Publicidad
Sexo

La calle responde: cuánto porno es demasiado porno

¿Hay un momento en el que demasiado autoamor se convierte en un problema?

por Graham Isador
19 Junio 2018, 3:45am

Todas las fotos por el autor

Una vez me masturbé nueve veces en el mismo día.

Tenía 14 años. Mis padres estaban fuera todo el fin de semana y hacía poco que nos habían cambiado la conexión de internet a banda ancha. Embriagado de independencia y de las hormonas propias de la pubertad, me puse a ver proto-GIF de Britney Spears y de la teórica de la conspiración de derechas Stacey Dash y luego me fui, feliz de la vida, yo solo al centro de la ciudad.

Después de limpiar la casa, me di cuenta de que todavía faltaban dos días para volver al yugo de la supervisión de mis mayores, así que volví a internet y protagonicé una sesión a solas en la que pasé horas, literalmente, viendo imágenes de porno hardcore una detrás de otra. Cuando terminé estaba estupefacto, escocido y avergonzado. Se me había infectado el ordenador con un virus llamado “el mono fumado” y no dejaba de preguntarme qué era lo que acababa de hacer.


MIRA:


El porno es así de raro: en la cantidad adecuada, puede ser genial. Un caprichito divertido, un aliciente para animar el sexo con tu pareja o una ayuda fantástica para conseguir conciliar el sueño. Sin embargo, el porno en exceso puede traer problemas. Cuando pasas a necesitarlo, puede incluso arruinar las relaciones, causar problemas de erección o costarte una verdadera fortuna.

El punto de equilibrio va a depender mucho de cada uno. Lo que para alguien resulta extremo, para otro puede ser habitual. Así, aunque todavía siento vergüenza por mi maratón de nueve orgasmos de adolescente, actualmente mi relación con la pornografía es mucho más positiva y divertida. Todo esto me hizo reflexionar: ¿cuánto porno es demasiado porno? Decidí hacer un sondeo, y esto fue lo que me encontré.

Mark Akiman, Buddies in Bad Times

Yo todavía no he llegado al punto del exceso de porno. Lo he intentado. Eso sí, tengo que dejar de seguir sitios porno en Tumblr. No porque sea demasiado, en cuanto a volumen, pero una vez estaba mirando uno, con la cabeza en otro sitio, y de repente vi un GIF de un tío con el brazo metido hasta el hombro en el culo de otro. Aquello sí que fue demasiado.

Claire Burns , artista

Soy una chica bastante erótica. Creo que las veces que pienso que es demasiado son cuando estoy follando con alguien pero no puedo dejar de pensar en una frase concreta de una escena, cuando la chica entra con los vaqueros desgastados y… De repente estoy proyectando mis fantasías pornográficas, manifestándolas como si fuera realidad virtual o algo así. Con esto quiero decir que hay que disfrutar el presente y, si ves que el porno está empezando a afectar a tu vida sexual, háztelo mirar.

Sabah Haque, productora

¿Cuánto es demasiado? Pues depende de mi estado de ánimo y del tipo de porno. Con el tiempo me he juntado con un buen repertorio. Soy muy especial con lo que me gusta ver. El sexo consensuado me pone, pero en cualquier caso, no suelo ver más de 20 minutos. Mi media son 7 minutos, a veces más porque no encuentro lo que busco. Antes leía narrativa erótica y me bastaba con una o dos historias. El resto lo dejo a la imaginación, porque llega un punto en que el porno resulta aburrido, y cuando no es divertido, entonces empieza a ser demasiado. Pero bueno, yo no vuelvo a ver porno hasta que me lo pide el cuerpo, así de sencillo.

Erin Pim, Bedpost Sex Show

El porno es genial para entretenerse. El problema viene cuando hay gente que crece viéndolo antes de tener su primera experiencia sexual, porque el porno es una pésima herramienta educativa. Por desgracia, hay muchos jóvenes que se están educando en la sexualidad con el porno y toman de ahí referentes sobre cómo se supone que son los orgasmos y los cuerpos sexis y deseables. Ver porno con demasiada frecuencia acaba influyendo en tu visión del mundo.

Si todos pagáramos por el porno que vemos, como debería ser, y apoyáramos a los actores, actrices y productoras independientes que realmente queremos ver prosperar, esto dejaría de ser un problema. Por otro lado, si siempre ves lo mismo cuando te masturbas, vas a acabar generando un orgasmo de nicho. Al cuerpo le gusta desarrollar hábitos. Tus orgasmos serán mucho más versátiles si vas cambiando de estilos de porno de vez en cuando o consumes otro tipo de erotismo, o te tocas de formas distintas, o usas un nuevo juguete o el mismo de siempre pero en un entorno distinto.

Matt McCready, improvisador

Tercer día. [Nota del editor: preguntamos a Matt si quería desarrollar un poco su respuesta, pero dijo que no].

Graham Isador es escritor y vive en Toronto. Puedes seguirlo en Twitter.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.