Publicidad
música

Las nuevas chicas que no te puedes perder de la música urbana española

Atentos a lo que viene.

por Madjody
01 Agosto 2018, 4:00am

Cho Fernandes (izq). imagen vía Instagram/Juicy Bae (dcha.) imagen vía @rafacresp_

Hace apenas 5 años de la eclosión de este reinventado y ominipresente género que finalmente hemos convenido en nombrar música urbana, y que engloba todo un compendio de géneros o estilos (rap, trap, r&b, reggaeton, dancehall…) que antes aparecían claramente diferenciados.

Durante este lustro, figuras como Somadamantina , Ms Nina y Zowi fueron las neopioneras en el objetivo de destacarse en una sobrepoblada de testosterona escena española.

Pocos años después, tanto Bad Gyal como Rosalía, daban otra vuelta de tuerca aportando sus propias influencias a este movimiento y consiguiendo alcanzar cotas de popularidad y relevancia que parecían imposibles de imaginar en el mercado hasta ese momento. No nos olvidamos de Gata Cattana que vio truncada su más que factible escalada con su prematura muerte a principios de 2017.

Hace apenas año y medio Nathy Peluso ha sido la última artista femenina en conseguir un fulgurante éxito, un éxito el cual por fin se visualiza para las artistas femeninas como cada vez más viable y que está animando a muchas otras a emprender el duro e impredecible camino hacia la gloria musical.

Durante el último año hemos visto como D’Valentina, Bea Pelea, Albany o Shainny destacaban en la lucha por alcanzar el top de la música urbana. Afortunadamente, en la actualidad el elenco de candidatas a engrosar este rooster es tan amplio y heterogéneo como la carta de un wok.

S/O para mi partner @titadesustance x el plugg. 😘

ALEESHA

Aleesha Rose es posiblemente la promesa más firme de la música urbana en España. El talento de la joven ibicenca de 19 años de origen indonesio-británico se desborda por todos lados. A la puesta en escena más propia de artistas con bastantes años de bagaje delante de los focos, hay que sumarle una muy bien dotada voz que fluye acertadamente sobre ritmos que van a caballo entre el r&b y el pop (todo ello cantado en inglés). Una combinación que generalmente cuando ha estado firmada por artistas españoles, raramente ha tenido una acogida masiva por parte del público. Pero estamos en 2018 y no hay nadie mejor colocada para cambiar esta maldita tradición.

Si queréis leer más sobre ella, aquí encontraréis una entrevista que le hicimos hace unas semanas.

MARÍA JOSÉ LLERGO

Durante los últimos dos años, el fenómeno Rosalía ha hecho que muchos de los que para nada somos entendidos en flamenco, hayamos acercado nuestros oídos o incluso atrevido a opinar sobre las jóvenes propuestas que, con influencias en ocasiones musicales y/o estéticas de la música urbana, nos van llegando a cuenta gotas.

Dejando a un lado las odiosas comparaciones, la joven pozoalbense (Córdoba) afincada en Barcelona María José Llergo, a todas luces es una de las candidatas más firmes a tender lazos entre ambos géneros. La cordobesa ya ha dejado patente en su aclamado clip “Niña de las Dunas”, un talento incontestable para con el flamenco pero nos consta que tiene en mente incursiones están más cerca de la música urbana y, visto lo visto, estamos impacientes por ver con que nos puede sorprender sus futuros proyectos.

Si quieres saber más sobre María José Llergo puedes leer aquí la entrevista que le hicimos para El número de la música de nuestra revista.

AKASHA KID

Akasha Kid es una jovencísima (tiene solo 17 años) cantante argentina criada en Honduras que desde hace aproximadamente 4 años reside en Málaga y cuyo primer tema en YouTube no ha cumplido ni siquiera el año de vida. Si hay una capacidad que se le adivina, esta es la versatilidad, tanto idiomática (alterna el inglés como el castellano) como la estilística (canta y rapea sobre ritmos que coquetean con el trap, el r&b o el dancehall), no obstante sus ya numerosas experiencias e influencias pluriculturales, hacen de Akasha un crisol de estilos y una de las apuestas más ilusionantes para la nueva escena española.

KENYA RACAILE

La valenciana (concretamente de Montserrat) Kenya Racaile ha hecho del vacileo (como ella misma dice “ tengo a mis lobos comiendo de mi mano”), el deseo de dinero, el malianteo y los ritmos latinos, su carta de presentación. Kenya nos ofrece una música sin pretensiones, enfocada a la calle y destinada a que el público repita sus pegadizos estribillos moviendo el culo dentro y fuera de la pista. Todos estos alicientes forman parte de su apuesta de éxito. Si te gusta la música de Kaydy Cain, hay un porcentaje altísimo de que Kenya Racaile, sea el próximo nombre que tengas que incluir en tus playlists.

SOMBRA ALOR

Podríamos decir que Sombra Alor es, a estas alturas de la película, una rara avis dentro de esta escena. Es una de las pocas artistas del género que, no solo no huye despavorida cuando oye el calificativo hoy en día totalmente en extinción de “emcee”, sino que se enorgullece y denomina a sí misma de tal manera. La barcelonesa es integrante de diversos proyectos musicales tales como Tríbade, Ketekalles, Micro Libre Bcn y el homónimo “Sombra Alor”. Todos con el nexo en común de la reivindicación y el intento de visualización del sentimiento de los más oprimidos. Si lo dicho anteriormente a parte del público ya le puede repeler inmediatamente por pensar que se trata de un rap aburrido, donde los sermones y la falta de musicalidad son los protagonistas; quizá sería buena idea revisar sus prejuicios y escuchar su música primero.

NEISHA

Neisha es el 50% de Crimen Pasional, como ellos se autodefinen “el primer grupo de reggaetón en catalán”. Como si de una versión actualizada de Pimpinela se tratase (en este caso con un nivel mucho mayor de consenso entre ellos), la catalana (junto a su compañero Briganti Boy) está labrándose su propio espacio en esta competitiva escena, enfrentándose con su performance y explicitud lírica a la mojigatería y corrección política que aún existe alrededor del tema del sexo. A día de hoy, aún parece que sigue siendo motivo de asombro el que una chica sin acento latino cante abiertamente a la sexualidad, cosa que puede jugarle tanto en contra, como a favor. Nosotros apostamos por ella.

CELIA KUSH

Granada nos ha demostrado durante los últimos tiempos que es una factoría inacabable de jóvenes aspirantes a hacerse un hueco en la escena. Si hablamos concretamente del Albaicín, es ineludible que Kefta Boyz nos vengan a la cabeza. Ese mismo entorno es el que ha visto crecer a esta granaína. De hecho, la fórmula de Celia Kush, de 21 años, es totalmente reconocible. Un reggaetón que es una oda contínua a la calle, sin florituras, con kilos y kilos de autotune y toneladas de descaro. Hace demasiado que no sumamos caras nuevas al star system del perreo hecho en España y va a ser cuestión de retener en mente la de Celia.

CHO FERNANDES

Cho Fernandes es otra muestra de lo que ya está pasando en una escena actual donde las etiquetas son cada vez más inútiles. La versatilidad es hoy en día una de las cualidades que más abundan en la nueva ola de talentos nacionales. Dándonos un paseo por el año de vida de su canal de YouTube, podemos ver como la madrileña ha ido derivando desde un r&b contemporáneo en sus inicios, hasta un estilo mucho más áspero y cercano al trap en su último vídeo “Bingo”. La capitalina ya ha demostrado su capacidad para cantar, rapear y rodearse de contrastados productores. No estará de más mantener en el radar a la figura de Cho Fernandes.

JUICY BAE

La sevillana Juicy Bae ya lleva unos cuantos meses avisando de que tiene que ser alguien a tener en cuenta en la quiniela de aspirantes a comerse un trozo del pastel. Su método se ha fundamentado en nutrir su canal de YouTube a base de una propuesta de trapsoul donde combina el inglés con el castellano, las partes cantadas con las rapeadas, todo ello con una acertada elección de beats y con un muy sutil uso del autotune. Queda claro que la andaluza es una clara opción de futuro a la hora de seguir abasteciendo de buenas y variadas opciones a la joven escena española.

AIDA TIBAK

Una única canción, un único video en YouTube, una letra simple y un estribillo pegadizo como un chicle sobre un ritmo funk brasilero: es la fórmula que le ha bastado a Aida Tibak para llamar nuestra atención. “De Lao a Lao” de la cantante catalana de origen argelino, tiene todos los ingredientes para convertirse en una de esas canciones que no puedes quitarte de la mente durante todo el verano. La hermana menor del mítico Drakuling Ko-Karim (compañero de batallas de Cecilio G. en sus inicios en la música), nos ha hecho estar muy atentos a sus próximas novedades.

***

No os durmáis con: Cariatydes, María Sioke, Inanna K, Kris Lavey, Agualamata.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.