FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Leo Romero es el Johnny Cash de los skaters

Platicamos con este patinador sobre skate, lo que es convertirse en un rockstar, peleas, groupies y mosh-pits en tocadas folk.
11.3.14

El skateboarding profesional tiene días de descanso. Lesiones, días de lluvia, crudas —todas son razones válidas para que un skater no salga a trabajar—. Así que la mayoría de las personas en esta profesión tienen hobbies para satisfacer sus vidas de ocio cuando no están en la patineta. Leo Romero no es la excepción, empezó una banda con sus amigos llamada Travesura.

Siempre me ha caído muy bien la lengua afilada de Leo, desde 2003, cuando me dijo que nunca nadie se la había jalado. Desde esa entrevista de hace 11 años, él se ha convertido en un patinador excelente y de los más respetados actualmente, y puedo imaginar que muchas chicas ya se la han jalado. Su banda acaba de lanzar su primer EP, (que puedes descargar de manera gratuita aquí), así que decidí entrevistarlo por la milésima vez en los años de nuestra amistad para saber más de lo que es convertirse en un rockstar, peleas, groupies y mosh-pits en tocadas folk.

VICE: ¿Cuándo decidiste convertirte en un rockstar, Leo?
Leo Romero: Realmente no he decido ser un rockstar, pero empecé a aventarme palomazos hace unos años. ¿Estabas nervioso? Has patinado frente a mucha gente, pero esto es diferente.
Al principio sí, pero intenté alivianarme y lo vi como si fuera una demostración de skate. Pero claro que no lo es. Es más personal e íntimo que una demostración. Así que me emborraché las primeras veces. Al principio, sentía mariposas en el estómago, pero luego se me hizo más fácil. A veces te pones bien pedo y piensas que suenas increíble, pero la verdad es que estás hasta el culo y suenas horrible.

Foto por Grant Hatfield.

¿Cuál es la diferencia entre tocar música y patinar?
De hecho, hay muchas similitudes en eso. Como mencionaste, he hecho varias demostraciones en frente de mucha gente. Ves a güeyes que les va muy bien en sus demos, y a otros les va de la chingada. Así es como se siente cuando tocas en vivo. Me gusta eso porque me puedo relacionar con ese sentimiento, así de “Ok, hoy la cagué. Mañana será otro día”. Tocar música es de la misma manera, si tienes un mal día, dices: “A la verga, hoy no hay nada que pueda hacer. Lo intentaré mañana”. ¿También destruyes guitarras en el escenario? ¿Es parte de tu acto?
No. Yo nunca las destruyo porque disfruto mis instrumentos. Sólo las golpeo un poco cuando estoy tocando.

¿Eres mejor skater o músico?
Diría que soy mejor skater. Pero la verdad es que ya estoy algo viejo, igual y me la estoy mamando.

¿Cómo describes la banda y su sonido?
Cada canción suena loca y diferente. Algunas son más folk que otras, y otras son más rock pero es una banda tipo rock/folk/blues.

Dijiste en una entrevista que te hubiera encantado estar de gira con Elvis, Johnny Cash y Jerry Lee Lewis, tres de mis favoritos. ¿Son tus grandes influencias?
Sí. Yo diría que Johnny Cash, seguro. Yo no diría que sueno igual que ellos, pero he escrito canciones de ese tipo. ¿Y también quieres tener una adicción a las pastillas como Elvis y Johnny Cash?
No, para nada. Creo que ya estoy muy viejo para esa mierda. Digo, no creo que uno pueda estar tan grande para eso, pero creo que te puedes hacer un daño si empiezas muy tarde.

¿Quién tiene más groupies, Leo Romero el skater o Leo Romero el músico?
Ninguno, de hecho. El baterista, Mark Moros, es quien se lleva todas a las morras. Y creo que así es en todas las bandas. Los bateristas están locos y terminan cogiéndose a las morras. Mark se pone bien pedo y empieza a actuar como un pendejo. Yo no tengo historias de groupies, pero mi amigo Eric Evans le chupó la vagina a una morra en unas escaleras. Se había terminado el show, y él le digo: “¿Te puedo comer antes de que te vayas?” Ella se agachó, se hizo el calzón un lado y él le entró. ¿Hay peleas en tus tocadas?
No hay peleas, pero sí hay mosh-pits. ¿Mosh-pits en tocadas de música folk? ¿Cómo es eso?
Súper loco, güey. Son ocasionados por nuestros compas. A veces es un mosh-pit y a veces es una lucha. Soy gran fan de las luchas, y muchos de nuestros amigos son fans de las luchas también.

A tu papá nunca le gustó la idea de que fueras skater. ¿Es fan de tu música?
No creo que le guste nuestra música, pero creo que es alivianado y respeta lo que estoy haciendo. ¿Dónde se puede comprar tu EP?
Puedes descargar el EP de manera gratuita. Y si vas a nuestros conciertos, regalamos nuestros discos.

¿Gratis? ¿Cómo vas a ganar dinero así?
Primero nos tenemos que dar a conocer; luego ganamos dinero. Voy a varias tiendas de discos y les pido si pueden regalar mi CD, me dicen: “Deja lo escucho primero”.

¡Güey! Eres Leo Romero. Deberías poder entrar caminando a las tiendas de discos con la verga de fuera.
¿A una tienda de discos que no conoce del mundo del skate?

Deberías de decir: “¿Sabes quién chingados soy?”
“No señor. Salgase a la chingada”. Muchos skaters también son músicos talentosos. ¿Quiénes son tus favoritos?
Me gusta mucho Ray Barbee y Josh Harmony. Me gusta la manera en que tocan. Cuando ves a alguien tocar y es aburrido, no te puede trasmitir la emoción. Es como ver a un técnico que da un demo de skate, y dices: “Es bueno, pero aburrido”. Y ves a alguien como Ray Barbee tocar, y siempre lo hace bien. Pero Josh Harmony es mi favorito porque compone sus propias canciones. Entre los skaters, ¿quién es el más aburrido?
No sé, güey. Quizá yo, si es que la gente todavía me sigue preguntando si soy skater.

Más estupideces en Chrisnieratko.com y @Nieratko.