Tyler, the Creator transforma las colaboraciones con marcas

Tyler, the Creator transforma las colaboraciones con marcas

La alianza con Converse de su línea Golf Le Fleur establece un nuevo panorama en el mundo de la moda accesible.
Ryan Bassil
London, GB
CF
traducido por Cynthia Franco

De toda la humanidad fue Mark Hoppus quien predijo el cambio. Hablando en una conferencia sobre la industria musical en el Midem del 2013, el integrante de Blink-182 sugirió que el futuro del negocio musical debería incluir más colaboraciones con marcas. “La influencia de las marcas en las bandas, que hay hoy”, dijo, “es algo que va a estar sucediendo cada vez más”. Hoy esta profética afirmación sigue siendo muy precisa, y lo mejor es que la dijo un hombre de más de cuarenta años, que aún usa gel en el cabello y bermudas de skateboarding.

Publicidad

Desde entonces hemos visto una abundancia de alianzas entre marcas y músicos, específicamente relacionadas con moda. Kanye West y A.P.C., Rihanna y Puma. Beyoncé y Topshop. Artistas y marcas han iniciado sus líneas a través de kick-starter (para más información busca King Krule, XL Recordings, Gucci Mane). Este tipo de unión no es nueva -¿recuerdan a Rocawear, la marca de JAY-Z que lanzó en 1999?, ¿o los días en los que Sean John, la marca de P. Diddy, era nueva?-, pero ha progresado a una era de estabilidad de alianzas entre marcas y música. Los productos ya no recuerdan a esa soñada época en que los coleccionistas de tenis enloquecían (hola colaboración de Kanye West con Bape en 2007). En vez de eso, ahora son menos estrafalarios y se consiguen en la tienda más cercana de tu barrio.

Y ocupando el trono de la moda urbana está Tyler, the Creator. En el 2013, cuando la mayoría de las marcas estaban aún negociando sus colaboraciones, él se encontraba celebrando al ritmo de "WHOA" (de Earl Sweatshirt), por haber vendido un cuarto de millón de calcetines. Así mientras puedes culparlo por la manada de adolescentes que se vistieron como canastas de huevo de pascua durante los dos veranos antes del 2010, también puedes galardonarlo como catalizador del incremento en la calidad de las líneas de ropa lideradas por músicos. Echa un vistazo a su más reciente catálogo de su línea de ropa de golf –una opción más colorida frente a su rival de LA Palace-, o su pasarela de ropa para skateboarding y BMX, y pregúntate esto: ¿qué músico ha hecho algo similar, de forma exitosa y por un precio razonable?

Publicidad

La respuesta honesta es, creo, nadie más. Los Yeezy Season de Kanye West son artículos de otro nivel. Y mientras es impresionante (¡¿alguna vez The Beatles vendieron maquillaje?!), la línea Fenty Beauty de Rihanna opera en un medio distinto. Hoy Tyler ha lanzado lo más reciente de su colorido guardaropa: tres líneas de su colaboración Golf Le Fleur con Converse.

Un par de cosas son importantes sobre esto: uno, la gama de color rosa es sensacional; y dos, la puedes conseguir donde sea. ASOS, Goodhood, Offspring, Sneakers’n’Stuff, buscando en línea te das cuenta que cuatro tiendas a una distancia de 5 minutos caminando desde las oficinas de Vice Londres, tienen los tenis disponibles, un incremento masivo en comparación con la exclusiva experiencia de su pop-up show del 2012 en el este de Londres. Esta relativa accesibilidad me interesó, e inmediatamente después de llegar al trabajo, me dirigí al local más cercano para echarles un vistazo y quizá hacer una compra.

Los entusiastas de la moda urbana en ocasiones dicen que un lanzamiento es como una droga, que estar en la fila de la tienda esperando a poder comprar el producto es equivalente a darse una buena fumada de PCP. Nunca había experimentado eso antes pero ahora sé que es verdad. La línea era muy corta: sólo otra persona y yo, pero la vibra se sentía algo excitante. Nadie hablaba pero ambos sabíamos la razón por la que estábamos ahí. Mi mudo acompañante tomó dos pares inmediatamente. Yo únicamente un par. Mientras pagábamos me preguntó qué color había comprador. ¿Será esta la forma en que se establecen amistades?

Publicidad

De regreso en la oficina me sentí de verdad como si me hubiera tomado dos espressos para aguantar la agitada mañana. Es fácil notar lo peligroso que es el juego de comprar moda urbana como si fueran drogas. Y dejando de lado la estimulación, los tenis están increíbles. Aquí algunas fotos de ellos:

¿Tres diferentes opciones de agujetas? Una bonita bolsa eco-friendly, que también sirve para ir por el mandado. ¿Gamuza rosa con detalles en las costuras? ¿Una suela de flores? ¿Fácil coordinación con cualquier outfit de color pastel? Considera bien esto y consíguete un par.

Con este lanzamiento, Tyler, the Creator, cumple la promesa que una vez hizo Kanye cuando lanzó su línea de ropa, de que la creatividad y la buena ropa no tienen que costar un millón de dólares. Mientras más y más colaboraciones de marcas de ropa y la cantidad de artistas inviritendo en moda incremente, podemos ver la línea de golf de Tyler, the Creator en colaboración con Converse, como un modelo de hacer las cosas bien. Lo mismo sobre los Puma de Rihanna.

El argumento de que las marcas son unas hijas de puta sin alma, que existen para poco más que hace dinero, sigue sobre la mesa. Por otro lado, la moda y la música siempre han estado atadas intrínsecamente. El rapero Cam’Ron usando el suéter rosa de Coogi, en el video de Dipset freestyle. La moda del UK Garage con estampados de Moschino por todos lados. Lil B y The Pack rompiéndola con una rola que bien podría haber sido un comercial de Vans. Mientras estas ligas son naturales, algunas de las colaboraciones de hoy pueden sentirse sin vida, con artistas lanzando un producto sólo por el dinero y la marca haciéndolo por la popularidad.

Esta alianza entre Tyler, The Creator y Converse se siente distinta, tan orgánica como práctica. El tenis no es tan diferente como el de la línea de golf original de la que es dueño. La única diferencia es la difusión del producto, ya que Converse está ayudando a que sus creaciones lleguen a muchos más rincones. Podrías decir que Mark Hoppus tiene razón y y las marcas están teniendo más influencia que antes en los músicos, haciendo con ellos campañas que pueden sentirse estériles, y embolsándose unos pesos más. En el caso de Golf Le Fleur es todo lo contrario. Hoppus no tiene razón. Esta vez el músico es quien está teniendo una influencia sobre la marca que antes no tenía.

Puedes encontrar a Ryan en Twitter.