Publicidad
música

Shainny nos explica qué es ser una maliantera

Shainny estrena 'Maliantera', el single con el que anuncia su primer EP.

por Ana Iris Simón
28 Junio 2019, 6:50am

Imagen vía @follyivvan

Shainny (Marta, de 21 años, Madrid) empezó a subir vídeos y a sacar temas hace dos años, incluidos dos en colaboración con Sony Music. "Si vienes de donde no hay nunca nada no te puede parecer mala idea trabajar con majors", dice. También que jamás fue una trap queen porque, de hecho, nunca hizo trap. Y que menos mal que hemos dejado de usar la fórmula para referirnos a cualquier tía que haga cualquier cosa que suene a música urbana.

A la vez que trabajaba en curros precarios empezó a producir música en un garaje, pero ahora se dedica a ella a tiempo completo y hoy estrena Maliantera, el single con el que anuncia su primer trabajo largo. Un tema a caballo entre el pop y el reguetón que podría sonar en cualquier radio y que trae de vuelta a La niña que brilla.

VICE: ¿Quién es Shainny y por qué "la niña que brilla"?
Shainny: Es Marta, en realidad. Soy una chica de 21 años de Madrid con las cosas bastante claras respecto a la música. Un poco loca, un poco de todo. He venido a quedarme, no a ser un flash momentáneo, de ahí La niña que brilla. Solo quiero dar el 100% de mí y siento que la música me da seguridad en mí misma para brillar y destacar. Para decir "aquí estoy".

¿Qué haces cuando no estás haciendo música?
Ahora mismo estoy dedicada a la música 24/7. He estado en trabajos precarios varios y he tenido que dejar de estudiar por problemas personales muy duros que me bajaron a lo más hondo, la verdad. Me hicieron dejar todo menos la música, que es lo que me levanta la vida totalmente. Si no, me hubiese perdido.

¿De qué hablamos cuando hablamos de una maliantera?
Es una palabra sacada del malianteo a la que le he dado un significado propio (ríe). Pero básicamente es lo que dice la canción: me voy a bailar, a hacer mis cosas, tú pasas de mi, yo contenta pasando más de ti, si me quieres bien y si no mejor que ya me tengo a mí.


MIRA:


¿Cómo ha sido producir este tema?
Pues la verdad que el productor Marvin Cruz se puso en contacto conmigo y me mandó un par de ritmos. Según escuché el beat de Maliantera hubo un feeling que en cosa de un par de minutos estaba escrito entero. Está grabado, mezclado y masterizado por Los del Control. Todo se queda en familia.

Este es el preámbulo de tu primer largo, ¿no?
Sí. Después de trabajar singles y singles, por fin voy a sacar algo más conceptual y elaborado. Tenía muchísimas ganas de hacer algo así ya. En las producciones están Los del control (como no), Marvin Cruz, Sundaypanic, Danny eby, DJ Acece... Me he movido en ritmos diferentes y estoy muy contenta, la verdad.

Maliantera podría sonar perfectamente en la radio. Las líneas entre el mainstream y el underground se han desdibujado en la música urbana en los últimos años, diría incluso que en los últimos meses. ¿Por qué crees que es así y de qué manera consideras que ha evolucionado tu sonido en particular y el de la escena en general?
Yo personalmente pienso que hay hueco para todos en cualquier espacio. Si el underground y el mainstream se han juntado en países como Argentina o Chile, ¿por qué no en España? Hay discursos diferentes como ya sabemos todos, pero la realidad es que yo no pienso en lo que soy ni quiero ser y mucho menos encasillarme en nada en esta vida. Cuando hago música solo hago lo que me gusta y la escena nacional coge color, ya no hay prejuicios en montarse un reguetón, una bachata o cualquier ritmo y creo que eso hace que la cosa fluya mejor.

Algunos de los grandes nombres de la música urbana en España -de AGZ a Natos y Waor- salen de Madrid, de donde eres.
Madrid se ha puesto a tope y cada vez hay más gente que sale con su toque de gracia aquí. Me gusta mucho, es algo castizo, de barrio... no sé definirlo pero está ahí, lo siento.

Has currado con majors -Sony- y por tu cuenta. El debate entre la gran industria y la producción al margen de ella es una constante, ya casi aburre, pero ¿qué piensas tú que has estado en los dos sitios?
Mi opinión en cuanto a majors es clara: sin dinero no hay mejoras en mi trabajo, no puedo permitirme ese vídeo que encajaría tan bien con ese tema ni puedo costearme ese viaje para trabajar con aquel productor. Yo tuve que dejar todo como ya os he dicho, trabajaba días sueltos en almacenes, no tenia a nadie a quien pedirle que costease mi carrera y yo no podía sola ni de coña. Cuando peor estaba se me dio la oportunidad de hacer música en un garaje nada profesional y dije "vamos a probar". Es lo que siempre quise, la verdad. En cosa de meses surgió sacar un par de canciones con Sony, yo como tal nunca he estado firmada para ellos, pero, ¿cómo iba a negarme? Ya pude grabar varios vídeos más trabajados, no con un teléfono móvil, pude pillar beats que me gustaban más... No sé, en mi caso solo me ha servido para poder seguir creando. En cuanto al debate de calle/industria, creo que cada uno piensa de una manera, pero si vienes de donde no hay nada, nunca te puede parecer mala idea trabajar con majors. Si no hay dinero no hay para pagar el trabajo de la gente, así que para mi es necesario sacar algo para poder seguir cantando.

No sé si leíste este hilo que Ernesto Castro le dedicó a tu carrera hace un año.
No sabía de su existencia (ríe). Es la típica comparación entre mujeres en la música, siempre se nos compara a la una con la otra. Yo hago mi música, no sé si es trap, reguetón o pop. Es mi música, no es la primera vez que hacen comparaciones y es tan típico que parece lo normal, pero no lo veo en otros casos tanto como en el femenino. Será que tienen que salir muchas más chavalas aún. Por lo demás, bueno, encantada Ernesto. Me ha gustado el hilo.

¿Qué fue del término trap queen, entre las que se te englobó?
Yo misma me quité esa etiqueta en la letra de mi segunda canción, principalmente porque no hacía trap. El término ha caído en desuso porque fue un flash momentáneo, algo fugaz. Ahora la escena es mucho más abierta aún, y con el tema del feminismo creo que si en algo ha ayudado esta nueva ola de mujeres que son lo que quieren ser sin prejuicio alguno es a darse cuenta a más mujeres de que pueden ser libres, decir, hacer y ser lo que les de la gana.

Sigue a Ana Iris Simón en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
Rap
trap
Entrevista
reguetón
Música urbana
shainny