FYI.

This story is over 5 years old.

Cultura

Cómo cortar con alguien de una manera decente

13 pasos sencillos para superar una maldita tusa.
4.8.14

Playera vía Skreened.

Acabo de cortar con mi mejor amigo, un hombre con el que he compartido los últimos cinco años de mi vida. Y aún así, no lo odio. Es extraño no odiarlo. No sólo no lo odio si no que todavía lo amo (aunque no de una forma romántica). Aún lo quiero en mi vida. Antes siempre implementaba la política de “destruir todos los recuerdos” cuando cortaba con alguien y ahora éste es un proceso nuevo y emocionante en mi madurez emocional en continua evolución. Sin embargo, no odiar a un ex es un territorio no explorado y no tengo ni puta idea de qué hacer. Con el mero fin de divulgación, querido lector, debo confesar que estoy aterrada. No obstante, sé qué es lo que tengo que hacer. Tú también deberías hacerlo si quieres superar un amor perdido sin cortarte las muñecas en la bañera.

Primero que nada, no salgas con alguien que está de la chingada

Está por demás decir que nunca deberías salir con alguien pésimo. Si no lo hubiera hecho en el pasado, no tendría esta perspectiva tan amplia. Mi ex es el único que he cortejado y que no era un completo pedazo de mierda. ¡Y cómo valoré eso! Pasar tu vida con un ser humano bueno en esencia garantiza que no terminarás, digamos, golpeada con tu propia sombrilla en la avenida Hollywood Boulevard después de un concierto de Superchunk. (Digo esto en teoría, claro, porque nunca experimenté una ruptura tan increíblemente desquiciada. Ejem.)

No hagas preguntas de las cuales no quieras obtener una respuesta

Si preguntas: “¿Quieres acostarte con alguien más?” a tu ex pareja tal vez parezca inofensivo, hasta lógico, pero la dura y aplastante verdad de la respuesta (que es sí, naturalmente) puede llevarte a una picada emocional. De pronto, la única cosa en la que puedes pensar es en qué conocida mutua de veintitantos se va a estar dando públicamente el anterior amor de tu vida, y lo único que puedes tomar es whiskey y el único lugar en el que puedes dormir es en el piso, después de haber tomado tanto whiskey como para creer que es una idea totalmente sensata. (Digo esto, otra vez, hipotéticamente. Ejem.)

Reconoce tu culpa

¿Sabes cuál es el común denominador en todas tus relaciones fallidas? Tú. Culpar sólo a la otra parte es tentador, pero infantil. Piensa en todas las veces que les dijiste de forma pasivo-agresiva que “no estabas enojada” cuando en realidad sí los estabas. En cada vez que te desquitaste con ellos y no lo merecían… Tus manos no están limpias por completo, Madre Teresa. Lávatelas con una buena y clásica autorreflexión.

No intentes coger para olvidar

Coger, ya sea con alguien más o con la persona con la que estás cortando, no es una buena idea en tu frágil estado emocional. ¿Sabes cuál sí es una buena idea? ¡Masturbarte! Usa tus propias lágrimas como lubricante.

Foto por Jamie Lee Curtis Taete.

Reconoce lo efímero de la vida y del amor

Las relaciones, al igual que la vida, son efímeras. Seguro al ver esa pareja de viejitos tomados de la mano en una banca en el parque te hará sentir como que fallaste, pero ellos son la excepción a la regla. Como sea, no pueden coger sin pastillas, entonces sigues ganando. No es una carrera ni nada, pero, al diablo con ellos.

Come algo

Tu primer instinto es no hacerlo. Tu primer instinto está equivocado. Sin importar lo que diga el meme más photoshopeado y pixeleado que posteó tu mamá en Facebook, el amor no es necesario para vivir. Sin embargo, la comida sí que lo es. Come un sándwich. Te sentirás mejor.

Mantente activa

Párate de tu cama, maldita zorra. Sal a caminar. O a correr. Lo que sea. Los que defienden al estilo de vida saludable están equivocados en muchas cosas (la satisfacción de un atleta, por ejemplo, no se acerca a lo emocionante de estar drogado en serio), pero tienen razón en el hecho de que el ejercicio te hace sentir mejor. ¿No te gustaría sentirte mejor? ¿No sería agradable?

No te aísles

Estar solo en tu departamento que antes compartías, y ver al vacío en la oscuridad de la noche a través de la ventana de tu cuarto o estar postrado y suspirando en la cama que alguna vez compartiste es una total pérdida de tiempo. No sólo no te hace sentir mejor sino que te hace sentir mucho peor. ¿Sabes qué te puede hacer sentir mejor? Aceptar la ayuda y el apoyo de las personas que quieres y que te quieren. Dormir en sus sillones. Aceptar su hospitalidad. Permitirte la oportunidad de darte un descanso de esa pesadilla infernal que es tu mente, al menos por una noche (o dos, o tres, o cuatro, depende de qué tan buenos sean los que te apoyan) y ver con ellos la película The Other Woman, que obtiene un cero de puntuación en el test de Bedchel. (Otra vez, hablando hipotéticamente. Ejem. Dios, no puedo dejar de toser. Seguro tengo algo atorado).

Foto por Jamie Lee Curtis Taete.

Sé amable

No envíes mensajes de texto estúpidos. (Digo eso, claro, después de haber enviado muchos mensajes de texto estúpidos a mi ex en los últimos días. Usaré esta oportunidad para disculparme oficialmente por los estúpidos mensajes de texto. Allen, perdón por todos esos mensajes). No seas egoísta. ¿Quiere su espacio? Dale su espacio. No grites y llores explicándole que sientes que te está evitando, ¿por qué carajos te está evitando?, ¿qué eres, un puto monstruo?, ¿es lo que él cree?, ¿te odia? Oh, por Dios, te odia. No, no vas a dejar de llorar, ya no pueden decirte qué hacer, y demás. Ya bájale, Zelda Fitzgerald.

No arruines su reputación

Hay algo que te gustaba, algo que amabas, de tu ex en primer lugar (por eso salías con él). Seguro tiene algo bueno, también tú y otras personas. Celebra eso bueno que tiene. Habla bien de él a sus conocidos mutuos. A menos que, claro, sea un pedazo de mierda sin remedio, pero tú no sales con pedazos de mierda sin remedio, ¿recuerdas?

Deja de sentir lástima por ti

No estás en Gaza. No tienes una enfermedad terminal. Por tu propio bien, ya cálmate. Escucha, pequeña, todas las veces que no lo intentas, pierdes. Pero al menos lo intentaste. La próxima vez puede que tengas éxito. Seguro habrá una próxima vez.

Reconoce tu irracionalidad

No estás pensando con claridad. Tu mente está nublada por el arrepentimiento, el whiskey o las dos cosas. Deja que pase el tiempo antes de que tomes decisiones imprudentes, como cortarte el cabello (no lo hagas) o darte a tu mejor amigo (no lo hagas) o tatuarte un fénix resurgiendo de las cenizas como homenaje a ti misma por resurgir de las cenizas de tu relación anterior (por el amor de Dios, no hagas eso).

Mantente hidratada

En general, siempre debes mantenerte hidratada. Si no lo haces, hay consecuencias horribles. Más horribles de lo que imaginas. Peores que el fin de tu amor.

Sigue a Megan Koester en Twitter.