De los zombies a la telepatía: Cuando los científicos estudian lo sobrenatural
Imagen: Wikimedia

FYI.

This story is over 5 years old.

De los zombies a la telepatía: Cuando los científicos estudian lo sobrenatural

Cinco experimentos que fueron más allá.
5.11.15

En el primer episodio de Los Expedientes Secretos X, Fox Mulder le dijo a la recién llegada Dana Scully que "Cuando lo convencional y la ciencia no ofrecen ninguna respuesta, ¿No podemos mirar hacia lo fantástico como una probabilidad?"

Esto marcó la esencia de la serie entera, pero también parece ser la filosofía que algunos científicos quieren creer.

Aunque la gente lo niegue, la ciencia y la "magia" están irrevocablemente relacionadas. Esto se puede argumentar con la tercera ley de la ciencia ficción de Arthur C. Clarke, que establece que "cualquier avance tecnológico es indistinguible de la magia".

Publicidad

Tal vez sea falta de conocimiento lo que hace que lo sobrenatural parezca posible, pero a través de los últimos siglos mientras que los logros científicos se expanden, la gente sigue intentando probar lo inverosímil, ya sea para descubrir lo que pasa después de la muerte o para encontrar la verdadera extensión de la conciencia humana.

Sin curiosidad por lo desconocido, algunos descubrimientos científicos quizás no hubieran ocurrido. También quizás no tendríamos una gran cantidad de experimentos históricos como referencia sobre lo raros que pueden ser los científicos.

Imagen: Soul Carried to Heaven por William Bouguereau

El peso del alma

La hipótesis de Duncan MacDougall era sencilla: si todo tiene masa, entonces el alma también debe tener masa.

Si crees en el concepto de un alma, tiene sentido. MacDougall trató de probar esto pesando a pacientes con tuberculosis inmediatamente antes y después de la muerte. De acuerdo con sus ensayos, en el minuto después de morir encontró que el peso se reducía alrededor de 28.7 gramos en promedio.

Después de haber pesado a seis sujetos, una muestra demasiado pequeña para un experimento de tan amplio rango, concluyó que el peso del alma era "de entre 14.17 gramos hasta 28.7 gramos que el cuerpo pierde en el momento de la muerte". El promedio es de 21 gramos. Solo un alma dejando el cuerpo después de la muerte podría explicar la pérdida de peso repentina. "No hay otra forma de explicarlo" le dijo al New York Times.

Imagen: Wellcome Images

Reanimación

No muchos científicos tienen un legado que suena a novela de ciencia ficción. A pesar de eso, el trabajo de Giovanni Aldini suena a que lo sacaron de la novela de ciencia ficción más famosa de la historia.

El trabajo de Aldini sobre "galvanismo", que incluye aplicar una corriente eléctrica a ciertas partes del cuerpo, se puso en exhibición en enero de 1803 cuando hizo que el cuerpo del asesino George Forster volviera a la vida.

Publicidad

"En la primera aplicación del proceso en la cara, la mandíbula del difunto criminal empezó a temblar y los músculos conectados se contorsionaron horriblemente y uno de sus ojos se abrió" escribió un reportero en el Newgate Calendar. El artículo también decía que uno de los hombres presentes estaba tan impactado que murió poco después de llegar a su casa.

Claro que Forster estaba muerto. No revivió. El artículo concluyó que aunque Forster no había sido reanimado, el experimento podía ser usado para estimular algunas partes del cuerpo. El galvanismo también se usa en la nombrada novela Frankenstein.

Franz Mesmer

¿Ese nombre te suena familiar? Puede que no lo reconozcas pero hay similitud con el término "mesmerize", que en español significa hipnotizar.

La palabra tiene como raíz el apellido del físico Franz Mesmer, que en el siglo 18 fue un creyente de una fuerza invisible emitida por todos los cuerpos y que los puede influenciar entre sí.

Él llamó a esta fuerza entre seres "magnetismo animal". Se decía que una enfermedad podía ser causada por la obstrucción de este flujo de fuerza.

La técnica de Mesmer, que incluía usar magnetismo para generar esta fuerza entre cuerpos, se volvió popular a través de Europa, aunque más por sus propiedades de entretenimiento. Él seguía siendo una figura de controversia hasta el punto que Louis XVI conformó una comisión para probar la teoría de Mesmer con hechos científicos. Este grupo, que incluía a Benjamín Franklin, desacreditó sus afirmaciones, aunque también encontraron que técnicamente sus tratamientos ayudaban a los pacientes que los recibían.

Publicidad

El "magnetismo animal" ha sido refutado, pero la teoría de Mesmer se puso en práctica en el siglo 19 gracias al cirujano James Braid, que acuñó lo que llamó "hipnotismo racional" o como le decimos ahora, "hipnosis". El procedimiento consiste en poner a pacientes en trance y fue adoptado por Sigmund Freud. El resto es historia.

Telepatía

William James es considerado uno de los miembros fundadores de la sicología moderna, pero también era creyente de las habilidades síquicas, especialmente después de los resultados de estudios que ponían a prueba la lectura de la mente.

En un ensayo que publicó en 1899, afirmó que originalmente había sido escéptico, pero se convenció de que los estudios, realizados en Francia, Alemania e Inglaterra, "hicieran irracional dudar por más tiempo el hecho que, ocasionalmente, puede existir una relación telepática entre dos mentes".

En una instancia dos sujetos de estudio fueron sentados en el mismo cuarto y asignados para dibujar una serie de diagramas. Sin contacto entre ellos, se vería si se podían transferir pensamientos.

De acuerdo con James, de los 33 dibujos había 25 reproducciones convencibles. En algunos casos se descubrió después que los sujetos de estudio se estaban comunicando en silencio, pero James afirmó que muchos de los experimentos se realizaron "sin trampas".

Reencarnación

Estos tipos de experimentos no sólo son productos de siglos pasados. Ciertos trabajos sobre lo desconocido todavía se están realizando hoy en día. Por ejemplo, en los últimos 50 años se han realizado algunos estudios sobre la reencarnación, especialmente con niños que aseguran tener recuerdos de vidas pasadas.

El siquiatra Ian Stevenson, que por años grabó ejemplos de niños que parecían tener estas conexiones, no utilizó sus hallazgos como evidencia conclusa de la existencia de la reencarnación, pero sí investigó a miles de personas hablando directamente con ellos en lugar de utilizar la hipnosis regresiva. Su trabajo fue responsable de crear por si solo "un nuevo campo científico no-ortodoxo" empezando en los 60s, de acuerdo con el historiador Andreas Sommer.

Publicidad

Sommer tiene catalogados muchos estudios sobre reencarnación. Otro caso que vale la pena mencionar es el de Erlendur Haraldsson de la universidad de Islandia, quien estudió 30 pares de niños de áreas rurales de Líbano, los que afirmaban haber tenido vidas pasadas. Se encontró que todos los sujetos de estudio tendían a mostrar síntomas de trastorno de estrés post-traumático que podía haber estado relacionado a una muerte violenta experimentada en su vida pasada.

---

Considerando que la ciencia siempre ha tratado de resolver los misterios de lo desconocido, no es ninguna sorpresa que haya muchos más estudios parezcan cruzar hacia la metafísica. The Society for Scientific Exploration, o Sociedad para la exploración científica, por ejemplo, ha estado investigando casos de fenómenos inesperados desde 1982 y es solo una de las muchas organizaciones que se dedican a lo inexplicable.

No sólo se trata de búsquedas científicas. Con la mini serie de Los Expedientes Secretos X que se espera el 2016, la popularidad de los programas de cazafantasmas como Ghost Hunters en Syfy y la creciente lista de programas que ahondan en temas inexplicables como Encontrando a Pie Grande, no faltarán personas probando los límites de lo que puede ser descubierto.

Sólo que algunos esfuerzos son más creíbles que otros.