Cultura

Pulpo y esvásticas: los nazis gallegos del MRA

Los nazis galleguistas son uno de los grupúsculos más odiados por el resto de nazis españoles, pero ni eso ni el sentido del ridículo les detiene a la hora de salir a hacerse fotos, publicar libros o peregrinar a la Meca.

Samuel Lema


Todas las imágenes extraídas del blog del Movimiento de Resistencia Aria

En el verano de 2001 Pontevedra amanecía con varias pintadas neonazis en los muros de edificios ubicados en céntricas calles de la ciudad y en el mobiliario urbano. Acompañando el tag de una esvástica se podían leer dos siglas: R. A., o lo que es lo mismo: Resistencia Aria.

Resistencia Aria daba nombre a una organización y página web editada y difundida desde la capital de las Rías Baixas que albergaba contenidos nacional-socialistas y que tuvo una gran repercusión en el inframundo neonazi de internet, llegando en muy poco tiempo a las 25.000 visitas. Cobijaba las pulsiones ideológicas de varios nazis pertenecientes a plataformas como CEDADE Galiza, Orgullo Blanco o Hermandad Aria. Todo muy rimbombante pero en el fondo eran cuatro y el apuntador como pasa siempre en este tipo de grupos.

En su Manifiesto sus administradores se definían como nacionalsocialistas y nacionalrevolucionarios (NS – NR), a estas etiquetas habíaque sumarles las de antifranquistas, anticapitalistas, antisemitas, anticomunistas, antiaurinos, paganistas o racialistas. Sorprendentemente, y aunque pueda parecer contradictorio, eran además decididamente antiespañolistas, un "anti" que justificaban a partir de la crítica al legado de la España de Franco; que para ellos era un sionista, antinazi, antiblanco, clerical y derechista así como el responsable directo de la herencia corrupta y caciquil que "había elevado hasta el paroxismo la cultura cañí y de pandereta (...), llenando el país de gitanos, moros y judíos".

Este conflicto encarnizado y esquizofrénico entre los hijos de la extrema derecha continuaba ahondando en las controversias políticas y coyunturales internas suscitadas tras la Guerra Civil y antes de la derrota de Hitler en el seno de la incipiente dictadura franquista, entre el ultraconservadurismo pretendidamente fascista del propio Franco, el filonazismo de Serrano Súñer (el cuñadísimo) o el nacional-sindicalismo de Falange, que correteaba como un pollo sin cabeza por donde el régimen la llevaba. El concepto "nacional-catolicismo", la férrea y opresora mano del dictador ferrolano y la polarizacion de la política mundial en base al enfrentamiento entre capitalistas y comunistas, mantuvieron a raya cualquier posible disidencia ideológica interna —que aunque nosotros no la veamos, existe— y que para los nazis gallegos se traduce en tener en contra a toda la extrema derecha españolista, a quienes no ven si no no como "un batiburrillo ideológico facha-Falanjo-Fascista nacional-españolista", mientras que estos —mucho más cercanos al franquismo— los ven como unos frikis intelectualoides y encima filoindependentistas, que para el españolismo ultra es un tema tabú. Con ellos han tenido conflictos a lo largo y ancho de internet, que al fin y al cabo es donde ellos viven, siendo a menudo baneados de Stormfront y otras alcantarillas en las que se dan coba.

Porque era precisamente el antiespañolismo era una de las señas de identidad de la organización, lo que les separaba de muchas otras organizaciones similares a lo largo del estado, un antiespañolismo que a la vez era lo absolutamente opesto al autoodio típico del ultraderechismo gallego. Por eso también rechazaban la bandera rojigualda con la excusa de que la única bandera que les representaba era la bandera del NSDAP, por eso sus enemigos no solo eran los de siempre (comunistas, sionistas, anarquistas) sino también los los "torrentistas" de antes y por eso veían a España como una "nación de naciones" al más puro estilo de los federalista de izquierdas.


La otra "hermandad" de los pueblos

Dos características aún más importantes sobresalían en la génesis fundacional de Resistencia Aria, características específicas que, de algún modo, hacen referencia a la situación periférica e histórica de Galicia. Por un lado el uso tanto del castellano como del idioma gallego en su variante lusista (la variante más cercana al portugués) y por otro la reivindicación imperialista de las fronteras del antiguo Reino Suevo de Galicia; por que si hay algo que representa al pueblo gallego es un reino que existió menos de dos siglos hace unos mil quinientos años. De nuevo, el Imperialismo Gallego chocaba de frente con al Imperialismo Español de la mayor parte de organizaciones neonazis de la meseta, este y sur de España. Y decimos la mayor parte porque no hay que olvidar que dentro de los grupos NS Españoles, hay algunos que abogan por la recuperación de la identidad nacional de regiones como Castilla o Aragón. Cada uno a su rollo.

R. A se basaba en la parafernalia y la estética de la organización juvenil Ultreia fundada por el galleguista Álvaro das Casas, con la que comparten fervor patriótico y racial (gallego, se entiende) y simbología: el trisquel galaico. Realmente lo que hacenes deformar ciertos iconos culturales gallegos y apropiarse de nombres clave del nacionalismo gallego, desde Castelao a Pondal pasando por los escritores Vicente Risco, Filgueira Valverde o Fermín Bouza-Brey pasándolo a través del filtro de CEDADE.


Ultreia, en los años 30 fueron los primeros "nazis galleguistas"

Todas estas "bases ideológicas" se recogen en el Livro do Pensamento NS Galaico, que se puede encontrar en sus propias webs. La conceptualización de su discurso es tan rocambolesca que si Umberto Eco resurgiese de sus cenizas les buscaría un espacio en el paraíso del imperialismo semiótico, "no somos racialistas si no racistas y etnicistas", comentan en el artículo Racismo: as ideias malditas.

EL PRIMER JUICIO EN GALICIA POR NEGACIÓN DEL HOLOCAUSTO

El 10 de Mayo de 2006 es detenido el pontevedrés C. F. B., señalado como máximo responsable de la creación y difusión de la web resistenciaria.org (ya desaparecida), acusado de los delitos de exaltación de genocidio y contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas. El 2 de Octubre de 2007 C. F. B es condenado a un año de cárcel y al pago de una multa de 1.440 euros. Como señala el periodista de La Voz de Galicia, Nino Soto, "se trató del primer juicio en Galicia que sentó en el banquillo de los acusados a una persona por negación del holocausto y apología del genocidio". El propio acusado y condenado cerró la página web en julio de 2006, hecho que los propios miembros de Resistencia Aria anunciaron en el foro Stormfront, pidiendo la colaboración económica de los usuarios de este portal web de ideología NS para hacer frente a los 160 euros que les reclamaban los responsables del servidor norteamericano donde se alojaba el dominio. En el mismo foro, un usuario indicaba que el contenido de la página resistenciaria.org se podía revisar aquí.

Junto a C. F. B., Antonio Salas, artífice del libro Diario de un Skin, señala a otros neonazis y skinheads gallegos como responsables de la web resistenciaria.org, subrayando la formación universitaria de algunos de ellos y el ferviente adoctrinamiento que les llevó en un momento dado a intentar crear una especie de sucursal del Ku Klux Klan en Vigo. Los NS gallegos abogan por la formación intelectual aun a expensas de deformar y manipular conceptos históricos y políticos o simplemente negar acontecimientos tan abominables como el Holocausto. Incluso llegaron a conformarse como ONG con el fin de obtener fondos públicos para su financiación.


A medio camino entre el esperpento y la foto promocional de cualquier grupo de rock industrial

Uno de los responsables de la antigua web de R. A. e ideólogo e introductor de la doctrina NS en Galicia a finales de los 80 es J. C. R. C., Doctor en Historia por la Universidad de Murcia en 2009 y licenciado en historia por la Universidad de Santiago de Compostela.

J. C. R. C. impartía clases historia en un instituto de la localidad coruñesa de Ponteceso. Fue denunciado por sus alumnos en noviembre de 2002 por apología del nazismo, negación del holocausto e inculcación de ideas racistas y antidemocráticas, desestimando la Consellería de Educación, tras investigar los hechos, dichas consideraciones. Este oscuro personaje es el artífice de una nueva organización de ideología NS galleguista denominada M. R. A.: Movimento de Resistência Ariano refundación del antiguo R. A y de sustrato ideológico nacionalista-galleguista totalmente exacerbado. El MRA (Movimento de Resistência Ariano) es a la ultraderecha gallega lo que Tarantino al cine americano: un corta y pega de calidad que diría Gonzalo Abril: frente al típico planteamiento ultra, el M. R. A pretendía defender un nazismo "auténtico", impregnado de delirios místicos que rayan el ocultismo de la Sociedad Thule; una organización esotérica secreta que aunque se mantuvo inoperante durante el III Reich, no dejó de influir en primeras espadas del nazismo como Heinrich Himmler o Rosenberg.

LOS GALLENAZIS HOY

A día de hoy al MRA se le ha identificado con el partido político Identidade Galega. Dicho partido se presentó a las elecciones municipales en el municipio coruñés de Arteixo consiguiendo algo más de cuarenta votos. Si bien es cierto que en este partido identitario y galleguista se identifican también cuadros pertenecientes al MSR (algunos, antiguos Nazbol) y a los anarcofascistas de las Bases Autónomas, en las antípodas del espectro doctrinal de J. C. R. C., situándonos siempre en la maraña ecléctica de la ultraderecha, claro está.


"Aquí, parando un taxi"

Aunque en los últimos tiempos su actividad se puede considerar residual, han sido muy activos en los foros NS propagando su ideario bajo nicknames como Esbirro, Sannoava, MRA o Ultreia —de nuevo internet aparece como el último refugio de estos seres. Si a esto le unimos las múltiples imágenes colgadas en la red de jornadas de confraternización en espacios simbólicos de la cultura e identidad galaico-portuguesa, como la Citannia de Briteiros en las proximidades de la ciudad portuguesa de Braga, o el Castro de Baroña en el concello coruñés de Porto do Son, con sus uniformes y simbología NS, donde la esvástica es sustituida por el trisquel, y las imágenes de Hitler y compañía por las del poeta gallego Eduardo Pondal o del historiador y escritor Vicente Risco, nos damos cuenta del nivel de frikismohikikomori que alcanza esta organización.

La traca final viene de la mano de este mismo profesor: es el promotor de la revista Handschar editada en la localidad coruñesa de Laxe, situada a escasos 20 km de Ponteceso, en la que J. C. R. C. firma con el seudónimo de Huzman Hamza. El nombre de la revista viene de prestado por la XIIIª División de Montaña SS Handschar formada por voluntarios musulmanes bosnios y croatas que lucharon contra los partisanos yugoslavos del General Tito en la II Guerra Mundial. En esta revista simbología nazi e islamista se entrelazan sin rubor alguno en pro del antisemitismo.

En este punto independentismo gallego y doctrina NS se dan la mano con el islamismo radical: algunos de los antiguos editores de las revistas Handschar o Hiperbórea, como X. L., peregrinaron a La Meca como buenos musulmanes. Y no, esto tampoco es una broma.

Más VICE
Canales de VICE