FYI.

This story is over 5 years old.

el oscuro casino del fifa

Intenté infiltrarme en el mercado negro de apuestas del FIFA

La empresa desarrolladora del videojuego FIFA gana un pastón vendiendo mejoras a sus jugadores... lo cual, inevitablemente, ha generado un floreciente mercado negro de compraventa y apuestas.
13.4.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

A los jugadores del FIFA se les puede dividir en dos categorías: en la primera encontramos los aficionados de estar por casa que no hacen cola cada verano para comprarse la última edición del célebre videojuego; en la segunda, en cambio, nos topamos con los 'Ultimate Teamers' (los viciados, vaya).

Si perteneces al primer grupo, probablemente estarás más que contento al jugar con tu equipo preferido cada vez que enciendes la consola. Ni te habrás enterado del modo de juego FIFA Ultimate Team (FUT) y todas sus posibilidades.

Más videojuegos: Hablamos con el ex-Laker Rick Fox sobre su aventura en el mundo de los eSports

Para darte una idea de su popularidad te pondré el ejemplo de los fundadores de futhead.com —la mayor comunidad online del FIFA—, que ganaron un millón de dólares al crear una "fuente de información canónica" sobre todo lo relacionado con el FUT.

Como sugiere su grandilocuente denominación, el FIFA Ultimate Team es el gran atractivo que el juego ofrece al colectivo del directo-a-la-habitación-después-del-cole-para-pasarme-la-tarde-viciando. Es un modo con un funcionamiento sencillo: empiezas con un equipo de jugadores de nivel intermedio y vas jugando para subir divisiones online —hay hasta diez— y ganar monedas para poder fichar a buenos futbolistas.

Publicidad

¿A que suena fácil? Pues no lo es tanto, ya que las cosas se ponen turbias cuando consideras que las estrellas más deseadas están en un mercado propio en el que los precios son fijados por los jugadores del FUT.

Imagen promocional del FIFA 16 con uno de los jugadores que aportan más valor a la marca, el delantero del FC Barcelona Lionel Messi

Ganar un partido te dará unas 400 monedas —la divisa del juego— y subir de categoría entre 5.000 y 10.000; el problema está en que los jugadores de élite pueden costar cientos de miles o incluso millones de monedas.

Suponiendo que no quieras conformarte con un equipo mediocre —y la naturaleza adictiva del FUT no ayuda a ello—, solo te quedan dos opciones: o pillas el mando y te pasas un montón de horas viciando y ahorrando, o compras sobres de jugadores del FIFA y esperas a que te toque un crack por una cantidad decente —algo poco habitual.

Imaginad la cara de los desarrolladores de EA Sports cuando se dieron cuenta de que podrían monetizar gran parte de el juego que lidera su mercado de ventas: $$$$. O alternativamente, €€€€.

En los últimos meses hemos visto titulares como "Mi hijo gastó 4.500 dólares en transferencias del FIFA". En el caso más reciente, un chaval de Canadá se fundió 7.000 pavos en fichajes.

Un gamer del FIFA flipando justo después de abrir uno de los sobres de jugadores: que te toque Cristiano Ronaldo es algo muy complicado

En la práctica, ninguno de los sistemas 'legales' para construir un equipo FUT lleno de estrellas resulta efectivo. Ahorrar cuesta demasiado tiempo y los paquetes de futbolistas pocas veces dan resultado. No obstante, como en cualquier ámbito de la vida, existe una 'puerta trasera' para conseguir un equipazo.

El mercado negro es ya una realidad en el FUT, y la cosa se parece ya al Tour de Francia: todos los que están al máximo nivel han 'dopado' sus finanzas. Comprar monedas en webs no oficiales es la opción más popular para mejorar tu equipo. Si visitas cualquier distribuidor de créditos virtuales podrás constatar que 10.000 monedas cuestan poco más de un euro.

Publicidad

La verdad es que no me di cuenta de la dimensión del asunto hasta que me topé con un grupúsculo de usuarios en Twitter que actuaban como corredores de apuestas… con monedas de FUT. Desafortunadamente, cuando intenté indagar un poco me encontré con un mundo de intriga y misterio; me fue muy difícil saltar el muro de desconfianza para colarme en el inbox de Facebook de un vendedor de monedas.

El vendedor de monedas que habló con Jack no quiso reconocer que lo hacía por dinero: "Personalmente lo hago para divertirme". Además le explicó que hay "distintas maneras que no puedo revelar" para conseguir muchas monedas y después poder venderlas.

El vendedor reconoce que hay personas que pueden conseguir unos beneficios considerables por la venta de monedas en el mercado negro: "Sí, mucho", le comenta sobre el dinero que se puede ganar antes de negarse a responder más preguntas

Después de insistir un poco conseguí que el vendedor bajara la guardia y confirmase algunas de mis sospechas, aunque también tardó muy poco en cerrarse en banda. Para muchos —incluida la compañía EA Sports—, los tipos como él son parte del problema que amenaza con arruinar la diversión para el jugador medio.

Los corredores de apuestas de Twitter no quisieron hablar conmigo, pero sin quererlo me empujaron a algunas páginas web que ofrecían el mismo servicio al por mayor: allí podías apostar monedas para ganar muchas más. Pero… ¿por qué iba alguien a apostar con monedas del FIFA cuando podría meter dinero real?

La respuesta probablemente tenga que ver con la ley. Al fin y al cabo, las apuestas con divisas virtuales están dentro de un marco legal gris, y las implicaciones me dejaron algo inquieto: difícilmente esas webs de apuestas pueden asegurar que sus usuarios tengan más de 18 años.

Un post en el foro de futhead.com sobre los problemas de los sobres del FIFA: "Me he gastado más de 700 euros y dos millones de monedas para conseguir cuatro jugadores con un 85 o más de media", se queja el usuario

Con la falta de información honesta fue complicado entender todo lo que ocurría dentro de la comunidad, así que me puse en contacto con el Julian Assange del FUT para ayudar a comprender mejor los entresijos del asunto. Mi esperanza era que Rodrigo Lopes, administrador de fifauteam.com, pudiera resolver algunas dudas que tenía.

"La venta de monedas no es el principal problema del FUT", explica. "EA no quiere reconocer que el problema real son los fallos técnicos y otros errores que da la divisa virtual. Gran parte de la comunidad gamer dice que la venta de monedas es el problema porque eso es lo que EA les hace creer".

Publicidad

"En mi opinión, EA se centra en la venta y promoción de monedas porque afecta a la venta de los puntos FIFA, que sirven para comprar sobres de jugadores", sentencia Lopes.

A pesar de pasarme horas y horas en foros de fanáticos del FIFA, aún me quedaban más preguntas que respuestas sobre el tema. Eso sí, algunas cosas parecían evidentes: la comunidad FUT está perdiendo la paciencia con EA, ya que la compañía explota los beneficios del juego sin atajar los problemas que están surgiendo dentro del mismo.

Una plantilla bastante desarrollada en el modo FIFA Ultimate Team

La tendencia que vemos en el FIFA es, en definitiva, una consecuencia más de la cultura acumulativa que existe en el fútbol real. El mercado negro del FUT es un efecto secundario del problema principal. A mí me gusta apostar de vez en cuando, pero es evidente que la conexión turbia entre fútbol y apuestas se hace cada vez más grande.

Tampoco hay que caer en el tópico de que el fútbol es un juego de "22 millonarios que patean una pelota por un campo", pero el FIFA Ultimate Team es un claro ejemplo de cómo los videojuegos están imitando la vida real —incluso de forma involuntaria.

El FUT debería ser pura pasión, una opción para escapar de la corrupción moral y económica que embarra el fútbol del siglo XXI, pero… ahora que lo pienso, ¿qué podíamos esperar de un videojuego al que la Fédération Internationale de Football Association presta su no-demasiado-noble nombre?

Quizás sea algo patoso en el FIFA, pero Jack la toca mucho mejor en Twitter: @JackHarry