boxeo

"Mi corazón quiere boxear, pero mi cuerpo ya no me da": Román González piensa en el retiro

Luego de sufrir un devastador nocaut en su revancha contra Rungvisai, el peleador nicaragüense contempla el retiro como una opción.
11.9.17
Foto: Zanfer Box

Román "Chocolatito" González cayó como los grandes: se fajó segundos después de haberse levantando de un primer nocaut que presagiaba un noche diferente a las expectativas. El cuatro veces campeón del mundo jamás contempló el clinch como una opción para salir librado de aquel catastrófico cuarto episodio, y terminó en la lona por segunda y definitiva ocasión para ver frustrada su revancha. Rungvisai se había convertido en la némesis del nicaragüense por segunda ocasión al hilo y de qué forma.

Publicidad

Después de lo acontecido el sábado, el aficionado se dio cuenta que la división de las 115 libras no tardó en hacer de las suyas en el cuerpo de González. Ya desde su enfrentamiento con Carlos Cuadras, "Chocolatito" había lucido cansado, desganado y débil ante los embates de un hombre más grande. Rungvisai comprobó la teoría en su primera pelea cuando le arrebató el invicto al "Gigante de las divisiones pequeñas". La segunda vuelta ante el tailandés confirmó que ni siquiera los grandes de este deporte son inmunes a su crueldad inherente.

Una ves terminada la velada, González fue trasladado a un hospital para el chequeo de rutina. Por fortuna no pasó de un susto. A la mañana siguiente en el hotel de concentración, el heredero de Alexis Argüello se confesó ante la televisora nicaragüense Visión TV: "Yo pienso que ya tengo 30 años, mi cuerpo ya no es igual… Hay un dicho que escuché de un boxeador que dijo, 'Mi corazón quiere boxear pero mi cuerpo ya no me da'". "Chocolatito" ha manifestado el sacrificio que debe hacer para dar las 112 y por ello, además de su deseo de conquistar más divisiones, decidió en un principio subir a supermosca. Pero el pugilismo no conoce de edades y el cuerpo sólo puede aguantar cierta potencia de los golpes que recibe.

El sábado, Rungvisai demostró ser el peleador a vencer en las 115 libras. Así es esto en el boxeo, donde la estafeta suele cambiar de mano cuando menos se espera. Estrada ya levantó la mano para enfrentar al tailandés, pero también existe la posibilidad de que el "Monstruo" japonés, Naoya Inoue, entre en la baraja para disputarle la faja.

"Voy a tomar un descanso, pensar qué viene más adelante… No quiero saber nada de boxeo ahorita, no estoy preocupado por nada porque Dios nunca me ha desamparado, siempre ha estado conmigo en las buenas y en las malas".