FYI.

This story is over 5 years old.

Tech

Los cuadrados concéntricos de Frank Stella son animados con esta escultura de luz

'A Morphing Frank Stella' se ve como un cuadro animado y en tercera dimensión.
11.12.14

Betty Rieckmann frente a su instalación de luz, A Morphing Frank Stella. Imágenes cortesía del artista.

El tributo artístico de la artista Betty Rieckmann A Morphing Frank Stella, infunde la serie de los afamados y monocromáticos Cuadrados Concéntricos del pintor con movimiento y luz. Con combinaciones de color que cambian lentamente, la instalación de Rieckmann lleva el concepto de Stella al reino cinético, combinando la idea de que "la luz es la forma más pura del arte visual" con las ideas de Stella sobre el "poder adormecedor" y "los humildes efectos" del cuadrado.

Rieckmann describe que en su búsqueda para lograr su "imagen de luz", vio que su trabajo requería una forma tridimensional. En este punto, tomó inspiración de los revolucionarios cuartos de luz de James Turrell. "sus cuartos perdieron su forma tridimensional y parecían ser como un lienzo colorido", explica Rieckman en la descripción del proyecto. "Estoy usando este fenómeno en cada nivel de mi proyecto, perdiendo así la percepción de profundidad y haciendo que la escultura luzca como una fotografía".

A través de esta mezcla de influencias artística, A Morphing Frank Stella destaca la naturaleza bella e ilusoria de la geometría cuando se combina con luz, pero el elemento que realmente hace que los cuadrados cromáticos de Stella "tomen vida" en el proyecto de Rieckmann es la transición del color. "Al escoger ciertas combinaciones de color", señala, "los diferentes marcos del proyecto saltan hacia el frente o el fondo (el rojo saltará al frente, el azul se irá al fondo)".

Imágenes de A Morphing Frank Stella, 2014

Desde su primera exhibición en 2007, Rieckmann ha experimentado con el arte con luz. En 2013, la obra de Rieckmann para el Light Move Festival en Polonia brindó a sus espectadores un pasaporte para La Vida Dentro De Un Armadillo, construído con 3,500 globos y 500 LEDs dentro de hojas de acero inoxidable, y un viaje a través de sus Lollipop Worlds, una colección de coloridos globos que se transformaban cada noche en "planetas semi translúcidos". Además, a comienzos de este año, la artista abordó las teorías platónicas de 'integridad' en su escultura Seeking The White, rindió homenaje a las vidas perdidas en el mar con luces de boyas en código morse para su instalación Silent Communications, y fabricó ilusiones de aluminio con su Embodiment of Brilliance para Lumitronix.

Con el patrocinio de LED-Studien y la ayuda del realizador de video Richard Dahlman y el programador Michael Helmbrecht, el proyecto más reciente de Reickmann puede ser visto en Vimeo y para ver más de su trabajo, visita el website de la artista.