo aquel trabajo que tenía en mis discos duros mezclado. Quería darle salida pero de una forma distinta a la que estaba trabajando hasta ese momento, de ahí el formato fanzine. Me puse en contacto con el equipo de Bandiz Studio, que tienen un trabajo fresquísimo. Les propuse la idea de darles un saco de imágenes, que de forma libre editaran y experimentaran juntando y haciendo sus propias composiciones y fue todo un acierto.

¿Qué te atrae de la rutina, de la costumbre, y qué hay de diferente en las costumbres de las distintas ciudades que has retratado?
Me gusta mucho el costumbrismo, la gente y los lugares donde vivimos, todo está en constante cambio y me gusta retratar ese cambio. Tengo varios trabajos en los que muchos de los lugares o personas que fotografié ya no existen o han cambiado drásticamente. Cantabria, de donde son muchas de las fotografías que aparecen en el fanzine no es excepción, trabajo a diario para documentarla. He vivido en Madrid y las dos principales diferencias que encuentro son lo lejos que queda la naturaleza y la mentalidad de la gente. A veces para bien, otras para mal.

Hay una de las imágenes en las que aparecen carteles de "Se vende". ¿Intentaste, con ella en particular o con este fanzine en general, reflexionar sobre ese fenónemo de la España a dos velocidades, de la gran urbe y la España vacía, el centro y la periferia?
La verdad es que en ningún momento intenté acotar ese tema. Me fijo mucho en el diseño, en la publicidad, en las tipografías, en los grafitis, en los carteles en general. Creo que son un reflejo directo de la sociedad en la que vivimos. Donde ahora hay un espacio vendrá otro y lo ocupará. Me gusta mirar a las cosas cara a cara, las cosas saben hablar sin que las disfracemos con intenciones artísticas. Para mí la pureza fotográfica implica una mirada distante, para que la presentación de las cosas no esté manipulada por las emociones. Normalmente intento alejarme del sensacionalismo en mi discurso fotográfico. Me interesa mucho mas una posición reflexiva, la fotografía como ensayo.

¿Por qué parece que casi todos los productos culturales nacen en Madrid, en Barcelona o como mucho en algunas capitales andaluzas? ¿Qué pasa con eso?
Creo que es lógico que en las grandes ciudades sea mas fácil conectarse entre sí. Los proyectos al final son una red de gente que se organiza para hacer algo, en una ciudad es más fácil conseguir juntarte con gente que tiene tus mismas ideas, solo por probabilidad. Eso no quiere decir que en las provincias la gente no desarrolle su potencial o no tenga buenos proyectos, yo creo que es más bien que la mirada no esta allí. El arte oculto es arte efímero, estés en NYC o en un pueblo de Mallorca. Cantabria por ejemplo considero que tiene mucho potencial.

¿Quiénes son los protagonistas de tus fotos?
He retratado a todo tipo de gente, desde familiares y amigos a gente random por la calle. Me interesa mucho el retrato posado, pero también me gusta fotografiar la espontaneidad habitual de las calles.

Sigue a Ana Iris Simón en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.