Noticias

El significado del graffiti que puso a los policías colombianos a rascarse la cabeza

¿De dónde viene y qué significa el acrónimo que molestó al director de la Policía?
28 Septiembre 2016, 8:14pm
Collage por Paula Thomas

La Policía no es, ni de cerca, la institución con mejor reputación en Colombia. La deslegitiman, por un lado, de pronto diciendo que los uniformados por momentos están más pendientes de sus conversaciones en WhatsApp que de la seguridad, y, por el otro, los megaescándalos de corrupción, como el de "La comunidad del anillo", que presionó la salida de Rodolfo Palomino, el entonces director de esa institución.

Un dato: según la Encuesta de Percepción y Victimización de 2015, apenas el 39% de los bogotanos tienen en buen concepto a la Policía.

En el extremo de esa mala imagen están los radicales que odian con las vísceras todo lo que esté relacionado con un policía. "Maldito tombo", "abajo las instituciones", "cerdos", todo eso. Desde hace algunos días (quizás un par de semanas, pues la información que hay no es exacta), han aparecido, frente a algunas estaciones de Policía en varias ciudades del país, pancartas y graffitis con las siglas "A.C.A.B".

A.C.A.B: All Cops Are Bastards. "Todos los policías son bastardos". O cabrones. O gilipollas. Como sea, se entiende el mensaje.

La Policía quedó un poco desubicada. "Tenemos que verificar si es un riesgo para la seguridad", declaró el propio general Jorge Nieto, actual director de esa institución, a Caracol Radio. Una nota en ese portal, el único medio que registró el hecho, dijo que el significado del mensaje "apenas se conocía en redes sociales". En internet, efectivamente, no faltaron los "tombo hijueputa" o "la Policía es tan bruta que no debe saber qué quiere decir A.C.A.B".

¿Y qué vamos a hacer si la gente no tiene idea de qué es eso? ¿Si esas siglas no hacen parte de la forma en que el colombiano promedio odia a la Policía? ¿Si los policías no hablan tanto inglés como quisiéramos? Pues explicar qué es. En la nota de Caracol le preguntaron su opinión a Fabián Sanabria, el sociólogo más consultado para hablar de "tribus urbanas", quien explica "lo que hacen los muchachos". Sanabria dijo que "se trata de grupos de contracultura cuyo único objetivo es la provocación: conseguir casi de forma masoquista las agresiones de la Fuerza Pública, grabar un video y justificar su movimiento".

Es cierto: el acrónimo A.C.A.B es contracultural, underground. Es más callejero que de redes sociales, como se dijo al principio (aunque ahora una cosa no riña con la otra).

Quienes han rastreado los orígenes de esa expresión se remiten a principios del siglo pasado, a los años 20, y dicen que era jerga de delincuentes. Pero el primer registro del que hay pruebas es de un periódico británico de 1977, donde un corresponsal, tras pasar la noche en una prisión de Newcastle, contó que el acrónimo se encontraba pintado en las paredes y tatuado en los dedos y detrás de la cabeza.

Durante la década siguiente, llegó el gran auge del Oi!, un género musical derivado del punk y popularizado sobre todo por los skinhead. En 1982, una banda llamada 4 Skins lanzó el álbum "The Good, The Bad and The 4 Skins", que incluía, además de una portada que ponía a los policías como los malos (The Bad), una canción llamada "A.C.A.B". Es probable que esa haya sido la primera aparición del término en un producto cultural.

A partir de ese momento, el término se volvió más y más popular. Lo adoptaron los hooligans ingleses (los feroces hinchas de fútbol que van al estadio y de cuando en cuando cruzan peleas con otras barras) y los punkeros. A.C.A.B se convirtió en uno de los tantos símbolos que usaron y usan algunos movimientos para rechazar la autoridad. Desde entonces, no fue raro verlo estampado en banderas durante un partido de fútbol, o graffiteado en las paredes de ciudades europeas, o tatuado nuevamente en dedos, pechos y cabezas.

De la misma forma que los neonazis utilizan el número 88 para encriptar la HH (que abrevia Heil Hitler), el acrónimo A.C.A.B también encontró camuflaje numérico: 1312, por el número que representan sus siglas en el abecedario. El nuevo código se difundió y desde hace unos años el 13 de diciembre se convirtió en el "día A.C.A.B", una fecha en la que tanto en la calle como en las cárceles como en las redes sociales se multiplican los saludos a la policía.

Internet, películas, libros y bandas han acercado el término a Colombia. No es raro, si se fija con atención, encontrarlo en alguna pared., verlo en una camiseta, leerlo en comentarios de redes sociales. Lo usan, igual que en otros países, los punkeros, los skinhead, los graffiteros, los barristas. Y existe, así sea de bajo perfil, desde hace más años que los que el general Nieto quisiera creer.

En algunos países europeos, usar ese término específicamente está tipificado como delito. Acá, tras la aparición del acrónimo frente a las estaciones de la Policía, no es clara la forma de reaccionar. En la Policía Metropolitana de Bogotá no dieron declaraciones sobre el tema y se atuvieron al manejo que se le está dando desde la Policía Nacional. Aunque en redes sociales se ha comentado que "habría cárcel para quienes usen el término A.C.A.B en Colombia", hasta ahora el único pronunciamiento oficial ha sido por parte del general Nieto, quien dijo que todavía están "verificando en qué lugares ocurre y desde luego que tomaremos las medidas necesarias de acuerdo a la normatividad que regula la protesta".