medioambiente

Hawái no para de crecer gracias a la lava que surca su tierra

La lava derramada por el volcán Kilauea está formando nuevos pedazos de tierra flotante, pero la erupción ha conseguido captar la atención del mundo tras la difusión de las imágenes de la sonrisa volcánica que se dibujó en su cráter.
3.8.16
Imagen extraída del vídeo difundido por Paradise Helicopters.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El océano de agua caliente que rompe contras las olas parece irreal, como si el vídeo de National Geographic que estamos mirando hubiese sido filmado en Marte y no en las costas de Hawái.

El fotógrafo Warren Fitz, un espontáneo que pasaba por la playa, capturó las imágenes del flujo de lava que descendía desde el cráter del volcán Kilauea hasta las orillas de Big Island (la gran Isla), en el Pacífico, a primera hora de la mañana del pasado 26 de julio. Big Island es uno de los nombres con los que se conoce a la tropical y paradisiaca isla estadounidense de Hawái.

Vídeo del volcán difundido por National Geographic.

Sucede que la lava estaría contribuyendo a que la gran Isla sea todavía mayor. Conforme la roca derretida continúa golpeando contra las olas —un fenómeno que no se registraba desde 2013— se ira formando una nueva masa de tierra a lo largo de la costa.

Publicidad

Si bien el flujo de lava no supone ninguna amenaza contra los nativos que viven en los alrededores, los visitantes deberían de ir con cuidado. Al menos así lo advierte el programa de alerta geológica de Estados Unidos.

Esta no será la primera vez que la lava derramada sobre el océano forme un nuevo pedazo de tierra. Se trata de un fenómeno al que se conoce como lava delta y que el servicio geológico de Estados Unidos (USGS en sus siglas inglesas) describe como algo que sucede cuando la lava pahoehoe [término en idioma hawaiano] penetra en el océano durante extendidos periodos de tiempo y la nueva tierra es creada en la forma de una plataforma que tiene aspecto de ventilador".

Sin embargo, un vídeo realizado por la empresa estadounidense de helicópteros Paradise Helicopters del volcán sí muestra algo inusitado. En el cráter, se formó una sonrisa de lava volcánica y las imágenes que tomó el fotógrafo desde el aire se viralizaron en Internet.

El suelo de la tundra siberiana se mueve como si escondiera burbujas de agua subterráneas. Leer más aquí.

Cuando la lava desciende hasta el océano, se enfría rápidamente y estalla en fragmentos cuyo tamaño oscila entre los granos de arena hasta los bloques más compactos. "Estos fragmentos se acumulan por todo el desfiladero submarino hasta formar una holgada fundación que pasado un tiempo logrará soportar el flujo de lava que se concentra en la superficie y que construye el delta por encima del nivel del mar", informa el USGS.

Los deltas de lava crecen de manera lateral y en dirección al mar, hasta que se derrumban; algo que, a menudo, sucede debido a que se acumula en escarpados desfiladeros submarinos. Tales derrumbamientos provocan a menudo desprendimientos submarinos, se tragan a las personas que están en sus inmediaciones y desencadenan explosiones. Por no hablar, por supuesto, de su capacidad para genera la posterior existencia de los llamados súpervolcanes.

Si suena como algo terrible es porque lo es. El USGS ha recomendado a los turistas y visitantes de Hawái que eviten caminar cerca de los deltas de lava y que eviten, especialmente, transitar por sus márgenes. En lugar de eso, se recomienda que los visitantes se queden por detrás del antiguo acantilado. Tal sería el mejor lugar desde el que observar el hipnótico espectáculo provocado por la actividad volcánica.

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_