Educación

'Mis padres me adoctrinaron apuntándome a un colegio católico'

Jóvenes catalanes hablan sobre el adoctrinamiento en las escuelas.
24.10.17

Con tres años me disfracé de chulapa en la guardería. Con 10, en Conocimiento del Medio, me enseñaron antes los ríos de la Comunidad de Madrid que los del resto de España. Con 14 estudiamos a fondo lo que ocurrió el 2 de mayo en la capital y nos sentimos muy orgullosos de nuestro pueblo. Con 16, el profesor de música hizo especial hincapié en la Zarzuela y en la obra que Joaquín Rodrigo le dedicó a mi pueblo del sur de Madrid, a la que dedicamos varias clases.

Publicidad

Con 17 años, en segundo de bachillerato, una profesora nos dijo que el examen de Lengua Castellana era más fácil en Catalunya que en nuestra Comunidad Autónoma. Y que eso era injusto, porque repercutía en su nota de corte, así que tendríamos competencia desleal a la hora de escoger universidad. No nos enseñó ningún modelo de examen para demostrarlo, pero nos indignamos mucho.


LEE: Jóvenes catalanes nos cuentan cómo se sienten tras la aplicación del 155


Nadie la acusó de adoctrinarnos. Ni a ella ni al maestro que me hizo disfrazarme de chulapa, ni al que se emocionaba hablando de Manuela Malasaña, ni al que dedicó varios días a estudiar El Concierto de Aranjuez.

¿Qué habría pasado si todas estas situaciones se hubieran dado en Catalunya? Probablemente hoy algún político las estaría descontextualizado y usado como arma arrojadiza. Porque, dicen, a los niños catalanes les adoctrinan en el colegio. Les inculcan ese sentimiento de superioridad y rechazo que les hace querer irse de España. Les prohíben hablar en castellano en los recreos. Pero, como lo dicen personas que, generalmente, no han ido a la escuela en Catalunya, he contactado con algunas que sí lo hicieron para arrojar un poco de luz sobre el asunto.

Júlia, 24 años, Lleida

VICE: Hola, Júlia. Fuiste al colegio en Catalunya. ¿Te adoctrinaban?
Julia: Adoctrinar es una palabra horrible, los niños quizás son vulnerables pero no son estúpidos. Está claro que la educación viene tanto de casa como de la escuela, y precisamente creo que lo que la escuela me proporcionó, tanto a mi como a mis compañeros, fue siempre tener más opciones. No menos.

¿Cómo te sientes cuando oyes ese comentario?
Me da rabia y me daría mucha más si llegara a tener consecuencias reales. Es una mentira deliberada y despiadada, que ofende (intencionadamente) a los que hemos crecido en escuelas en Catalunya, pero también a los que tanto lucharon y luchan por recuperar y mantener la escuela en catalán.

Publicidad

¿En qué idioma dabas las clases en el colegio?
En primaria dependía de la tutora que daba la mayor parte de asignaturas. Recuerdo que un año tuvimos a la señorita Lourdes, que hablaba en castellano, así que ese año hicimos sociales, naturales y matemáticas en castellano. Creo que nadie se quejó.

"En el recreo hablaba castellano o catalán dependiendo de con quién jugara: a Pablo y a Alicia les conocí en castellano y después ya me costó hablarles en catalán"

Y en el recreo, ¿qué lengua usabas?
En el recreo dependía un poco de con qué amigos jugara: a Pablo y a Alicia les conocí en castellano y después ya me costó hablarles en catalán. Con los demás predominaba el catalán.

¿Crees que habrías sido distinta si hubieras ido al cole en Castilla y León o Murcia?
Puede ser. No en el carácter, supongo, pero a lo largo de mi educación he tomado consciencia de cómo, pese a las represalias y la censura, una lengua y una cultura como la catalana se han mantenido vivas y han dado grandes obras al mundo. Aparte de la libertad que me da poder escoger en qué idioma me expreso. Ojalá en Castilla y León y en Murcia se enseñaran también el galego y el euskera. Cuanto más cultos, mejor.

Oriol, 26 años, Palamós (Girona)

VICE: Oriol, ¿en qué lengua eran tus clases en el colegio?
Oriol: En catalán, excepto inglés y castellano. Yo hablaba catalán, ya que es la lengua con la cual me siento y me expreso más cómodamente. De todas formas, quien prefería expresarse en castellano (profesores incluídos), así lo hacía. He estudiado hasta los 22 años. No recuerdo nunca ningún problema ni reproche hacia nadie.

¿Regañaban o castigaban a quien hablaba castellano?
Sí. Durante la asignatura de Lengua Catalana. De la misma forma que se prohibía hablar en catalán durante la asignatura de Lengua Castellana, o en cualquier idioma que no fuera en inglés si la clase era de Lengua Inglesa.

"Sí que me sentí adoctrinado en la escuela. Mi impresión es que he recibido adoctrinamiento debido a que mis padres me escolarizaron en un colegio católico"

¿Alguna vez te sentiste adoctrinado?
Sí. Mi impresión es que he recibido adoctrinamiento debido a que mis padres me escolarizaron en un colegio católico. Pero ese fue el único punto en el que me sentí adoctrinado. Lógicamente, fue una decisión totalmente libre por parte de ellos, pese a no ser compartida por mí. En aspectos lingüísticos y políticos me han enseñado a respetar mi lengua materna, el catalán, con tres horas de estudio semanales. De la misma forma se me enseñó la lengua castellana, con el mismo número de horas semanales de clase.

En selectividad, ¿en qué examen sacaste mejor nota: catalán o castellano?
Castellano.

Publicidad

¿Por qué crees que fue?
Porqué es más fácil de escribir que el catalán, creo. Además siempre influye el docente que te prepara para las pruebas. Y, en mi caso, creo que me preparó mejor el profesor de castellano. Así de simple.

Neisha, 23 años, Sitges (Barcelona)

VICE: ¿Te has sentido aleccionada alguna vez por el sistema educativo catalán?
Neisha: No. En cuanto a nacionalismos o lenguajes, nunca.

¿Y en otros aspectos?
Sí. Creo que en la educación en España hay un adoctrinamiento del que no se habla y es el de la religión católica y el del sistema patriarcal. Hay mucho tabú en la educación sexual, sobre todo por un catolicismo y una parte de la sociedad que se niegan a admitir que lo que viene, la juventud, trae valores diferentes: ya no se considera el género de una manera binaria o tan marcada, hay y se aceptan diversas tendencias sexuales… todo está cambiando y no quieren admitirlo.

También creo que el hecho de que cada vez se le de menos importancia a asignaturas como Filosofía o Música tiene algo de adoctrinamiento, y es culpa de una sociedad capitalista de derechas que se centra todo el rato en la economía, el trabajo… en producir y no pensar ni crear. Porque el libre pensamiento no interesa.

"La idea de que nos prohíben hablar en castellano en el colegio es absurda. Sí que me suena que a los que hablaban catalán en época franquista se les castigaba…"

Dices que cada vez se le da menos importancia a la Filosofía o la Música. ¿Estudiabas tú, por ejemplo, literatura española, o sólo catalana?
Personalmente, durante todos los cursos académicos, estudié libros de autores catalanes, españoles, ingleses y de otros lugares. Cuando llegué a Bachillerato, además, elegí Humanidades, y una asignatura que se llamaba Literatura española.

¿Alguna vez te prohibieron usar el castellano o te regañaron por hablarlo?
No. Eso es absurdo. No sé quién ha difundido esta idea, pero es absurda. Hay profesores, padres, alumnos…que hablan tanto en castellano como en catalán. Es un ambiente completamente diverso, y hablamos indistintamente, según la persona, en una lengua u otra. No hay ningún tipo de distinciones hacia los idiomas en Catalunya. A los únicos que sé que regañaban y castigaban es a los que hablaban catalán en la época franquista. Eso sí que me suena.

Clara, 25 años, Platja d'Aro (Girona)

VICE: Hola, Clara. Además de ir al cole en Catalunya, fuiste profesora allí. ¿Adoctrinabas a tus alumnos?
Clara: No. Creo que los profesores somos conscientes de la responsabilidad que conlleva educar a los niños y en ningún caso las clases se centran en opiniones particulares o personales sobre lengua o política. Mi opinión personal creo que es eso, algo personal, y no la transmito en clase justamente para evitar este tipo de preguntas polémicas.

¿Y a ti te adiestraron para ser nacionalista?
Nunca lo he sentido así: he nacido, crecido y vivido en Catalunya la mayor parte de mi vida y siempre me he sentido libre de elegir qué pensar y en qué lengua hablar. En la escuela se nos enseña tanto catalán como español y tanto historia de España como historia de Catalunya, de modo que creo que crecemos con la información necesaria para formarnos una idea de la realidad u opinar con criterio y, obviamente, hacerlo de forma libre.

"Los profesores somos conscientes de la responsabilidad que conlleva educar a los niños y en ningún caso las clases se centran en opiniones personales sobre lengua o política"

Hay artículos, como este , que afirman que España es invisible en el relato histórico y geográfico en algunos libros de texto catalanes. ¿Tuviste alguno así?
No. Siempre me he sentido informada como estudiante de ambas historias y siempre he informado a mis alumnos como profesora de catalán y de español que soy. De hecho, a título personal os puedo decir que estudié en Catalunya y tras el proceso de supuesto "adoctrinamiento" escolar decidí, curiosamente, estudiar filología tanto hispánica como catalana.

En cuanto al artículo citado, diré que me parece de una credibilidad relativa, ya que se centra solamente en páginas muy específicas de los libros que, por cierto, están sacadas de contexto. Como ya he dicho, yo siempre he recibido formación sobre ambas historias y me parece algo más que normal, si se tiene en cuenta que se relata la historia del entorno más inminente del alumnado y del contexto general.

Publicidad

¿Por qué crees que se está fomentando que haya colegios públicos bilingües en España (en inglés), pero se critica a veces el modelo de inmersión lingüística catalana?
Entiendo que en algunos centros en España la educación sea bilingüe español-inglés por razones obvias, pero me parece hipócrita criticar el modelo de inmersión lingüística en Catalunya y luego aplaudirlo si la segunda lengua es el inglés. Cualquier conocimiento extraordinario que podamos dar a nuestros alumnos es beneficioso para ellos.

Arnau, 23 años, Mataró (Barcelona)

VICE: Arnau, ¿qué sientes cuando oyes a alguien decir que los coles catalanes adoctrinan niños?
Arnau: Primero siento pena por quien lo piensa (¿será que los adoctrinados son ellos?). Pero luego siento indiferencia porque creen saber cómo es la educación en Catalunya y yo lo sé —y aquí radica la abismal diferencia, en saber con certeza o en creer.

¿Crees que serías un adulto distinto si hubieras ido al colegio en La Mancha o en Cantabria?
Pues según revelan los informes PISA, hubiese tenido más probabilidades de sacar peores notas..

"Es más fácil justificar que una parte de la población catalana quiera separarse diciendo que se les ha lavado el cerebro que admitiendo que los políticos del Gobierno Central son inútiles"

¿Es cierto que se obvia a España en algunas asignaturas, como Historia?
Para nada. Lo bueno de estudiar historia en Catalunya es que estudiamos nuestra Historia, nuestra lengua y nuestra cultura y las de España en conjunto (incluso antes de que fuera un país como tal).

¿Por qué se critica entonces tanto el modelo educativo catalán?
Porque es más fácil justificar que una parte de la población catalana quiera separarse de España porque se les ha lavado el cerebro desde pequeños que admitir que los políticos del gobierno central son inútiles y han gestionado mal todo desde el principio

Edith, 23 años, Barcelona

VICE: Hola, Edith. ¿Qué les responderías a los que piensan que en Catalunya se lava el cerebro a los alumnos?
Edith: Les diría que aquellos que no consiguieron ni un senador en las pasadas elecciones catalanas son los que ahora quieren acabar con el gobierno votado por los catalanes, cesar a sus representantes, controlar sus medios, ilegalizar partidos, silenciarnos y obligarnos a seguir las órdenes de aquellos que repudiamos. ¿No es eso, pregunto, un intento de adoctrinamiento de la disidencia?

Pero, ¿a ti te lo lavaron?
Para nada. Hija y nieta de catalanes, he sido independentista toda la vida, lejos de ser algo que me hayan inculcado en la escuela. Te hablo del independentismo como algo que nace de un sentimiento y que ha acabado derivando para muchos en algo de sentido común a día de hoy, pero que al fin y al cabo empieza así, como el sentimiento de una minoría. Es más, recuerdo la vergüenza que me daba hace 15 años decir algo relativo a la independencia, porque no se llevaba, ni molaba ser un catalufo, molaba España, la selección…

Publicidad

Recuerdo hasta querer castellanizar un poco mi catalán. Con expresiones, con la pronunciación de la "ll" como si fuera una "i"… sentía que era más guay. No preguntaba en catalán cuando me dirigía a alguien, no escribía en catalán en las redes sociales… Qué lástima me da recordarlo, de verdad. Y no era por adoctrinamiento tampoco, sino por un tema meramente social.

A pesar de eso, nadie me ha prohibido hablar en ningún idioma, he tenido siempre la libertad y capacidad de decidir por mí misma. Y con los años ha sido como un empoderamiento.

"Recuerdo la vergüenza que me daba hace 15 años decir algo relativo a la independencia, porque no se llevaba, ni molaba ser catalufo. Molaba España, la selección…"

¿Por qué hay gente —y partidos políticos— que reclaman modificar el sistema educativo en Catalunya?
Porque está claro que no interesa, que el catalán no interesa. No interesa dar un ápice de nada a Catalunya, y menos con cuestiones de identidad, no vaya a ser que se venga arriba y acabe revolucionando a quien estaba muy bonito dormidito. No nos quieren dar herramientas para que sigamos creciendo y evolucionando, nos quieren callados y dominados.

Es por eso que nos reprimen y nos intentan minimizar, como lo hizo el franquismo. Lo que pasa es que ahora cada vez somos más, por lo tanto se ve más, tiene más impacto. Y por supuesto, con la revolución 2.0 todo llega a todas partes al momento. Aunque el fascismo siga en el poder político, policial y judicial, cada vez tenemos menos miedo a combatirlo, y cada vez estamos más seguros que la herencia franquista aquí en Catalunya tiene los días contados.

Rubén, 22 años, Sant Celoni (Barcelona)

VICE: Rubén, ¿te sentiste adoctrinado en la escuela, el instituto o la universidad?
Rubén: He cursado toda mi vida escolar en Catalunya. En este sentido no considero que se me haya adoctrinado en este estadio con el que juegan como un "Frisbee" los políticos en el Parlamento y que implica este concepto, el de amor por una nación (en este caso cultural); es decir por unos símbolos, una bandera, una historia determinada.

De hecho me gustaría poner a consideración que en cierta medida cualquier tipo de educación puede implicar desde un punto de vista subjetivo y fundamentalista un adoctrinamiento, si entendemos éste, como hacen algunos, en el imponer nuestro modo de ver el mundo o nuestra ideología sobre otro. Lo cual debería hacernos reflexionar sobre que en la escuela no es el único lugar donde se puede dar adoctrinamiento.

"Cualquier tipo de educación puede implicar, desde un punto de vista subjetivo y fundamentalista, un adoctrinamiento"

¿Por qué se usa entonces el adoctrinamiento en Catalunya como arma política?
Porque es una herramienta más en esta lucha de nacionalismos que se está dando y se ha dado desde hace años. En este mismo sentido, puede indicar que alguien que usa el argumento del adoctrinamiento no se ha informado ni se ha molestado en ver datos (no casos concretos sino datos representativos para el conjunto de la sociedad catalana), o que quieren ignorar esos datos y lo único que buscan son argumentos para rebatir a su contrario. En este caso es un contrario político, en el cual identifican ese otro nacionalismo al cual se enfrenta en este momento el Estado español y que es el nacionalismo catalán.

¿En qué idioma eran tus clases en el colegio?
No existía un idioma predefinido (exceptuando obviamente las clases de Lengua), normalmente el idioma de la asignatura dependía de con cuál se sintiera más cómodo el profesor. Por otro lado, no solía existir problema con que te expresaras en catalán o castellano.