Vice Blog

Una mañana en el concurso de Cosplay de Expomanga

Maquillajes de zombis, pelucas oxigenadas, armas de otros mundos y, sobre todo, disfraces. Todo (o casi todo) vale en un concurso del salón dedicado al manga y al anime en Madrid.

por Felipe Hernández; Texto de Fernando Bernal
11 Mayo 2015, 9:36am

Cuando uno visita por primera vez un salón dedicado al cómic y la animación que vienen de Japón tiene algunas sensaciones que resultan totalmente nuevas. Y cuando sale lo primero que se le viene a la cabeza es "¿por qué no he venido antes?". Y piensa: que harán hoy lunes todos estos adolescentes (y adultos) que se han disfrazado como sus personajes favoritos para lucirse en Expomanga, cómo serán sus vidas, tendrán bajón después de la fiesta que es un salón de este tipo. O estarán durante semanas recordando el evento. En pleno subidón.

Concurso de Karaoke, donde nadie se inventa las letras. Aunque en principio entran dudas, pero ver al público coreando las canciones es el mejor certificado de autenticidad. Y, sobre todo, el gran desfile de disfraces (aunque quizá denominarlos así sea algo injusto) del concurso de Cosplay. Aquí cabe de todo. Desde el depurado traje de superhéroe, hasta los retales convertidos en obra de arte patchwork que permiten la entrada libre al recinto, después de 'chuparse' la pertinente cola. Cero complejos. Al sol, sin prisa, los personajes de anime y manga esperan pacientes su turno para entrar al recinto mientras repasan sus maquillajes de zombis, ajustan sus pelucas oxigenadas y ponen a punto sus increíbles armas (de plástico, por supuesto).

En la cola se capturan conversaciones al vuelo sobre nuevas ediciones, merchandising, videojuegos, los poderes de Spiderman en las últimas series publicadas o comentarios sobre los autores que ese día van a firmar en las diferentes casetas. Son sus héroes, sueñan con ellos todo el año y , por fin, ha llegado el día de conocerlos. Los dibujantes no son mucho más mayores que ellos, lo podemos comprobar, pero ya son auténticos ídolos. Se calcula que 45.000 visitantes han pisado el pabellón de la Casa de Campo de Madrid donde se celebra esta cita. Nosotros solo pasamos una mañana con ellos y descubrimos que están deseando posar, salir en la foto y hablar sobre sus maravillosas y artesanales creaciones.