Esta fotógrafa de partos lucha contra la censura en las redes sociales

FYI.

This story is over 5 years old.

Fotos

Esta fotógrafa de partos lucha contra la censura en las redes sociales

La censura pone en evidencia a un sistema que necesita un cambio general, un sistema donde el porno es más normal que el parto y el parto se considera pornográfico.
14.3.16

Según los estándares de la comunidad en muchas redes sociales, la imagen de la cabeza de un bebé saliendo por la vagina de su madre se considera explícita o incluso pornográfica. La fotógrafa y partera australiana Angela Gallo está acostumbrada a recibir ese tipo de comentarios. Cada que sube fotografías de parto de las familias con las que trabaja, las reportan y se las borran.

Gallo lleva dos strikes en Facebook y está a uno de que le cierren la cuenta. También ya perdió su cuenta de Instagram con más de ocho mil seguidores. Es muy frustrante para ella porque el objetivo de su obra es difundir la noción de que el parto no tiene nada de asqueroso.

Publicidad

Hace poco platicamos con Angela sobre el estigma, la belleza y cómo photoshopea destellos del lente para complacer a los censores.


Relacionado: Así es un parto en casa


VICE: ¿Cuál crees que sea el motivo principal por el que las redes sociales censuran tus fotografías?
Angela Gallo: Mira, entiendo que no todos quieren ver senos y vaginas al entrar a sus redes sociales pero hay alternativas y se debe llegar a un mutuo acuerdo. Ya hasta censuran las imágenes de parto por cesárea porque son "actos explícitos de violencia y agresividad". La censura pone en evidencia a un sistema que necesita un cambio general, un sistema donde el porno es más normal que el parto y el parto se considera pornográfico.

¿Crees que al cambiar nuestra actitud hacia el parto, también cambie la experiencia del parto mismo?
En la cultura popular, el parto se considera un acto quirúrgico, frío, estéril y dramático. Las mujeres están programadas desde jóvenes para creer que el pasto es así y siguen creyéndolo a un nivel subconsciente cuando son mayores. Espero poder utilizar estas fotografías para desafiar lo que consideran normal y hacer que lo vean como algo positivo. Si lo logro, espero poder quitarles el miedo y la ansiedad que se asocia con el parto.

¿Cómo ha sido la reacción del público en las redes sociales a tus fotografías?
Muy interesante. Entiendo que puede ser muy explícito y delicado. En general, he recibido una respuesta increíble de mujeres que comparten sus experiencias, como "Tuve un orgasmo durante el parto pero no se lo dije a nadie en diez años porque me daba vergüenza pero al ver estas fotografías me siento bien, emocionada y normal". Ese tipo de cosas me motivan.


Relacionado: Por qué es buena idea masturbarte cuando vas a dar a luz


¿Quiénes son los que más se oponen?
Hay algunos comentarios ridículos pero, en general, a lo que más se oponen es a la naturaleza del parto mismo. Los comentarios más comunes son "Oh no, no esta mierda otra vez, las mujeres siempre se quieren imponer". Hemos dado a luz desde el principio de los tiempos, no es la gran cosa, cálmense.

¿No crees que el mundo digital también ha ayudado a romper estos estereotipos?
Claro. Hace 40 años, los hombres tenían prohibido entrar a la sala de parto. Las mujeres no podían ver sus placentas y el parto era algo que se hacía a puertas cerradas. Estamos rompiendo los estereotipos poco a poco. Por ejemplo, con la menstruación. Ahora hay mujeres que utilizan tampones para crear arte y dicen "¿Sabes qué? Esto es parte de mí, es parte de quién soy, también puedo dar vida y parir una placenta, así que quiero tener un registro".