Publicidad
Motherboard

Chelsea Manning será liberada de prisión, luego de años de trato inhumano

El presidente Obama conmutó la sentencia de Manning, pero eso no soluciona su mal desempeño respecto a los derechos humanos.

por Jason Koebler
19 Enero 2017, 8:48pm

El presidente Obama ha conmutado la sentencia de Chelsea Manning, quien filtró cables diplomáticos y militares el año 2010, poniendo fin a una de las más tristes situaciones de derechos humanos en Estados Unidos durante su presidencia.

Manning será liberada en Mayo, luego de servir más de 7 años en una prisión militar debido a la revelación de un gran número de crímenes cometidos por el gobierno y los militares estadounidenses. Sus filtraciones fueron unas de las más explosivas que han sido publicadas en Wikileaks y mostraron, entre otras cosas, que el Departamento de estado norteamericano luchó contra un aumento del sueldo mínimo en Haití, que los oficiales norteamericanos recibieron la orden de esconder evidencia de abuso de menores por parte de contratistas en Afganistán y que el gobierno egipcio recibió entrenamiento de tortura en instalaciones del FBI en el estado de Virginia.

Manning fue sentenciada a 45 años en una prisión para hombres de Fort Leavenworth, en Kansas. Manning es transgénero y sus luchas por el tratamiento para la disforia de género y por ser relocalizada en una prisión para mujeres, han sido controversiales y han amenazado su vida; En septiembre, Manning comenzó una huelga de hambre para protestar lo que, ella dijo, era acoso por parte del gobierno federal. Se vio forzada a cortarse el pelo según los estándares de los prisioneros de género masculino y, por momentos, no recibió la terapia hormonal.

Manning intentó cometer suicidio dos veces debido a "la falta de cuidado por mi disforia de género", según lo que escribió en septiembre. A fines del año pasado, el gobierno finalmente prometió ayudarla con una cirugía de reasignación de género. Un encargado de tortura en las Naciones Unidas, encontró que el trato de Manning en prisión era cruel e inhumano.

"Necesito ayuda y no la estoy recibiendo. Pedí ayuda durante seis años, en cinco lugares distintos de confinamiento", escribió al anunciar su huelga de hambre, "mis peticiones en prisión han sido ignoradas, retrasadas, burladas, me han dado baratijas y palabras falsas de parte de los militares y esta administración".

Los abogados de Manning han dicho que su vida está en las manos de la administración de Obama; La semana pasada, su abogado escribió que "las perspectivas que tiene de sobrevivir durante el próximo año son sombrías".

Ever Greer es una organizadora de "Fight for the future" ('Lucha por el futuro', en español) y ha estado peleando por la libertad de Manning. Ella me dijo que el día siguiente a la conmutación de su pena, muchas personas se sintieron así: "No quiero apostar por la vida de mi amiga, pero estoy muy preocupada sobre qué va a pasar si el presidente Obama no hace nada". El año 2010, Trump dijo que las personas que enviaron documentos a Wikileaks deberían recibir la pena de muerte.

Greer dijo que sin la conmutación de la pena, lo que habría pasado es que "el legado de Obama estaría manchado por siempre, debido a que no se preocupó de los derechos humanos y los derechos LGBT".

Si bien el sacar a Manning de prisión puede ser que haya salvado su vida, los grupos de derechos humanos dicen que la forma en que fue tratada está en desacuerdo con la imagen que la administración de Obama presenta.

"La noticia de hoy no solucionará el daño hecho por la administración de Obama", dijo Sarah Harrison, directora de Courage (coraje, en español), una organización europea de derechos humanos. "La condena de Chelsea bajo la ley de espionaje y la sentencia de 35 años, es un precedente terrible que ha quedado intacto luego de la conmutación de la pena. ¿Quién sabe qué ha Trump con este precedente y los poderes que Obama le ha dejado?".

La administración de Obama ha procesado duramente a quienes filtran información, como Manning. Obama procesó a más oficiales de gobierno que todas las administraciones anteriores combinadas, gracias a una ley de espionaje que data de la primera guerra mundial. Esto es una vergüenza para un presidente que ganó el premio nobel de la paz.

Conmutar la pena de Manning no corrige mucho, pero puede que haya salvado una vida.