Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

El cambio climático podría ser un problema para la producción de cocaína

Investigadores afirman que, al igual que la mayoría de los cultivos agrícolas de América Latina, el futuro de la coca se verá gravemente perjudicado a causa de esas condiciones climáticas cambiantes.

por Agata Blaszczak-Boxe
13 Noviembre 2014, 2:46pm

Imagen vía Flickr

La planta de coca —la materia prima utilizada para producir cocaína — ha sufrido múltiples ataques contra su cultivo en el pasado: por parte del gobierno de Bolivia, cuando en 1983 anunció un programa de cinco años para erradicar su cultivo, por los gobiernos de Colombia y Estados Unidos como parte del Plan Colombia en 1999, por Perú en la década de los 90 bajo la presidencia de Alberto Fujimori y, obviamente, durante la llamada "guerra contra la droga" de Estados Unidos. A pesar de todos estos intentos, la cocaína ha demostrado ser una planta bastante resistente.

El cambio climático, sin embargo, podría tener éxito ahí donde el hombre ha fracasado.

Algunos expertos predicen que la planta resistirá sin problemas la subida de las temperaturas y los cambios más extremos en cuanto a los patrones de lluvias se refiere. Otros investigadores afirman que, al igual que la mayoría de los cultivos agrícolas de América Latina, el futuro de la coca se verá gravemente perjudicado a causa de esas condiciones climáticas cambiantes.

"Básicamente, todos los cultivos agrícolas de las zonas tropicales se verán afectados por el cambio climático", informó Walter Vergara del Instituto de Recursos Mundiales (WRI) a VICE.

Vergara prevé una importante caída del rendimiento de muchos tipos de cosechas de América Latina para mediados de este siglo como consecuencia del aumento de las temperaturas del aire y del suelo, así como de los cambios en los patrones de lluvias derivados del cambio climático. El investigador afirma que en algunas áreas de la región se van registrar mayores niveles de lluvias torrenciales, mientras que en otras se producirán sequías más habitualmente, las cuales durarán períodos de tiempo más largos.

Kenneth Young, un geógrafo de la Universidad de Texas que ha estudiado los impactos del cambio climático en la biodiversidad de Perú, ofreció una visión optimista respecto al futuro de la coca, sugiriendo que la planta podría ser lo suficientemente resistente como para hacer frente a los efectos del cambio climático.

"Por muy complicadas que sean las implicaciones del cambio climático en esa parte del mundo, no creemos que vaya a representar una amenaza", dijo Young a VICE.

"Es una planta resistente", añadió. "Existen varios tipos de coca, por lo que creo que hay suficiente diversidad genética en ella como especie, como para convertirse en una planta verdaderamente fuerte".

Young asegura que la coca se puede encontrar en diferentes hábitats, tanto secos como húmedos, lo que demuestra también su potencial capacidad para adaptarse a los cambios de las condiciones climáticas.

"Además, al ser una planta culturalmente aceptada, la gente está ayudando a cultivarla y a ampliar su alcance", declaró Young a VICE. "Así que ya contamos con dos factores que contrarrestarían las consecuencias del propio cambio climático".

Vergara, sin embargo, proyecta un futuro muy diferente.

"No sé si es el caso de esta planta en particular, pero debo ser cuanto menos escéptico con alguien que dice 'Oh, esta planta va a seguir creciendo'", nos dijo.

"Cuando la temperatura aumenta, el proceso de la fotosíntesis se acelera hasta llegar a un punto determinado", dijo. "Tras pasar este punto, el sistema de la fotosíntesis se colapsa drásticamente, por lo que la mayoría de los cultivos tendrán problemas".

Todd Dawson, un biólogo de la Universidad de Berkeley en California, nos dijo que existen muy pocos estudios que hayan examinado el futuro de la coca en el contexto del cambio climático.

"La planta en su zona de distribución natural en los trópicos, de hecho, crece sobre una gran variedad de niveles de altura en las montañas de los Andes", dijo Dawson a VICE. "Lo que nos hace pensar que es posible que no pueda desarrollarse bien en las zonas de menor altura con temperaturas más cálidas o en ciertas áreas que pueden volverse más secas, no obstante, en otras áreas podría crecer muy bien".

Dawson admite que hay una gran incertidumbre acerca de cómo se va a producir la adaptación de las especies de plantas tropicales al cambio climático. Los científicos se preguntan si la distribución geográfica en la que crecen ciertos tipos de plantas va a experimentar una reducción considerable —o incluso, si van a desaparecer por completo.

"Y en efecto, esas son preguntas verdaderamente difíciles de responder a ciencia cierta para nosotros", declaró a VICE.

"Habrá muchas ocasiones en las que, debido a que las plantas de coca están siendo cultivadas, si cambia el clima, alguien intervendrá y probablemente se irrigarán los cultivos y se cuidará de ellos, ya que son cultivos con los que se puede ganar mucho dinero", señaló.

"Así que, en cierto modo", continuó, "la planta será rescatada del cambio climático gracias a la intervención humana".

Sigue a Agata Blaszczak-Boxe en Twitter: ​@AgataBoxe​

Para ver más vídeos y leer más noticias, entra en VICE News, nuestra plataforma de noticias. Próximamente en español.

Tagged:
VICE News
cocaina
Drogas
Cambio climático
Vice Blog
calentamiento global