FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Teen Flirt, la nueva apuesta mexicana de la electrónica, estará en el Festival Hermoso Ruido

El Dj mexicano estará este 29 de agosto en el Festival Hermoso Ruido con atmósferas sonoras que invitan al baile, al roce de piel y al cachondeo. La música perfecta para tirar.
11.8.14

Desde tiempos inmemorables, el hombre ha buscado crear la atmósfera perfecta para tirar. Sembrar la semilla que engendrará una nueva generación de humanos que algún día buscará lo mismo. Sábanas de seda, perfumes exóticos o sustancias psicodélicas han sido usadas por un sin número de casanovas anónimos, pero la modernidad nos ha dotado de una posibilidad técnica sin precedentes: hacer música y después reproducirla para el sexo. Eso es precisamente lo que hace Teen Flirt, crear atmósferas sonoras que inviten al baile, al roce de piel y al cachondeo.

Teen Flirt es uno de los tantos artistas de Monterrey que tomó la decisión de irse al D.F. para expandir sus horizontes. Si tuviéramos que encasillarlo en un género, sería R&Bass, lo que contrasta con el predominio del hip hop en su ciudad natal. Sin duda es uno de los actos mexicanos más esperados dentro del Festival Hermoso Ruido, en el que se estará presentando en la sala Kubrik del cine Tonalá este 29 de agosto.

Tuvimos una charla con él y nos contó sobre sus comienzos, la escena electrónica mexicana y de cómo cree que sus amigos tiran con su música.

VICE: ¿Cómo fue tu primer acercamiento a la música? ¿Qué escuchabas cuando pequeño?

Teen Flirt: Me clavé con la música electrónica y como muchos tuve una etapa de psytrance. Cuando estaba chiquito escuchaba rock y bastante hip hop, escuché Chronic de Dr. Dre como nadie. En Monterrey es muy común subirte a un carro para fumar, beber y manejar escuchando música. Cuando alguien compraba un CD, nos trepábamos a su nave y lo escuchábamos entero.

¿En qué momento decidiste comenzar con Teen Flirt? ¿Cuál fue el detonante?

En Monterrey fui dueño de dos clubes y por los problemas de inseguridad los tuve que cerrar. Le perdí fe a la escena electrónica. Me encerré una temporada y comencé a escuchar muchas cosas nuevas en Soundcloud: bass, jungle, drum and bass. Me di cuenta de que no tienes que hacer un beat cuatro por cuatro para hacer buena música. En ese tiempo compuse unas cuantas canciones.

En esa época vivía con Ezekiel y él tenía una onda muy de hip hop y drum and bass, me sentía un poco solo con el trip que tenía, era muy experimental. Después comencé a venir mucho al D.F., me topé con los NAAFI y me di cuenta de que no estaba solo. Comencé a tocar en sus fiestas, rescaté unas canciones que tenía y comencé a agarrarle cariño a este video.

Cuando estás en el escenario tienes un trip un poco conceptual, ocultas tu rostro, pareces un zapatista del electro. ¿Cómo se te ocurrió?

En Monterrey me conocían en la escena como alguien que tocaba house o música de club y la idea fue un poco para esconderme de esa gente. También creo que este tipo de música no tiene procedencia o futuro, es algo que no nos pertenece, así que no le pongo un rostro.

A parte de influencias sonoras ¿en qué te inspiras para hacer música?

Escucho muchos soundtracks. Siento que las personas que los hacen tienen un sentido muy cabrón del espacio, tiempos, dinámicas y tonos. También libros, frases y chicas (risas). Me gusta cuando una chica te muestra un grupo nuevo y trato de sacarle el máximo provecho a ese descubrimiento.

Tu música se podría describir como R&Bass y eres de los pocos DJs en México que van por ese lado. ¿Existe un movimiento o eres solo tu?

La verdad me siento un poco solo, no puedo llamarme pionero, pero las ramificaciones del bass en México son muy específicas. Las disqueras tienen un son bien marcado y definido. Por eso comencé Finesse Records, para rodearme de gente que comparte mi visión de la música. Aunque siento que también el D.F. debería darle un chance a este tipo de música, pero hasta el momento me conformo con que mi música se encuentre en los iPods o en el Spotify de la gente.

Actualmente hay un movimiento muy fuerte de ese género en L.A. gracias a una disquera llamada Soulection (Sango, Esta y Ta-Ku). ¿Tienes algún contacto con esa escena?

Lo raro es que descubrí esa escena después de comenzar a hacer música con ese estilo. Siempre me dicen que tengo un sonido similar al de los artistas de Soulection, pero siempre le apunté más a Looky Me o Ninjatune. Me gusta que el movimiento esté pegando, también en Francia se está escuchando mucho, allá Esta y Kaytranada tocan en fiestas con tres mil, cuatro mil personas. Y la verdad es que prefiero vivir en una ciudad donde yo sea el único que haga este tipo de música.

Hace unos meses representaste a México en el Boiler Room. ¿Cómo se acercaron ellos a tí? ¿Cómo fue la experiencia?

Se acercaron con mucha cautela, primero me dijeron que se trataba de una fiesta privada, nunca mencionaron algo del Boiler Room. Un mes antes me lo anunciaron y me sorprendió mucho. Desde que escucho electrónica, el Boiler Room ha sido una de mis mayores influencias. El día del toque estuvo muy fuerte, esa misma noche abrí el concierto de James Blake y tuve que correr a la locación, salió muy bien y después me emborraché mucho. Lo volvería a hacer.

Hace un año un amigo me pasó un mixtape de Finesse Records. Cuéntanos todo sobre el sello, (artistas, géneros, qué incluye y expectativas). 

El sello comenzó como una plataforma para comenzar a sacar nuestras cosas, en el D.F. nadie nos conocía y éramos muy pequeños para las disqueras. Lo hicimos digital, la idea era que la gente consumiera y difundiera nuestra música y por eso desde el principio hemos regalado nuestra música. Luego se convirtió en una especie de “pandillerismo” (risas), nos juntamos todos para retocar nuestras cosas. El sello ha crecido, porque ahora tiene una identidad más marcada, estoy muy contento.

Tienes muchos mixtapes ¿En qué piensas cuando armas uno?

Comencé a hacer mixtapes por que le daba like a muchas canciones parecidas, luego hacía un playlist con estas y las ponía cuando estaba con una chica. Tenía que unirlas de una manera. Mix Thinki es un programa muy cabrón para hacer mixtapes, te dice el tono y la energía de las canciones, facilitando mucho poder contar una historia.

Después algunos amigos me dijeron “los haces muy chiquitos, una hora no es suficiente para cojer” (risas), siempre he sido muy morboso y me divierte la idea de saber que mis amigos y amigas tiran escuchando mis mixtapes, me motivan a hacer más.

También has tocado en muchos festivales en México y EE.UU. ¿Prefieres tocar en un festival o en un lugar chiquito?

Los dos están muy bien. Me gustan las fiestas chiquitas, la gente se conecta y solo va a escuchar música. Del festival me gusta la exposición que te da, pero el hecho de que haya un montón de gente tirada en el pasto no siento que sea un buen acercamiento (risas).

Conéctate con Teen Flirt en:

Facebook

Twitter

Soundcloud

Conoce más de Teen Flirt en:

Sellos: Finesse Records