FYI.

This story is over 5 years old.

Diez raperas colombianas que deberías estar escuchando

A la hora de tirar lírica, estas nenas se paran firme en la raya.
28.11.16

Ilustración por: Curzi

Decir que el papel de la mujer en la música está únicamente relegado a un tema de misoginia, objetivización, violencia y discriminación es, al mismo tiempo, desconocer su rol como protagonistas principales de una historia que se ha escrito de forma paralela en la industria. Es desconocer su legado, su arte, la intención de sus letras, su sentir. Y es, a fin de cuentas, seguir ignorando que, aparte de toda la problemática social de la que son víctimas, también están creando con contundencia un mensaje.

Publicidad

Muchas veces su papel se ha leído desde lo que otros actores dicen de ella, y desde lo que la sociedad nos quiere mostrar, pero pocas veces desde la manera en que su música propone algo a nivel político y social. Por eso nos dimos a la tarea de escoger diez actos de mujeres en el rap colombiano que hay que tener en el radar. Una selección subjetiva por donde se le mire y en la cual no podíamos dejar de lado a grandes representantes de la escena como Midras Queen, Lucía Vargas, Diana Avella o Mary Hellen, y al mismo tiempo indagar en nuevas figuras como Spektra de la rima, Nira Clandestine, Feback o Nana Morales.

Lejos de ser un top definitivo, este es un acercamiento a proyectos que han representado a Colombia por fuera y que, de una manera apasionada, tratan temas que van desde su rol de mujeres en la sociedad hasta realidades políticas contestatarias y experiencias personales. Estos, son 10 actos que tienes que escuchar.

Midras Queen

Midras es sin duda una de las mamás del género en el país. Sus registros en la escena datan desde 1994, sin embargo solo hasta el 2009 publicó su primer disco Nadie habla mal de mí. Paralelamente se ha hecho un papel importantísimo en la escena nacional desde la Fundación de la Familia Ayara, al ser de las gestoras culturales vitales para el hip hop local y nacional. Escucharla es sumergirse en paisajes de hip hop, funk, R&B, jazz y una marcada herencia del folclor colombiano. Todo esto comandado por una voz dulce cargada de una lírica contundente y siempre social.

Publicidad

Lianna

Aquellos que recuerden lo que era el combo de rap Conexión Frontal en el 2000, habrán visto a Lianna en sus primeras presentaciones detrás de un micrófono. Después de eso, esta paisa residente en Bogotá, formó parte de Pulenta y Trasatlánticos, dándose sus buenos botes por festivales como el Lollapalooza de Chile y el Haus der Kulturen der Welt en Berlín. Su disco debut Paciencia, publicado en el 2012, no solo la terminó de poner en el mapa, sino que a su vez le abrió las puertas y la puso en tarimas como Rock al Parque, Hip Hop Al Parque, Estéreo Picnic, Hermoso Ruido, entre muchísimos más. Su voz es un crisol de géneros como el soul, R&B, hip hop y algo de jazz, por lo cual sus canciones resultan un viaje matizado por una voz que se esparce en el ambiente con total libertad, desde el susurro lento, hasta el grito pronunciado y sostenido. Aparte de eso ha colaborado con artistas como Alcolirykoz, Ali Aka Mind, Flaco Flow y Melanina y JHT entre otros.

Mary Hellen

Tal vez la palabra que mejor defina a Mary Hellen sea versatilidad. Lo suyo es jugar y navegar entre géneros, del hip hop al dancehall, del R&B al reggae, de la cumbia al currulao. Desde 1998, su primer acercamiento a la música, esta mujer nacida en Envigado, a la fecha, ha publicado dos discos y ha colaborado con la Crack Family, Alerta Kamarada, Nando Nandez y Kiño. Su música, aparte de ser cuidada al detalle en la producción, toca temas que van de alguna manera mostrando su cotidianidad y sus búsquedas personales, su emocionalidad y su relación con la música.

Publicidad

Diana Avella

Tal vez una de las MC más relevantes de la escena y fuera de ella. Una mujer tan contestataria en el rap como en la vida cotidiana. Empoderada en su papel como mujer en la sociedad, siempre reflexiva, siempre contundente en cada letra de cada canción. Se ha recorrido el mundo pisando escenarios como el Latinoamérica Unida de México, el Translating Hip Hop de Berlín, Festival Internacional Altavoz de Medellín, Hip Hop al Parque de Bogotá, conciertos que van de Quito hasta Amsterdam. Y estas líneas sin duda se quedan cortas para resumir todo lo que ha sido su carrera, no solo como rapera, sino como activista de un movimiento que busca reivindicar el papel de la mujer en la música y en la sociedad.

Lucía Vargas

En el 2008, la bogotana lanzó su primer trabajo Re- evolución, Tierra y Libertad, y ese quizás sea uno de los trabajos que mejor describa lo que ella hace en cada una de sus canciones: una descripción histórica y reflectiva de la sociedad impulsada por una voz penetrante que se queda pegada en el subconsciente y que invita a volverla a poner y salir a la calle a hacer algo. A hacer resistencia. Ha estado presente en festivales de Venezuela, Interbrigadas Latinoamerika en Berlín, Festival Hip Hop Sin Fronteras de Quito, Colombia Student Watch de Copenhague y Hip Hop Al Parque de Bogotá entre un montón de presentaciones más alrededor del mundo.

Spektra de la rima

Lo de esta bogotana es sin duda la introspección y el hip hop como catarsis personal en tracks que van del bombo y caja hasta el formato acústico, donde mezcla bases percutivas con guitarras que tiran un poco a la balada y pintan armonías suaves que toman fuerza con su voz contundente. Desde el 2007 ha participado en festivales locales como Hip hop arte y cultura de la niñez, Hip hop Hace mujer, Golpe de Barrio, Aroma Rap Fest, Arte Femenino y Suba al Ruedo en el 2012, donde se convirtió en la primera mujer ganadora, al mismo tiempo que ha colaborado con artistas como Ciudadano Z, Unión de razas y Kpital Phychoz.

Publicidad

Cynthia Montaño

Sin duda una de las representantes más fuertes del hip hop caleño. Desde el 2002 ha hecho parte de diferentes compilados y en el 2010 lanzó su primer trabajo discográfico llamado Urbano Litoral. Su sonido es una convergencia perfecta entre el rap y la música del litoral pacífico, lo cual le da un aire único a una experimentación sonora que invita al viaje por esta zona del país cuya ancestralidad penetrante es un trance espiritual perfecto al tiempo que sirve como vehículo para hablar de su historia, del empoderamiento afro, de la denuncia social. Ha participado en eventos como  Mujeres Voces por la Paz (Bogotá), Conmemoración Día de las Víctimas de la Violencia (Bogotá), Minec 2014 (San Andrés) y el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez entre muchos más.

Nira Clandestine

Lo de Nira Clandestine es un rap íntimo y parado en la raya. Son las vivencias de una mujer que no tiene miedo a descargar su lírica que a veces va en cámara lenta con su voz dulce o tiradas a la velocidad de una metralleta. Sus inicios fueron en el freestyle desde los 14 años. Dos años después hizo parte de Real Clandestinos. Luego de eso inició su carrera con la rapera Fabra con quien formó Blanco Sensitivo y hasta el momento han publicado los discos Libre Ser (2013 ) y Palque quiere y no lo compra (2014). Desde el 2015 empezó su carrera como solista y desde entonces ha estado trabajando en su disco Ojos Desnudos.

Publicidad

Feback

2005 fue el año en el que Feback empezó a entrar en la escena como una mujer firme en su posición, haciendo denuncias de las pocas oportunidades y con un enfoque social marcado en su lírica. En el 2016 lanzó su primer disco como solista Suspiros de Victoria producido por JBeat, un trabajo en el que la bogotana hace reflexiones humanas que van desde las crisis, los miedos, el amor propio, los defectos y las pasiones. Un desahogo en el cual el lugar común es superarlo todo y salir adelante, todo esto con un tratamiento finísimo desde el beatmaking y la producción musical que mezcla instrumentos como el saxo y las bases que tiran a la improvisación jazzera lenta. Con todo esto y, a lo largo de los años, ha logrado abrirse campo y tocar en países como Holanda, Brasil, Panamá y Venezuela entre otros.

Nana Morales

Aunque sus inicios se dieron a mediados de los 90 en el breakdance poco después pasó a las tarimas junto a El Mocho y Wildary, con quienes crearon el grupo La Dinastía, presente en el Yabbu Festival, Rap al Parque y Rapkilla entre otros. En el 2000 inició su carrera como solista y desde entonces ha colaborado con MCs como Laberinto Elc, Mc Kno, Sikubali de Alemani, El Espectro de Argentina y estuvo presente en la iniciativa del rapero español Chojín en su tema "Rap contra el racismo" junto a Fly So High, Lucia Vargas, Midras Queen y Zkirla. En su voz se encuentran referencias a lo social, lo político, lo personal y su rol como mujer en la sociedad, todo acompañado por beats secos que le dan una fuerza visceral a su lírica.