FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

Maltrato animal vs tradición: recorremos algunos de los polémicos festejos de España

Las imágenes de la res abatida y ensangrentada en el festejo de Toro de la Vega, un torneo consistente en una multitud que trata de reducir a un toro lanceándolo, ha reavivado el debate sobre el maltrato animal en las fiestas populares.
16.9.15
Celebración del 'toro embolado' en la población de Gilet en la Comunidad Valenciana. (Imagen por Alberto Saiz/AP)

Las imágenes de la res abatida y ensangrentada en el festejo de Toro de la Vega, un torneo consistente en una multitud que trata de reducir a un toro rodeándolo y clavándole lanzas en el municipio vallisoletano de Tordesillas, ha captado la atención de los medios de comunicación y ha vuelto a poner sobre la mesa un debate social sobre la ética del trato animal en este tipo de festividades.

El Observatorio Justicia y Defensa Animal calcula que unos 60.000 animales son objeto del maltrato o protagonistas de espectáculos brutales en cerca de 3.000 festividades que recorren la geografía española a lo largo de todo el año.

Publicidad

Una realidad, a menudo asociada a la lidia de toros, el mamífero que protagoniza la mayor parte de los torneos y espectáculos en los que se hace uso de animales. Además del Toro de la Vega, esta res es la protagonista del Toro de Júbilo de Medinaceli (en Soria), en el que se ata el animal a un poste y se le sujetan en los cuernos dos grandes bolas de fuego, o la fiesta del toro enmaromado (en Benavente, Zamora) en la que se le amarra una ruda soga al cuello mientras la multitud lo hostiga.

[El Toro de la Vega, símbolo de la polarización entre protaurinos y animalistas en España. Leer más aquí. ](http://El Toro de la Vega, símbolo de la polarización entre protaurinos y animalistas en España)

Pero el toro no es el único animal utilizado en las fiestas populares del país. Hay celebraciones que incluyen la decapitación de gansos, el uso intensivo de caballos o masivas persecuciones de roedores, todo un [plantel](http://Las imágenes de la res abatida y ensangrentada en el festejo de Toro de la Vega, un torneo consistente en una multitud que trata de reducir a un toro lanceándolo en el municipio vallisoletano de Tordesillas, ha captado la atención de los medios de comunicación y ha vuelto a poner sobre la mesa un debate social sobre la ética del maltrato animal en este tipo de festividades. El Observatorio Justicia y Defensa Animal calcula que unos 60.000 animales son objeto del maltrato o protagonistas de espectáculos brutales en cerca de 3.000 festividades que recorren la geografía española a lo largo de todo el año. Una realidad, a menudo asociada a la lidia de toros, el mamífero que protagoniza la mayor parte de los torneos y espectáculos en los que se hace uso de animales. Además del Toro de la Vega, esta res es la protagonista del Toro de Júbilo de Medinaceli (en Soria), en el que se ata el animal a un poste y se le sujetan en los cuernos dos grandes bolas de fuego, o la fiesta del toro enmaromado (en Zamora) en la que se le amarra una ruda soga al cuello mientras la multitud lo hostiga. Pero el toro no es el único animal utilizado en las fiestas populares del país. Hay celebraciones que incluyen la decapitación de gansos, el uso intensivo de caballos o masivas persecuciones de roedores, todo un plantel de prácticas denunciadas por las organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los animales. ) de prácticas denunciadas por las organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de los animales.

"Hay tres clases de maltrato animal: el psicológico, consistente en atemorizar al animal mediante empujones y/o persecuciones; el maltrato activo, donde se le inflige un daño físico que en algunos casos acaba con la muerte del animal, y el relativo a las malas condiciones de manejo del animal, que resulta en su agotamiento extremo al ser obligado a arrastrar cargas muy pesadas o por razones de subalimentación", asegura Nuria Menéndez, directora del Observatorio Justicia y Defensa Animal, a VICE News.

En Cazalilla (Jaén) cada año se arroja desde el campanario de la localidad a una pava viva, que luego es disputada por los vecinos del pueblo. (Imagen vía PACMA) 

La corrida de gansos que tiene lugar en el municipio de Carpio del Tajo (en Toledo) y que durante mucho tiempo se practicó con las aves vivas se refiere al segundo supuesto. Esta tradicional competición consiste en colgar varios gansos en una soga, atándolos boca abajo por las patas, para que los participantes que pasan a caballo por debajo les agarren el cuello hasta lograr descabezarlos.

Con todo y aunque ahora los animales se sacrifican previamente y se cuelgan inertes, el alcalde de la población, Germán Jiménez, respondió a la pregunta de VICE News sobre la brutalidad del espectáculo de la decapitación con un "no sé qué pensar". Un lacónica y sorprendente afirmación que aliñó con un "yo lo he visto desde pequeño y si no pasa nada, pues continuará celebrándose…Es el estado el que debería legislar". Tras estas palabras puso fin a la conversación alegando una reunión urgente.

'La toma de conciencia del maltrato animal está ganando terreno a una legislación obsoleta'.

Paradójicamente, las demandas expresadas por Menéndez van esta dirección y, de hecho, el Observatorio Justicia y Defensa Animal ya está trabajando en una propuesta para exigir la aprobación de una legislación estatal que debería estar lista en los próximos dos meses. Actualmente, son las comunidades autónomas las que tienen competencias en el ámbito del maltrato y aplican leyes administrativas dispares relativas a la protección animal y a los espectáculos públicos a este respecto. Leyes que, añade, prohíben el maltrato en términos generales pero que, en muchos casos, incluyen excepciones que permiten el uso de animales en fiestas populares o actividades tradicionales como sucede en Castilla y León, comunidad donde se celebra el polémico torneo de Toro de la Vega.

Sin embargo, en otras regiones de España como Canarias, la legislación regional ha eliminado los supuestos de excepcionalidad prohibiendo estas practicas en fiestas, espectáculos, peleas y otras actividades que conlleven maltrato, crueldad y sufrimiento". En Cataluña, sólo las corridas de toros están explícitamente prohibidas.

Publicidad

Pero más allá de estos avances, la legislación es permisiva e incluye muchos supuestos de excepcionalidad y Europa tampoco es la respuesta, de acuerdo con Menéndez. "El artículo 13 del tratado de la Unión Europea habla del bienestar animal y reconoce a los animales como seres sensibles ", explica la portavoz del partido animalista PACMA, Laura Duarte a VICE News. Sin embargo, precisa esta experta, "la UE no tiene competencias para instar a la prohibición".

De hecho, asegura Teresa Giménez-Candela, pionera del derecho animal en España y creadora del primer posgrado en este ámbito, a VICE News, dicho artículo establece que éste reconocimiento debe "respetar al mismo tiempo las disposiciones legales o administrativas y las costumbres de los Estados miembros, relativas a las tradiciones culturales y al patrimonio regional". Algo que, por lo tanto, volvería a dejar la puerta abierta a prácticas de maltrato animal en los festejos españoles por la vía de la excepcionalidad.

Per más allá de la ley, considera Giménez-Candela, "la toma de conciencia del maltrato animal está ganando terreno a una legislación obsoleta". De hecho, municipios que acogen actividades como el acto de "medición de los espías", que se celebra en el marco de las fiestas de Moros y Cristianos de Biar (Almería), se están planteando alternativas que no hieran la sensibilidad de los ciudadanos y no sean susceptibles de dañar a los animales.

En la medición de los espías, roedores son encerrados en vasijas que se golpean contra el suelo y luego son perseguidos por multitudes. Vicens Albany, concejal de Fiestas de Biar, reconoció a VICE News que su equipo de gobierno está estudiando la posibilidad de substituir estos animales por peluches de cara a la edición del año que viene.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira