FYI.

This story is over 5 years old.

La vacuna universal contra el cáncer puede estar más cerca de lo que crees

Existe una nueva forma de engañar al sistema inmune del cuerpo para que ataque las células con cáncer.
6.6.16

En estos momentos la posibilidad que en algún punto de tu vida contraigas cáncer es de un 50 y 50. Ademas de no fumar (especialmente) y en general intentar tener una vida sana, no es mucho lo que puedes hacer para cambiar estas probabilidades de manera drástica. El cáncer incluso aparece de manera aleatoria entre los fumadores, las personas obsesionadas con tomar sol y quienes odian los vegetales. El dado puede estar cargado (a veces bastante), pero sigue siendo un dado.

Publicidad

Existen muchos tipos de cáncer y muchas cosas que trabajan en conjunto para incrementar el riesgo de cáncer en una persona (esto sin decir nada del alcance y la escala epidémica de la enfermedad), entonces la idea de una vacuna universal parece descabellada. Dado la vasta y creciente ecología de los tratamientos del cáncer, una vacuna ni siquiera parece ser justa, especialmente si eres una corporación farmacéutica impulsando tratamientos extremadamente caros.

Sin embargo una vacuna universal contra el cáncer es algo que está siendo investigado y puede que incluso sea realizable. En un estudio publicado el miércoles en Nature, investigadores de la universidad Johannes Gutenberg describieron el desarrollo de una potencial vacuna basada en las respuestas del sistema inmune frene a una infección viral. En los primeros experimentos basado en modelos de tumores en ratones y tres pacientes humanos con melanoma avanzado, la vacuna (que consiste en dardos envenenados con carga de ARN a nano escala) fue capaz de inducir respuestas inmunológica en contra de los tumores.

Respuestas inmunes que normalmente no serian provocadas por las celulares de cáncer son causadas al hacer creer que hay un virus en movimiento.

"¿Por qué es tan difícil vacunar efectivamente en contra del cáncer?" escribieron los inmunólogos holandeses Jolanda de Vries y Carl Figdor en una columna en Nature. "Una razón es que las celular del cáncer son similares a las células normales y el sistema inmune evita auto atacarse. Otras respuestas relativamente molestas ocurren cuando las vacunas contienen antígenos que también se emiten en la piel sana. Repuestas inmunes muy poderosas se pueden esperar cuando las células cancerígenas emiten antígenos que no se emiten normalmente en las celulares adultas normales".

Esto es lo que logra el dardo con ARN (o acido ribonucleico) al introducir material genérico que imita el de un virus. Las respuestas del sistema inmune que normalmente no se provocarían con células cancerígenas (o que en algunos casos incluso sostienen estas células) son causadas al hacer creer que hay un virus en movimiento.

Publicidad

Ocupar el sistema inmune de un paciente para luchar contra el cáncer no es una idea nueva, pero es una que ha demostrado ser dificil por una variedad de razones. El enfocarse y activar células inmunes de la manera correcta no es algo fácil y todos los intentos anteriores han requerido técnicas muy complejas que implican la fin sintonía de antígenos y anticuerpos y en muchos casos personalizar la ingeniería de celulas ramificadas (las que funcionan como mensajeros del sistema inmunológico).

El método descrito aquí no necesita mucho de lo anterior al utilizar cargas electrónica como mecanismo de focalización. En vez de introducir células cultivadas o complicadas nanoparticulas, sólo se utiliza ARN con una membrana de ácido graso, similar a una membrana de célula (esta combinación se conoce como RNA-LPX, por sus siglas en inglés. Al retocar las proporciones relativas del ARN y los ácidos grasos, los investigadores pudieron producir partículas con una ligera carga negativa. Esta carga ayuda a dirigir las partículas hacia celular dendríticas localizadas en el bazo y otros tejidos linfoides (la médula ósea, los ganglios linfáticos).

Las células dendríticas luego toman el ARN y producen antígenos específicos en respuesta al cáncer. Estos antígenos producen una respuesta en las células T, dirigida contra los avanzados tumores en el cuerpo, tumores que de otra forma serian ignorados o tratados de forma normal por el sistema inmune.

"La estimulación de fuertes respuestas inmunes contra los auto antígenos observada en el cohorte de los pacientes, apoya el modo de acción identificado de forma pre clínica lo que potencia este enfoque en el ámbito clínico", concluyó el estudio. "Las vacunas de RNA-LPX son rápido y baratas de producir y virtualmente cualquier tumor antígeno puede ser codificado con ARN. Entonces el acercamiento de inmunoterapia con nanoparticulas ARN introducido aquí puede ser considerado como una vacuna nueva aplicable para distintas clases de inmunoterapia contra el cáncer".

Como uno podría suponer dada la pequeña población de prueba (ratones y tres pacientes humanos), esto está en una etapa muy preliminar y se requieren más estudios. Al menos el gran problema del cáncer parece mucho más solucionable que la semana pasada.