Fotos

Ya está listo El número de las fronteras, la nueva VICE impresa

No se deprima porque el año aún no acaba. Vaya y coja nuestra nueva revista impresa.
31.8.16

Arrancó septiembre. Eso quiere decir que, más allá de pensar en el regalo del día del Amor y la Amistad, caeremos pronto en el clásico limbo sicológico de haber pasado la mitad de 2016 y andar con la sensación de que el año ya acabó. Pero no. Faltan cuatro meses encima, a lomo limpio, antes de llegar a las novenas, a los banquetes y al trago bebido a diario sin reproche alguno.

Tengan paciencia y cojan fuerza mientras tanto. Acá les ayudamos regalándoles (la revista circula gratis) El número de las fronteras, que se inscribe en la discusión mundial de esa figura que los gobiernos implementan para separar físicamente a las civilizaciones sin permitir la libertad de tránsito entre un país y otro.

Publicidad

Nuestra portada fue encargada a Elliot Ross, un fotógrafo que dedica parte de su trabajo a registrar las dificultades que el aislamiento entre humanos causa en múltiples niveles: interpersonal, cultural, económico… Ahí tienen la foto, que dice más: una reja con ropa colgada en Moria, un campamento de tránsito y punto de registro para solicitantes de asilo en la isla griega de Lesbos.

Santiago de Narváez, que desde hace un año cubre temas de literatura en VICE Colombia, se despide de la redacción (una maestría en Creación Literaria en Barcelona se lo lleva) con un perfil sobre la poeta manizalita Fátima Vélez, a quien, a finales del año pasado, el Premio Nacional de Poesía de Bogotá le quitó de las manos el máximo galardón por un simple problema burocrático. Fátima (su poesía transgresora, su historia de vida) excede ese episodio. Santiago indagó el resto.

¿Hablamos más de fronteras? Un grupo grande de colombianos lleva cruzando la que separa a Colombia de Estados Unidos para ir allá y robar gente. Los internacionales (los inter), como los llaman, van y saquean apartamentos, se llevan cosas ajenas en los centros comerciales, desarrollan un lenguaje propio y tejen un canal de comunicación con sus familias, que siguen viviendo de este lado del hemisferio. Nahuel Gallota, un periodista argentino que le ha puesto el ojo al fenómeno de la diáspora criminal colombiana en su país, acompañó esta vez a dos de ellos en Houston.

El conflicto armado colombiano tiene, hoy más que nunca, posibilidades reales de acabarse. Eso sí, dejó detrás suyo un río entero de víctimas y azotó en carne viva, sobre todo, a los más pobres: a los militares más pobres, a los civiles más pobres, a los guerrilleros más pobres… En fin. Irene Durango, una periodista catalana, nos cuenta la historia de los erradicadores manuales de cultivos ilícitos, quienes son, de nuevo, los campesinos mas pobres.

Mirar a un animal enfrentarse a un ser humano desde el otro lado de una barrera es una cuestión heredada de España. Y en Colombia, valga decirlo, esta herencia tiene cada vez más opositores. Mirar a un animal descontrolado en una corraleja enfrentarse a un puñado de hombres (que bien podrían ser del público) es algo que cobra adeptos y víctimas cada año. El fotógrafo norteamericano Stephen Ferry siguió el fenómeno a lo largo de seis años en Sincelejo, Cereté y Córdoba, y la periodista colombiana Teresita Goyeneche nos lo contó en un plumazo poético.

¿Más? Bueno, más. Unos poemas del antioqueño Jacobo Cardona; el perfil de Akira, un exguerrillero asiático que ha quitado 50.000 minas en Camboya; las fotos alucinantes de Horse Radish; Pipas para fumar weed.

No se pierda nada.