FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Este veinteañero danés introduce refugiados clandestinos en Suecia desde septiembre

"Siento que es correcto infringir la ley que he quebrantado, porque la considero una ley injusta e inhumana".
18.1.16
Calle durante su primer viaje llevando refugiados a Suecia. Fotografía cortesía del autor

Desde que la crisis de los refugiados llegó a Escandinavia, varios daneses han empezado a introducir clandestinamente en Suecia, por tierra y por mar, a personas que buscan asilo. El pasado fin de semana, la policía sueca arrestó a un taxista danés, sospechoso de introducirgente clandestinamente, tras cruzar la frontera sueca en su taxi con un hombre que buscaba asilo. Esta es la segunda vez en dos días que se detiene a un taxista bajo la sospecha de ayudar y ser cómplice de personas que buscan asilo, y las autoridades fronterizas no dan muestras de ir a aflojar la situación. Además de esto, dos hombres fueron arrestados en Suecia este fin de semana tras cruzar elestrecho de Øresund - que separa Dinamarca de Suecia - en un bote de goma, que la policía sueca sospecha que robaron en Helsingør.

Publicidad

Quisimos saber por qué algunas personas eligen anteponer su propia ideología a la ley y arriesgarse a ir a la cárcel por introducir gente clandestinamente en Suecia, de modo que nos pusimos en contacto con Calle Vangstrup, un chico de 20 años que ha cruzado el Øresund varias veces con refugiados a bordo de su embarcación.

Créditos de la imagen: Calle Vangstrup, foto por Alexander Zahntner

VICE: ¿Cómo empezaste a introducir gente clandestinamente a través de la frontera? Calle Vangstrup: Empecé en otoño de 2015, cuando comenzaron a circular rumores sobre los refugiados que iban a llegar a Rødby. Sugerí llevarlos en mi embarcación, porque me imaginé que o bien la policía sueca o la danesa vigilarían muy de cerca la situación. Encontramos algunos refugiados en la Estación Central de Copenhague y los llevamos en barco hasta Suecia. Repetimos la operación unas tres o cuatro veces más. Después, cuando los suecos dijeron que no iban a mandar de vuelta a quienes cruzaran la frontera en tren, dejamos de hacerlo, porque no tenía sentido invertir tanta energía en aquello cuando podíamos ayudarles a conseguir llegar por tren.

¿Recuerdas cómo te sentiste cuando cruzaste el Øresund con refugiados en tu barco por primera vez? Estaba como paranoico. No tanto por el viaje, sino porque no sabíamos si la policía nos estaría esperando cuando llegáramos a casa. Había subido una foto a Facebook durante la travesía en la que explicaba por qué sentíamos que, a nivel político, lo que estábamos haciendo era lo correcto. Obtuve muchos likes y la compartieron un montón, por eso nos pusimos nerviosos pensando que las autoridades nos estarían esperando. Pero no sucedió, así que continuamos haciéndolo.

Publicidad

¿A cuántas personas podíais trasladar hasta Suecia en un solo viaje? Un máximo de 15 personas a la vez, incluyendo la tripulación y el intérprete.

¿Y con cuántas personas has cruzado el estrecho tú personalmente? Con entre 20 y 30 personas, más o menos.

¿Y entonces qué sucedió? Después de un tiempo, la policía se puso en contacto conmigo para informarme de que me iban a acusar de tráfico de personas según el párrafo 58, parte 8 de la Ley de Extranjería Danesa. Lo cierto es que pueden acusarte basándose en dos párrafos. El otro es por infracción penal grave, pero solo se aplica si has recibido dinero a cambio de introducir personas clandestinamente. El alcance de las penas también varía: a mí solo se me puede sentenciar a un máximo de dos años de cárcel, mientras que el máximo por infringir el otro párrafo es de ocho años.

Siento que es correcto infringir la ley que he quebrantado, porque la considero una ley injusta e inhumana.

¿Es posible que veamos más embarcaciones transportando personas a través del estrecho, ahora que los refugiados que buscan asilo ya no pueden coger el tren hasta Suecia? Bueno, puede ser. Hay muchos puertos a ambas orillas del Øresund. El único problema es que la mayoría de embarcaciones ya se han retirado del agua, porque estamos en invierno. Pero si la situación continúa como está, acabaremos viendo muchos barcos navegando llenos de aficionados a la náutica y demás, y entonces resultará muy fácil ocultarse entre la multitud. Ven es una isla sueca situada en medio del Øresund. Se encuentra a tan solo cinco millas náuticas del puerto de Rungsted, de modo que si llevas a los refugiados hasta allí, el tiempo que permaneces en aguas suecas es muy limitado. Y desde allí pueden tomar un ferry hasta Malmö.

Publicidad

¿Vas a introducir clandestinamente a más personas en Suecia? Si nos encontramos en una situación en la que eso sea necesario, yo estoy listo para hacerlo. Y esa es precisamente la situación en que nos encontramos ahora, de modo que sí, seguiré llevando en mi barco hasta Suecia a personas que buscan asilo. Lo que pasa es que ahora se ha hecho más difícil: el control de las fronteras ha hecho que mucha gente deje de ayudar a los refugiados por miedo. Y además, la Guardia Costera Sueca también ha incrementado su presencia. Pero no resulta imposible.

¿Qué piensas sobre que te hayan acusado de tráfico de personas? Me siento bien al respecto. No me enfrento a la máxima pena. Me he regido por mi corazón y por mi código moral, de modo que el sistema de justicia puede condenarme si considera que lo que he hecho está mal.

¿O sea que no te importa haber quebrantado la ley?
Siento que es correcto infringir la ley que he quebrantado, porque la considero una ley injusta e inhumana.

¿Qué opina tu familia sobre lo que has hecho? Les parece bastante bien. Lo que no entienden es por qué quiero hablar del tema con los medios, pero es que no acaban de ver es que es el único modo de difundir el mensaje y mostrar a la gente que cada uno de nosotros también puede hacer algo.

Personalmente, ¿sientes que tienes un sentido de la responsabilidad que te impulsa a actuar?

Sí. Yo creo que todos tenemos esa responsabilidad, pero eso ya depende del código moral de cada uno. Yo no me sentiría bien si me limitara a agitar una banderita en la frontera y después dejara a quienes buscan asilo en manos de la policía, cuando lo que ellos en realidad necesitan es obtener asilo en Suecia.