Varios artistas españoles nos cuentan sus mejores anécdotas en Sónar

Hemos reunido a Awwz, Cora Novoa y DJ2D2, entre otros, para que nos cuenten sus mejores historias en Sónar.

|
jun. 14 2018, 8:26am

Awwz en Sónar 2016. Foto de Leafhopper/Sónar

Sería engañarse pensar que el Sónar es solo un festival de música avanzada y artes visuales. Además de esto, son días intensos, llenos de música y buen rollo, viejos amigos y mucha gente de todo el mundo por conocer. Y es que, ¿quién no tiene una historia memorable que le haya pasado durante el Sónar?

Con motivo de sus 25 años, hemos querido pasar al otro lado y conocer si, para los que han formado parte de su histórico cartel durante estas dos décadas, el festival barcelonés es igual de intenso que para los que disfrutamos de él como asistentes. Que se abra el telón y que empiece el Sónar.

Awwz

En Sónar Barcelona, más que una anécdota divertida, lo que me pasó es que cayó el diluvio universal entero. Toda la puta agua del mundo en el escenario exterior de día mientras actuaba. Agradezco infinitamente a los cuatro que se quedaron bailando en lo que era ya una piscina con fondo de césped.

También, en Sónar Buenos Aires, lo más cómico fue intentar sacar las bebidas a escondidas porque en el recinto no se podía beber. Eso y acabar la noche con Coral Casino, Alizzz y C. Tangana, como si fuéramos niños jugando en casa.

Awwz actuó en Sónar Buenos Aires el año 2017 y en Sónar Barcelona el año 2016.

Cora Novoa

Me han pasado muchísimas cosas en todas las ediciones del festival a las que he asistido, desde encontrarme a La Mala Rodríguez a mi vera mientras estábamos viendo un concierto superloco de electrónica indie en el Village, hasta un hombre que se me acercó para regalarme un abanico de Pont Aeri porque, según me dijo, le encantaba lo que hago (sí, muy loco).

Pero si tengo que elegir un momento en concreto, sin lugar a dudas es cuando actué por primera vez en el 2009 en Sónar Barcelona, cerrando una de las carpas del viernes noche. Yo estaba como un auténtico flan, me subí al escenario y no sabía muy bien si la gente iba a entender mi música. Era la primera vez que actuaba ante tantas personas y al ver esa marea de gente lo primero que pensé fue, Trágame, tierra. Pero vaya, no había marcha atrás, así que comencé con el directo y poco a poco empecé a relajarme y a dejarme llevar por la música.

Después de 3 o 4 tracks ya estaba fluyendo y disfrutando de aquel momento mientras poco a poco el día iba amaneciendo. Fue un cierre mágico, lleno de conexión con el público, y con un final un poco ñoño, la verdad. Acabé llorando emocionada por los aplausos del público y al ver que la gente había entendido todo lo que quería decir. Una noche épica y mágica que siempre atesoraré en mi corazón.

Cora Novoa actuó en Sónar el año 2009.

Alizzz. Imagen vía Sónar

Alizzz

Esto pasó en el primer Sónar en el que actué. Por aquella época yo estaba tocando en varios clubs, poco a poco, así que el hecho de que me llamaran para el Sónar significaba enfrentarme al primer concierto importante de mi vida. Tocaba en uno de los escenarios más grandes de la noche y había muchísima gente. Yo llevaba unos amigos conmigo que hacían los visuales y en la disposición del escenario ellos quedaban bastante cerca de mí, así que podía hablar con ellos, los tenía a tiro de piedra.

Total, que empecé la sesión y la intro que había preparado tenía un rollo un poco raro, con mucho glitch. Yo había invitado a mis padres, era probablemente la primera vez que me veían pinchando, y me pareció ver a mi padre gesticular algo. Claro, al principio pasé de él porque yo estaba concentrado con lo mío y lo llevaba todo muy clavado. A los pocos segundos se me acerca mi amigo, que estaba con los visuales, y me dice que mi padre estaba intentando decir que algo iba mal, que estaba sonando mal.

Obviamente mi padre no tenía ni idea de lo que yo estaba haciendo ni de música en general, él es mecánico. Así que nada, le dije a mi amigo que ignorara a mi padre. Acabáramos si tuviéramos que hacerle caso a sus oídos. Pero nada, ahí se quedó la anécdota y el concierto fue un éxito para mí. Luego le conté a mi padre lo que son los glitches y los errores en música electrónica.

Alizzz actuó por primera vez en Sónar el año 2013.

Ylia

Sónar me dio la oportunidad de viajar por primera vez a Asia cuando me llamaron para participar en la primera edición de Sónar Hong Kong. No pude quedarme mucho tiempo porque aún tenía un trabajo con un horario rígido y no me dieron muchos días, con lo que fue un viaje relámpago, pero aun así pude visitar la ciudad y algunas tiendas de discos. Allí las cosas estaban más desorganizadas: lo que me pasó es que me llevaron al camerino y llegaba la hora de actuar y nadie venía por mí, así que estuve a punto de llegar tarde a mi propia actuación.

En la de Barcelona disfruté mucho a pesar de que era a primera hora de la noche y había muy poca gente, al menos al principio. Me acompañó mi amigo y gran profesional Javo (Light Notes) a las visuales y, como era el escenario Resident Advisor, lo grabaron. Así que me quedó un buen vídeo promo.

Ylia actuó en Sónar Hong Kong y Sónar Barcelona el año 2017.

DJ2D2. Imagen vía Sónar

DJ2D2

He pinchado un montón de veces en el festival, tanto en Barcelona como internacionalmente, así que las anécdotas son bastante variadas. Aun así, me quedo con el hecho de que si no hubiera sido por Sónar, probablemente yo ahora estaría haciendo otra cosa.

En el año 97, cuando actué por primera vez en el festival, yo acababa de empezar a pinchar en un pequeño pub de mi pueblo, Esplugues de Llobregat. En esa época vivía con mis padres y, con el dinero que iba ganando, empecé a hacer mi propia colección de música. Por supuesto, en mi casa no tenía ningún tipo de cabina ni nada de eso, así que todo lo que aprendía lo aprendía trabajando los viernes y sábados por la noche.

Llegó un momento en el que decidí presentar una propuesta a Sónar y envié un cassette que había grabado en el local donde trabajaba. Cuando tuve que escoger el nombre de la propuesta yo no tenía ningún nombre de DJ (hacía solo medio año que había empezado a pinchar de manera profesional), así que puse el primer nombre random que se me pasó por la cabeza: DJ2D2.

Yo estaba convencido de que iban a pasar de mí y de que mi propuesta no iría a ningún sitio, así que el nombre no era algo que me preocupara demasiado. Para mi sorpresa absoluta, recibí una llamada a casa y me dijeron que me habían elegido para ir a pinchar en el festival. Desde aquel momento, se me abrió una puerta y decidí dedicarme a esto. Y, por supuesto, el nombre ya se quedó para siempre, hasta el día de hoy.

DJ2D2 actuó por primera vez en Sónar el año 1997.

Chelis

Aunque parezca mentira, no me han pasado cosas muy reseñables las veces que he participado en el Sónar, ya que todo ha ido siempre como la seda. Pero si me tuviese que quedar con dos momentos de estos 24 años, me quedaría con el experimento en el que participé en Sónar +D.

Los zaragozanos de Bitbrain me pusieron un casco mientras pinchaba para analizar cómo se comportaba mi cerebro y la gente del público llevaba unas pinzas en los dedos, para ver también cómo reaccionaban ante las canciones que yo iba poniendo. Como se trataba de ver la reacción de la gente, puse una canción de Héroes del Silencio y, como era de esperar, la gráfica se disparó en ese momento.

El otro momento lo viví como espectador y fue en la Mar Bella, tras el concierto de Daft Punk. Un grupo nutrido de locas bajaba por las escaleras del pabellón cantando su propia versión de "Around the World" traducida al castellano: "Alreeeededoooor del muuundoooo enteeeerooo”.

Chelis actuó en el Sónar el año 2015.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Más VICE
Canales de VICE