Tetas, calaveras y Mickey Mouse: el arte naif de los presos mexicanos

FYI.

This story is over 5 years old.

Viajes

Tetas, calaveras y Mickey Mouse: el arte naif de los presos mexicanos

La tradición del paño se inició durante la década de 1940 entre los correccionales del oeste de los EUA. La única forma que tenían los presos mexicanos analfabetos de comunicarse con el mundo exterior era decorando pañuelos.
9.2.15

Todas las imágenes cortesía de Reno Leplat-Torti / Paños Chicanos

La tradición del paño se inició durante la década de 1940 entre los muros de los correccionales del oeste de los EUA. En aquella época, la única forma que tenían los presos mexicanos analfabetos de comunicarse con el mundo exterior era decorando pañuelos. Todavía hoy siguen enviando paños a amigos y familiares en sustitución de las cartas y, en algunas penitenciarías, estas prendas constituyen una moneda de cambio muy popular.

La mayor parte de las decoraciones son dibujos de tatuajes, payasos, motos y chicas pin-up realizados con bolígrafo sobre tela de muselina. La temática abarca desde el porno hasta la religión, con motivos como tetas, ositos de peluche, calaveras y unicornios que se van alternando por parejas. Estos paños son una muestra de que hasta el más duro de los delincuentes tiene la suficiente sensibilidad como para elaborar un regalo artesanal para su madre.

Publicidad

Hasta hace poco, los paños pocas veces lograban salir de los recintos carcelarios o de las casas de sus destinatarios. Hace cinco años, mientras realizaba una investigación sobre objetos hallados en prisiones, el artista y coleccionista Reno Leplat-Torti descubrió el arte de los paños y empezó a coleccionar todos los que pudo. Actualmente su colección cuenta con más de 200 pañuelos y ha sido expuesta en galerías de toda Europa.

Aquí puedes encontrar más información sobre la colección de Leplat-Torti.

Traducción por Mario Abad.