el sueño de montagliani

Victor Montagliani y el ambicioso plan de llevar a Canadá el Mundial de 2026

Con la llegada de Victor Montagliani a la presidencia de CONCACAF, se abre la posibilidad para que el directivo cumpla el sueño de ver en Canadá el Mundial de 2026.
12.5.16
Foto: Getty Images

En diversas ocasiones hemos hablado del gran interés que Canadá tiene por ser el país sede de la Copa del Mundo de 2026. De acuerdo a la rotación FIFA, el Mundial posterior a Qatar tendría que ser organizado por un integrante de la CONCACAF.

La región — clave en el pasado FIFA-Gate por el número de casos de corrupción que rodearon a varios de sus integrantes — no cuenta con muchas opciones para organizar un Mundial. Se ha hablado de los Estados Unidos y en México se ha generado mucho revuelo por tener una tercera Copa del Mundo tras 1970 y 1986, sin embargo, Canadá es el gran "Caballo Negro" para organizar el evento.

Publicidad

Hace unas horas, en las oficinas de la CONCACAF, salió humo blanco con la designación de Victor Montagliani como nuevo Presidente del organismo. El puesto se encontraba vacante tras el arresto del hondureño Alfredo Hawit quien actualmente se encuentra en una prisión en los Estados Unidos.

Montagliani fue hasta hace unas horas el Presidente de la Federación Canadiense de Futbol, además de haber formado parte del Comité Ejecutivo de la CONCACAF y del Comité Legal de la FIFA. De 50 años de edad, el canadiense es la gran apuesta por parte del organismo rector del futbol para acabar de tajo con lo conflictos de corrupción que se tienen en la confederación.

Victor Montagliani es el nuevo Presidente de CONCACAF tras haber vencido al bermudeño Larry Mussenden. Foto: Getty Images

El nuevo Presidente de la CONCACAF demostró ser un hombre ambicioso que deseaba lo mejor para su país. Hace un par de años sostuvo el interés que mostraría Canadá para ser el país sede de la Copa del Mundo de 2026, una idea que con el poder que ostentará de aquí en adelante, puede beneficiar en el triunfo del país de la hoja de maple sobre Estados Unidos y México.

"Debemos tomarnos con seriedad el tener la próxima Copa del Mundo para varones", recalcó Montagliani tras el Mundial femenil que organizó su país.

Canadá lo tiene todo para ser un gran organizador de una Copa del Mundo. Cuenta con la infraestructura necesaria para recibir a miles de turistas en el evento, el poder económico para crear nuevos estadios sin que la FIFA viva preocupado por conflictos que se vivieron en Sudáfrica, Brasil y actualmente en Qatar; tiene además un alza en el interés de los aficionados por este deporte y un incremento en el nivel de su futbol, sin olvidar que siempre ha sido un socio de confianza para la FIFA.

Publicidad

"Nuestras habilidades como canadienses en la administración y la gestión pública es muy alta, no solo en el futbol sino en cualquier aspecto. Tenemos que aprender a transformar eso en éxito dentro del terreno de juego, ese es nuestro próximo gran desafío", sostuvo Montagliani en un discurso realizado en 2014.

La organización del pasado Mundial femenil es, a menor medida, el mejor ejemplo de cómo Canadá puede organizar un evento de esta envergadura a la perfección. En aquel campeonato, gran parte de la estrategia para ganar la elección y el plan para desarrollar el torneo corrió en gran medida gracias al trabajo de Victor Montagliani.

Montagliani en la organización de la pasada Copa del Mundo femenil celebrada en Canadá. Foto: FIFA

Jugador de futbol sala en la década de los años 80 y graduado en Ciencias Políticas en la Universidad Simon Frasier, Montagliani domina idiomas como el español, el francés y el italiano, además de su lengua materna que es el inglés lo cual lo ha ayudado a saber dirigirse a la gente y generar empatía con distintas personas de otros países. De hecho, gran parte del triunfo en la pasada elección se debió a su estrategia para captar voto de países de caribeños y de las Antillas.

"He sido capaz de tomar los valores que el futbol enseña, sabiendo integrar a los compañeros en un entorno de trabajo como si fuera un equipo colectivo. Todo eso lo he integrado a un entorno corporativo donde existe la armonía, la risa y la camaradería para trabajar juntos", dijo.

Un punto importante en la elección de Canadá como país sede del próximo Mundial de 2026 debe ser el rendimiento que tenga en cuestión deportiva en las siguientes Copas del Mundo. Actualmente, están en la pelea por un sitio en el hexagonal final de la CONCACAF, boleto que disputarán en los siguientes dos juegos eliminatorios frente a Honduras. Si el cuadro norteamericano se instaura en el último escollo previo a Rusia y logra calificar al Mundial, la decisión ayudará para que la FIFA lo considere aún más; cabe recordar que la última aparición canadiense en una Copa del Mundo se dio hace 30 años cuando disputaron el torneo en México 1986.

Canadá ha organizado prácticamente todos los torneos futbolísticos que existen… un Mundial es la deuda que aún tienen. Foto: Canadian Soccer

El nivel de trabajo que Montagliani muestre en los próximos meses, sumado al posicionamiento que le pueda dar a su confederación también será un factor que apoye a los intereses de su país. La lucha, sobre todo contra los Estados Unidos, por ser la sede del evento será muy duro. Juega a su favor que la última Copa del Mundo que CONCACAF organizó fue en la Unión Americana, y que por supuesto, México ya tuvo la posibilidad de tener dos Mundiales previamente.

Por lo pronto, más allá del interés que Canadá mostrará para albergar la Copa del Mundo de 2026, está el par de pasos que Montagliani debe dar. El primero, limpiar por completo los problemas de corrupción que tiene CONCACAF, y segundo, pedir formalmente a la FIFA que el Mundial de 2026 se juegue en nuestra confederación. Con el par de pasos naturales que se deben dar en su mandato, llegará el momento en que el canadiense cumpla el anhelo de ver en Canadá, al fin, un Mundial para varones.