crimen y drogas

Conseguir cocaína no es tan difícil, al menos no en esta pizzería de EEUU

La policía de una pequeña ciudad de Washington investigó una sucursal de la conocida cadena Papa John's, donde descubrió que bolsas del polvo blanco eran vendidas por los empleados. La operación fue bautizada como "aceitunas extra".
Drew Schwartz
Brooklyn, US
Imagen vía ShutterStock
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La policía de Smmamish, una ciudad en el estado de Washington, detuvo a varias personas hace varios días luego de descubrir que traficaban bolsitas de cocaína en cajas de pizza en el estacionamiento de Papa John's.

Las autoridades de esta pequeña ciudad se enteraron de que hacía ya seis meses la pizzería local vendía cocaína a sus clientes, de acuerdo con el canal KIRO 7, una filial de la cadena CBS. Fue entonces que decidieron iniciar una investigación a la que llamaron "Operación Aceitunas Extra".

Publicidad

Un impuesto a la comida chatarra divide más a pobres y ricos en México. Leer más aquí.

Los detectives se dirigieron al negocio como si fuesen clientes en busca de cocaína, de acuerdo con un vocero de la policía de King County. Cada vez que los policías ordenaban una pizza, pedían a los empleados "aceitunas extra", el código para recibir una dosis del polvo blanco, similar a la táctica que usaban aquellos asiduos a la marihuana, quienes iban a un Burger King de New Hampshire y pedían "papas extra crujientes" cada vez que necesitaban una dosis.

"Los investigadores pidieron una pizza en la sucursal, salieron y esperaron en el estacionamiento", explicó la sargento Cindi West a la cadena CNN. "En seguida, un empleado salió con la orden, y dentro de la caja estaba la cocaína".

Ropa, comida y drogas: las razones de los jóvenes franceses para prostituirse. Leer más aquí.

Finalmente, la policía inició una serie de cateos en Sammamish y Bellevue, una ciudad vecina, el viernes pasado. La policía también entró a la pizzería y descubrieron que los empleados escondían la droga en la caja registradora, el lavabo y los dispensadores de jabón.

Además, fueron decomisados 28.000 dólares en efectivo, cocaína, éxtasis, marihuana, metanfetaminas, ácidos y oxicodona, según información del shérif. En total, cinco personas fueron arrestadas, incluyendo a dos empleados de Papa John's.

"Jamás se me hubiera ocurrido algo así. Uno nunca se pregunta: ¿Mi pizza va a estar cubierta de cocaína hoy?", dijo Victoria Edwards, clienta de Papa Johns's, a KIRO 7.

Publicidad

Aún así, Victoria dijo que este incidente no va a impedir que siga comprando pizza en esa sucursal, aunque sí va revisar bien su pedido.

"Voy a tomar un bocado y asegurarme de no comenzar a tener un escurrimiento nasal raro", añadió Victoria.

Las sopas ramen: la nueva 'moneda de cambio' de los presos en EEUU. Leer más aquí.

Las autoridades dijeron que los encargados de la pizzería se mostraron "muy cooperativos" y que no tenían idea de que su negocio se había convertido en un centro de distribución de drogas.

"Papa Jonh's condena severamente este tipo de comportamiento ilegal", dijo un vocero de la compañía a CNN. "La franquicia ha confirmado que los empleados implicados ya no trabajan ahí, y nosotros ofrecemos disculpas por sus acciones".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs