Publicidad
tv

Fantasma, el lobo huargo, es el mejor candidato para el Trono de hierro

Los humanos tuvieron su oportunidad. La fastidiaron. Larga vida a la dinastía huargo.

por River Donaghey
19 Mayo 2019, 6:13pm

Fotos originales cortesía de HBO

Solo nos queda un episodio de Juego de tronos y todavía no hay un claro ganador en la carrera hacia el Trono de hierro. Vale, Daenerys derrocó a Cersei y tomó Desembarco del Rey en un mar de fuego de dragón, pero le costó su cordura y la confianza de sus súbditos, y probablemente morirá antes de que termine la serie. Entonces, si Dany está fuera, ¿quién va a terminar gobernando?

Las casas de apuestas en Las Vegas apuestan por Bran, e internet está saturado de opiniones sobre cómo Sansa o Jon Nieve o Gendry o, literalmente, cualquiera debería terminar con la corona. Pero seamos realistas: Bran es un Dr. Manhattan de la Edad Media y sería un rey horrible; Sansa aprendió demasiado de Meñique; Jon Nieve es un pésimo militar y de todos modos no quiere el trono; ¿y Gendry? Venga, ya vale.

Si la última temporada de Juego de tronos nos ha enseñado algo, es que ningún humano es lo suficientemente bueno como para gobernar Poniente. Solo queda un personaje que ha demostrado, una y otra vez, que realmente merece sentarse en el Trono de hierro: Fantasma, el lobo huargo, obviamente.

En realidad, ya sabes que es verdad. Pero de todos modos vamos a demostrarlo, ¿vale?

Es un auténtico héroe de guerra

Mientras Jon Nieve surcaba torpemente los cielos a lomos de Rhaegal durante la Batalla de Invernalia, Fantasma estaba en el frente. No estaba asustado, no corrió lloriqueando por los montes; guió a los ejércitos a una muerte casi segura sin siquiera una coraza para protegerse. Cuando decenas y decenas de hombres cayeron a su alrededor en la batalla, Fantasma se enfureció, arrancando extremidades con sus poderosas mandíbulas mejoradas con tecnología 3D. Y de alguna forma, sobrevivió, con solo unas pocas heridas superficiales y media oreja menos para demostrarlo.

Desde Robert Baratheon hasta Aegon el Conquistador, los reyes se han ganado su lugar en el Trono de hierro mediante la valentía y la fortaleza en el campo de batalla, y eso es exactamente lo que ha hecho Fantasma.

Pero Fantasma no es solo un noble luchador. No será simplemente otro despiadado rey guerrero. Porque él, como algunos (pocos) gobernantes de Poniente antes que él, tiene corazón.

Es profundamente empático y cariñoso

¿Hay alguien en el mentiroso, engañoso y falso universo de Juego de tronos que haya sido tan cariñoso y leal como Fantasma? Ni de cerca. Lamió las lágrimas de Sam durante esos primeros días en la Guardia de la Noche y se quedó con el cadáver de Jon Nieve hasta que Melisandre lo trajo de vuelta.

Poniente necesita un rey que se preocupe por sus súbditos y nadie se preocupa tan profundamente ni tan fielmente como Fantasma.

El Norte le seguirá

Fantasma no es solo miembro de la familia Stark, es la encarnación viva del sigilo de los Stark. El lobo huargo es una bestia casi mítica en el norte, y las casas que aún permanecen en pie después de la guerra contra los Caminantes Blancos seguramente doblarán la rodilla ante Fantasma cuando tengan la oportunidad. Sabes que Lyanna Mormont pronunciaría un gran discurso sobre él si aún estuviera disponible.

Ha sido el cerebro detrás de Jon Nieve durante años

¿Quién le advirtió a Jon que había un espectro en la oficina del Lord Comandante? ¿Quién lo ayudó a encontrar ese escondite de armas de vidriagón? Fantasma ha sido el Cyrano de Jon Nieve desde el principio, y Jon también lo sabe. Aquí está la cuestión: ¿cuando Jon Nieve le dijo a Tormund que los lobos huargos "no tienen sitio en el Sur", se estaba refiriendo al hecho de que el clima es demasiado cálido allí, en Desembarco del Rey, o estaba haciendo una insinuación sobre el derecho legítimo al trono de Fantasma?

¿Por qué eres tan especista, Jon? ¿No podrías siquiera darle una caricia final antes de dejar Invernalia? ¿O estás realmente tan asustado por la forma en que Fantasma se ha convertido en un ser más inteligente, más valiente y más abierto de lo que tú nunca serás, que ni siquiera puedes soportar tocarlo antes de abandonarlo para siempre?

Ah, y hablando del tema de las caricias...

Es el más bueno y se merece todas las caricias

En serio. Esto debería ser evidente. ¡Simplemente míralo! ¿Quién es un buen lobito? ¿Quién es un buen lobo? Sí, sí, sí que lo eres. ¡Sí eres tú! Ven aquí, hey... oh, lo siento, para, la herida en tu oreja se ha abierto de nuevo y estás manchando de sangre toda la alfombra. Déjame pillar un trapo. ¡No lo lamas! ¡Eres tan dulce! ¡Para! Oh, olvídate de la sangre, ven aquí. Eso es. Buen chiiico. Shhh

La serie se puede permitir utilizar la animación 3D

Aparentemente, la razón por la que Fantasma ha estado tan notablemente ausente en las últimas temporadas es que los lobos huargos son un auténtico dolor de cabeza para los técnicos del 3D. En 2016, el director del capítulo "La batalla de los bastardos", Michael Sapochnik, contó a Business Insider que eliminaron a Fantasma de la batalla porque es "increíblemente lento y costoso darle vida".

"En última instancia, tuvimos que elegir entre Wun-Wun y el lobo, así que quitamos al lobo", dijo. También es probable que esa sea la razón por la que nos regalaron una despedida tan mala de Jon y Fantasma unos episodios antes.

Pero, ¿qué pasa con el final de la serie? Wun-Wun está muerto, los Caminantes Blancos se han ido, y dos de los tres dragones están completamente amortizados. Ya no quedan muchos personajes generados por ordenador que requieran mucha mano de obra, así que, vamos, dadnos un poquito de Fantasma. Que alguien saque el Trono de hierro de los escombros de la Fortaleza Roja y lo lleve a Invernalia, donde Fantasma pueda ocupar su lugar como rey. Es lo correcto.

Los humanos tuvieron su oportunidad. La fastidiaron. Larga vida a la dinastía huargo.

Este artículo apareció originalmente en VICE US.