Conoce a SAAIL: Surf rock oscuro y cumbiero desde Medellín

Aprovechando el lanzamiento de su primer EP, charlamos con los artífices de este proyecto que apareció para meterle su propio sabor a la escena alternativa nacional.
28.2.17

Foto por Jack Dizz.

Imagínense cómo sonaría un choque entre el sonido surfero de The Ventures, la melancolía de Joy Division, la nueva ola de la psicodelia inglesa de bandas como Temples, un toque de cumbia psicodélica de Los Mirlos y alguna escena sórdida sacada de una película de Tarantino. Justamente así se escucha y se siente a SAAIL, una banda con base en el Valle de Aburrá, nacida a finales del 2015, que anda irrumpiendo en la alternativa nacional con un proyecto capaz de ponernos a flotar entre atmósferas oscuras y aceleradas que se intercalan con poderosos breaks cumbieros.

Publicidad

Llevan poco tiempo en el ruedo y con apenas cuatro presentaciones en el circuito alternativo de Medallo, se hicieron un lugar en octubre del año pasado en el Breakfest Festival de su ciudad. Ahora con SVRF -el EP que publicaron a principios de febrero- le están apuntando a traer su música a la capital y consolidarse como un proyecto del que muy seguramente estaremos escuchando y viendo seguido en los próximos meses.

Hablamos con Miguel Laverde, guitarrista, vocalista y miembro fundador de SAAIL para entender más a fondo su propuesta sonora, la historia del grupo y cómo los ha recibido una escena que aún tiene un margen enorme para seguir creciendo.

Artwork del EP por NON YOUTH

NOISEY: ¿Qué es SAAIL exactamente?

Miguel Laverde: SAAIL es una banda con base en el surf californiana pero con un twist psicodélico. Explora tintes de diferentes géneros desde el postpunk, el shoegaze, hasta el stoner rock. Incluso experimentamos con ritmos más folclóricos y autóctonos como lo es la cumbia.

¿Hace cuánto empezó el proyecto y cómo se conocieron? Este proyecto empezó en octubre del 2015. Justo después de haber vuelto de Londres, me encontré con viejos amigos con los que alguna vez tuve una banda y con otros personajes que conocí mientras vivía por fuera. Inmediatamente sentimos afinidad en cuanto a gustos y visión, y decidimos empezar el proyecto. Primero fueron jams sin ninguna ambición pero todo empezó a tomar forma cuando nos invitaron a tocar en la clausura del bar TRANSFVSION en febrero del 2016 en Medellín. Fue por eso que decidimos adoptar un nombre y hacer la primera aparicion en publico.

Publicidad

Seguramente a partir de esa experiencia en Londres surgieron algunas de las influencias e inquietudes musicales de la banda, ¿me podrías contar un poco más de lo que significó estar allá?

En el 2011 viajé a Londres para estudiar ingeniería de sonido, dejando atrás mi banda pasada donde tocaba Tomás, el bajista, y Sebastián, el baterista que ahora hacen parte de SAAIL. Casualmente durante mi segundo año allá conocí a Juan Pablo -el actual guitarrista de SAAIL- y tuvimos una afinidad muy fuerte. Inmediatamente nos sumergimos en la escena musical de Londres, lo cual nos ayudó a abrir nuestro gusto musical, conocer diferentes géneros y aprender de cómo la escena y la industria se desenvuelven en esos lados del mundo. Siempre estuvimos rodeados de amigos que tenían bandas y frecuentábamos lugares donde hacían conciertos a diario, e incluso festivales. Después de terminar de estudiar, Juan Pablo volvió a Colombia y perdimos contacto. En ese entonces yo me quedé trabajando como ingeniero de sonido en unos de los bares más representativos de la música underground en Londres, alimentando el deseo de volver a tocar con una banda mientras aprendía y admiraba el nivel tan grande que tienen las bandas emergentes allá. Cuando volví nos volvimos a juntar, todo encajó y tomamos muchas influencias de nuestras experiencias allá.

Me parece muy interesante esa mezcla de vertientes musicales "oscuras" en su música como el psych rock y el noise con un género como el surf y por momentos incluso con cumbia. ¿Se llegó a ese sonido naturalmente o fue una cosa de muchos intentos?

Publicidad

Fue un proceso natural, pero extenso. Fue de escuchar mucha música a través del tiempo y eso es algo que tenemos en común dentro de la banda: escuchamos música muy diferente y aunque primariamente nos influenciamos por el rock, la psicodelia es algo que ha esta presente en nuestro estilo de vida. Nos gusta mucho la música densa como el noise, pero llegar a experimentar con algo como la cumbia surgió de la misma nostalgia y melancolía de estar solo por fuera del país, extrañando un poco del trópico. Algo así como "nadie valora lo que tiene hasta que lo pierde", fue un intento de apreciar esa música desde el exterior.

Me imagino que en ese proceso hasta llegar a ese sonido hay un número importante de influencias musicales…

Aunque el catálogo de música que escuchamos nosotros es bastante amplio, si podríamos señalar influencias clave que moldearon el sonido de la banda. Está la psicodelia en todas sus formas, pero también otras formas de arte como el cine ya que somos fans de directores como Tarantino y  Kubrick, lo cual se puede reflejar en la oscuridad y psicodelia de la música que hacemos. También están las bandas de culto como Joy Division, Sonic Youth y precisamente la movida nueva de Londres y Nueva York con bandas como DIIV, TOY, Dead Coast, Temples, YAK, Francobollo, ENATL y Hoo Has.

¿Cómo fue el proceso de composición de SVRF ?

Dentro de la banda usualmente el proceso es sencillo. Alguien llega con alguna idea, o demo al ensayo, algo así como una base, y todos empezamos a aportar. Jugamos mucho con la estructura y harmonía de la canción, hasta que nos sentimos cómodos. Principalmente SVRF estaba planeado para contener solo tres canciones pero después de que NON YOUTH diseñara el artwork, sentimos que era tan brutal, que ameritaba más contenido sonoro. Como el lanzamiento se retrasó un mes más, decidimos incluir el "Intro", "Lord of the Waves" que es una adaptación, y "Lovetrap". Todo lo grabamos nosotros mismos, lo cual hizo el proceso un poco lento, porque componer, grabar, editar y mezclar no es fácil, toca descansar de las canciones para poder escucharlas con un oído fresco.

Publicidad

¿Qué tal ha sido la recepción del público de Medellín a su proyecto?, ¿hay una escena alrededor de este tipo de música?

El público ha sido muy receptivo y es muy diverso, debido a los lugares en los que hemos tocado. Realmente ha sido sorprendente la acogida porque con menos de cuatro presentaciones en público, nos invitaron al Breakfest que es algo que no esperábamos. Creo que todavía no hay una escena sólida de música alternativa, pero estamos trabajando duro para construirla y mostrarle a la gente además de nuestra música, la música que nos inspira. Incluso tratamos de incentivar a que la gente para que arme proyectos y explore, es por eso que estamos a la cabeza de Noches De Ancón, un evento del Breakfast Club dedicado al rock' N roll. Hasta el momento hemos tenido como invitados a Árbol de Ojos, The Kitsch, y Los Yetis, y es un evento que no existiría si no fuera por SAAIL y Non Youth que se arriesgaron a romper el esquema de Medellín y cambiar al DJ por banda en una fiesta, lo cual no es tan común en la ciudad.

¿Le están apuntando a algo en específico para este año?

Este año vamos a aprovechar el lanzamiento de SVRF para tener nuestro primer viaje a Bogotá el 11 de marzo para participar del Burger Revolution 2017 , que organiza Burger Records de L.A y All Bird de Bogota. Nos van a acompañar bandas como Dresden Wolves de Mexico, No Stories, Bestiärio y Teatro Unión de Bogota. También estaremos rodando los primeros videoclips y en un par de meses tendremos listo el segundo EP.

***

Síganle la pista a SAAIL por aquí.