islamofobia

Varios musulmanes españoles comentan los tuits islamófobos de los últimos días

Responden a los que piden deportarles o que no den ayudas sociales a todo aquel que profese el Islam

por Ana Iris Simón
28 Agosto 2017, 8:33am

"¿Tú te sientes integrada?" le preguntó Silvia Jato en La Mañana de TVE a Míriam Hatibi, portavoz de la Fundación Ibn Battuta. Míriam simplemente respondió "Yo he nacido en Barcelona y vivo en Barcelona". Minutos antes, un hombre la había increpado en el centro de su ciudad por llevar velo, como declaró la reportera que la acompañaba. Como muchos musulmanes españoles o residentes en España, Míriam fue víctima de una islamofobia que se ha incrementado peligrosamente desde los atentados de Barcelona y Cambrils.

Horas después de la masacre de la Ciudad Condal, #StopIslam se convirtió en trending topic. La caverna despertó y vio el en lo ocurrido en Barcelona el filón perfecto para sacar a pasear el racismo, la xenofobia y una islamofobia que, según me cuenta Youssef Ouled, periodista y activista en EsRacismo, se ha acrecentado estas semanas pero ya campaba a sus anchas por nuestras calles y por sus homólogas digitales, las redes sociales.

"Sufrimos islamofobia los 365 días del año y va en aumento" — Youssef Ouled

La intolerancia contra todo lo relacionado con el Islam es uno de los objetivos del Daesh. Los terroristas buscan acabar con las "zonas grises", con la convivencia pacífica en Occidente, y fomentar el racismo y la xenofobia para que captar adeptos sea más sencillo, como apunta este vídeo. Pero a los de #StopIslam les da igual, y continúan engrosando el hastag a golpe de desprecio e ignorancia.

"Lo que hacen es una exaltación al odio. Además de poner de manifiesto la ignorancia, los prejuicios y los estereotipos hacia las personas racializadas", comenta Youssef. En EsRacismo, la organización a la que pertenece, tienen una guía para combatir este tipo de campañas en redes sociales.

En 2016 hubo 573 agresiones islamófobas, un 106% más que el año anterior, en el año 2015 el incremento había sido de un 567%

"Pero lo más importante aquí es que ni ese hashtag ni las agresiones islamófobas son algo de ahora. Sufrimos islamofobia los 365 días del año y va en aumento. Ahí está el informe de la plataforma ciudadana contra la islamofobia: en 2016 hubo 573 agresiones islamófobas, un 106% más que el año anterior, pero es que ya en el año 2015 el incremento había sido de un 567%. Lo que quiero decir es que se está aprovechando el contexto actual por parte de un grupo de individuos para actuar amparados por el contexto, o porque creen que sienten justificados. Pasó en Reino Unido, también en Francia y ahora pasa en España", afirma.

Contactamos con varios musulmanes, entre ellos con la protagonista de la entrevista de TVE que ya se ha hecho viral, Míriam Hatibi, y con el portavoz de la asociación Jóvenes Musulmanes de España, Hisham Muhammad, y les preguntamos qué responderían a algunos de los tweets más repugnantes de las últimas semanas.

Zafir, 29 años: Este comentario, que se escucha bastante, me parece tonto. Es como si al hablar de ETA, que sería en este caso la manzana, se dijera que el pueblo vasco es el manzano y que hay que exterminarlo. Los que cometen estos actos horribles de terrorismo no lo hacen en nombre del Islam y no son representantes de esta religión. Por lo que entiendo y he leído, las reglas y las lecturas del Islam no aprueben estos actos, ni les dan justificación. El Islam da y enseña muchos valores y buenas lecturas, y me da pena que para muchos occidentales solo esté vinculado al terrorismo y a esas malas personas.

Hisham, 34 años: A mí personalmente este hecho me ha emocionado porque refleja que, más allá de nuestras diferencias religiosas o ideológicas, existe un el denominador común que nos une a todos: la humanidad.

Moha, 27 años: Es difícil desmontar argumentos de gente tan preparada y formada como este catedrático. Pero me gustaría preguntarle: en mi caso, siendo musulmán y español, ¿a dónde se supone que van a deportarme?

Hisham, 34 años: Tanto el DAESH como la extrema derecha están estancados en los anacronismos, y permanecen presos de mitologías medievales. Al-Andalus fue una etapa brillante de la humanidad, fue sobre todo convivencia y desarrollo cultural; es un legado humano universal. Los libros de texto actuales en España no ayudan a superar estas concepciones obsoletas de la Historia.

Así es la portada de Charlie Hebdo que muchos califican de islamófoba


Murad, 27 años: Me extraña mucho que un medio como Charlie Hebdo haya hecho una relación de causa efecto tan desacertada. Para que el Islam fuera una religión que invitara al asesinato de herejes tendría que decirlo o insinuarlo en su manifiesto, es decir, en el Corán. Pero como nadie, ni si quiera los periodistas de Charlie Hebdo, quieren perder el tiempo leyéndose un tocho de páginas usan como fuente a los imanes, que son para el Islam lo que los curas para el cristianismo.

"Para que el Islam fuera una religión que invitara al asesinato de herejes tendría que decirlo o insinuarlo en su manifiesto, es decir, en el Corán. Pero como nadie, ni si quiera los periodistas de Charlie Hebdo, quieren perder el tiempo leyéndose un tocho de páginas usan como fuente a los imanes" — Murad

Hisham, 34 años: Cuando se trata de musulmanes con un poder adquisitivo que supera la media española ya no se habla de moros. Cuando son musulmanes que vienen con yates se habla de jeques y no de moros. Esto refleja la manipulación que está dispuesta a llevar a cabo la extrema derecha para justificar la estigmatización y la exclusión social. Los musulmanes son una parte indivisible de España y tienen estatus de arraigo histórico reconocido por el Estado español desde hace décadas. Aportan a este país y a la Unión Europea, y cualquier persona inteligente debe transcender ese lenguaje maniqueista de "ellos y nosotros". Porque en la palabra "nosotros" también está "otros".

Murad, 27 años: Que me expliquen dónde está esa gente que se levanta y no tiene que pagar impuestos ni trabajar, que va directamente a disfrutar de los servicios del Estado del Bienestar. Habrá gente vaga que no quiera hacer nada con su vida, pero eso no tiene nada que ver con que sean musulmanes.

Y si la queja es porque están siendo vagos en España y no en su país, quizás lo que hay que revisar es el sistema de ayudas del Estado y sus requisitos. Porque nadie nos ha otorgado, ni a los musulmanes ni a los cristianos, la propiedad de la tierra. Quiero decir que ¿¡quiénes nos hemos creído para llegar a una tierra que no es nuestra y sólo por haber nacido en ella sentirnos con el derecho de excluir al resto de ella?! Crecimos en ella por casualidad y azar.

Compramos la tierra y el suelo porque nos han hecho creer que si nos hipotecamos de por vida podremos decir que es nuestra. Pero se la compramos al primero que llegó hace años y dijo este pedazo de tierra es mío. ¿Acaso por ejemplo los linces ibéricos tienen un sentimiento ferviente de su españolidad y cuando ven a otros animales los mandan para su país?

"Las fronteras no son algo natural. Ese arraigo roza el mismo fanatismo al que llegan otros con la religión. Todo eso es una creación política para justificar que cada vez seamos menos humanos" — Murad

Las fronteras no son algo natural. Ese arraigo roza el mismo fanatismo al que llegan otros con la religión. Todo eso es una creación política para justificar que cada vez seamos menos humanos. El Islam tendrá sus cosas malas, no lo niego. No es cierto que sea un adalid de tolerancia y libertad como algunos quieren pintarlo ahora, pero desde luego tampoco es una declaración de muerte contra todos los que no sean iguales.

Youssef, 24 años: El fascismo se está aprovechando de la situación porque se creen amparados por el contexto, el discurso anacrónico y caduco de siempre, de una ideología que representa el tiempo más oscuro de nuestra memoria histórica. Lo único que buscan es engrosar sus grupos, se trata de gente con una ideología fascista que busca atraer a aquellas personas que no tienen conocimiento suficiente o no están lo suficientemente concienciados y que se deja llevar por discursos simplistas y falsos.

Su única intención es enfrentar a la población sin importar el daño que pueden hacer. Te pongo un ejemplo, al día siguiente de los atentados se organiza una concentración Nazi en La Rambla, su lema era "Stop islamización de Europa": no fueron ahí para condenar el terrorismo de ISIS, fueron a criminalizar a una población que es la principal víctima de los atentados terroristas. Porque eso hacen, instrumentalizar el dolor para expandir su odio.

"Nadie diría 'los cristianos seguirán cometiendo actos asquerosos' si hubiera casos de pederastia en la Iglesia Católica. El pueblo y la gente asumirían que esa gentuza no representa de verdad el Cristianismo" — Zafir

Zafir, 29 años: Para mí sería incorrecto decir "los musulmanes seguirán asesinando..." Lo más correcto sería afirmar que "las personas, que no son musulmanes de verdad, que interpretan mal las reglas de esta religión y que usan el nombre del Corán en vano, seguirán asesinando".

Nadie diría "los cristianos seguirán cometiendo actos asquerosos" si hubiera casos de pederastia en la Iglesia Católica. El pueblo y la gente asumirían que esa gentuza no representa de verdad el Cristianismo. No tengo idea sobre cuál es la solución al terrorismo, pero los actos de homenaje y las velas y flores son símbolos de paz, amor y humanidad, valores que van directamente contra los de los terroristas.

Mensaje compartido en Facebook

Míriam, 23 años: Pues ya has visto todo eso. El lunes pasado se convocó una manifestación para dejar claro a todo el mundo que todavía pueda tener alguna duda de que los musulmanes estamos en contra del terrorismo, estamos en contra de este mensaje y que por nada del mundo daríamos cabida a estas ideas en nuestras comunidades. La cuestión era que la manifestación sirviese para hacer entender a cualquier persona, musulmana o no, que los musulmanes nos unimos en contra del terrorismo. De hecho hubo más de un centenar de entidades que se unieron. Hemos colaborado de manera muy rápida. Los musulmanes catalanes nos ponemos a disposición de los catalanes no musulmanes para que vean nuestra solidaridad con la ciudad.

Fátima, 22 años: Si se supone que vivimos en "países libres" en los que no sometemos a la mujer, nadie tiene el derecho de decirles como han de nadar, ya que son ellas las responsables de hacer lo que quieran con su cuerpo, siempre y cuando no hagan daño a nadie. En este caso no lo está haciendo, porque esa mujer simplemente luce una vestimenta que no le hace mal a nadie. Cada mujer es libre de decidir lo que quiere hacer con su cuerpo y ha de ser respetada.

Tagged:
Islam
ESPAÑA
terrorismo
musulmanes
racismo
fascismo