FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Gaticos y monetes

San Miguel Music: Sólo un guionista de Muchachada Nui podía estar detrás del nuevo videoclip de Tigres Leones.
25.1.12

Es complicado seguirle la pista pero, tenga lo que tenga Miguel Esteban entre manos, siempre es algo interesante. La última vez que le vi me contó algo de un videoclip de Tigres Leones pero no le di importancia hasta que lo vi y le envié un mensaje: “tenemos que hablar”. Si pones su nombre en Google aparece un pueblo toledano pero el Miguel Esteban que responde la siguiente entrevista es guionista de Museo Coconut y Muchachada Nui. Es también autor de esto y el protagonista de estoesto y esto otro.

Vice: Este es tu primer videoclip ¿verdad?

Publicidad

Miguel: Si es que se le puede llamar así… La idea era que cuanto menos pareciera un videoclip mejor. Luismi, el guitarra de Tigres Leones, es guionista en El intermedio. Somos amigos de ahí. Le gustan los cortos que hago y los dibujillos y me pidió un video. En realidad nos pidió dos, uno a mí y otro a Raúl Navarro (también guionista de El Intermedio). Nos dio las dos canciones de su EP Arder/Bailar para que eligiéramos y después hiciéramos lo que quisiéramos.

¿Hubo conflicto a la hora de elegir?

No. Me adelanté yo porque me gustó más la canción de Baila. Luismi nos dijo que era el autor de una de ellas, sin desvelar cuál. Por la letra me imaginé que esta era la suya y me parece una canción increíble. Además con ese título y esa letra tan extraña pensé que con poner a alguien extraño a bailar ya tendría videoclip.

Un videoclip de autor.

Sí… de autorcillo.

¿Has tardado mucho en hacerlo?

Pues la verdad es que sí. Desde el verano más o menos que empecé con la idea. Quería hacer algo que fuera pesado. Un poco machacón. No quería saturar con imágenes ni nada de eso. Se lo quería poner difícil al que lo viera, no sé muy bien por qué.

¿Apostaste desde un principio por la animación?

Sí, me siento más cómodo con la animación porque no tienes que involucrar a nadie. Me cuesta mucho pedir favores y decirle a alguien que pierda un domingo por una tontería que se me ha ocurrido. Con el flash te lo haces todo solito en casa, calentito, acompañado por los gatos.

Publicidad

Está muy claro que has calcado.

Básicamente he calcado una escena de una película sí. Frame a frame. He cambiado las cabezas por cabecitas de animales: Ningún animal ha sufrido daños. Mi gato se cayó de la mesa pero está bien, es un gato. Y no hubo una relación directa con el videoclip.

¿En qué escena se basa?

En una coreografía de Shirley Temple y un actor negro, no sé el nombre. La canción dice "baila, como los negros, de un musical". Me pareció que había alguna conexión graciosa y me puse a dibujar antes de meditarlo mucho. Las primeras personas a las que se lo enseñé me dijeron que era demasiado repetitivo y eso era algo que me gustaba.

¿Nadie te aconsejo ningún cambio?

Ernesto Sevilla me dio una idea para introducir algo de argumento. El comienzo y el final del vídeo. Se supone que todo es una ensoñación de un perrete que está en una jaula y ve a una gatita y se imagina que baila con ella. Toda una historia, como ves.

Nunca he tenido gatos. Ni perros.

Bueno yo tengo gatos porque no tengo tiempo de cuidar a un perro. Tengo dos precisamente por eso. Se cuidan entre ellos. Son muy majos. Uno de ellos me debe pasta, pero en general son legales.

Siempre he pensado que tener mascotas es de cobardes. Lo valiente de verdad es tener hijos.

Bueno a mí tener hijos me parece el acto más egoísta que existe. Pero es verdad que también exige valentía. Los gatos es un grado aún mayor de cobardía que los perros. Como en mi caso los niños están fuera de la ecuación, digamos que tengo gatos porque no me atrevo a tener perro. Son unos niños de los que no hay que preocuparse demasiado.

Hablando de chuchos, ¿has podido ver el videoclip que te envíe de Los Animales?

Por supuesto que lo he visto y no puedo más que darte las gracias y mostrar mi admiración por esos artistas. Espero que me pidan que haga su próximo video. No estaré a la altura pero ellos valorarán mi esfuerzo. Mientras lo haga con el corazón, les gustará.