"Para nosotros son hechos verídicos": Hablamos con el fundador del 'Semanario de lo Insólito'
semanario de lo insólito

"Para nosotros son hechos verídicos": Hablamos con el fundador del 'Semanario de lo Insólito'

"Ví con mis propios ojos cómo a Giorgio Bongiovanni le aparecían los estigmas de Jesucristo en su cuerpo".
7.4.17

"¡Batería Humana! Una ama de casa 'súper cargada' hace funcionar aparatos eléctricos ¡con la energía de sus dedos!", "Fotografió a su hija segundos antes de ser… ¡devorada por un tiburón!", "¡Caí de tres mil metros de altura y estoy vivo!", "Recupera la vista tras operación y se divorcia". Titulares de este estilo han estado dominando por 24 años las portadas del Semanario de lo Insólito.

Este semanario ha estado presente en todas las misceláneas del país, llamando la atención de los transeúntes con sus característicos titulares y noticias que, quisiéramos o no, nos hacían voltear la cabeza para darle una hojeada a la revista para saciar nuestra curiosidad. El morbo siempre ha sido algo sumamente atractivo, y acomodar de manera apropiada este tipos de historias raras, surreales, y que se acercan a —o en algunos casos son— la ficción, era una idea que estaba destinada a funcionar y ser exitosa. Estas noticias generan asombro, curiosidad e incluso admiración y combinadas con la tipografía, diseño, montajes, y titulares sensacionalistas, crearon una fórmula que se convirtió en un rotundo éxito. Este tipo de periodismo sin duda genera una curiosidad que sobrepasa los límites del periodismo convencional. Para conocer más acerca de la historia de este seminario, cómo se hace y otras cosas, platicamos con José María Flores, fundador del Semanario de lo Insólito.

VICE: ¿Cómo nació la idea del semanario?
José María Flores: Hay una gran cantidad de historias de diversos temas que le interesan al público. Pero nos dimos cuenta que las que tienen personajes excepcionales son las que generan más empatía. Por ejemplo: un súper atleta, la conducta de un animal que se desenvuelve en alguna forma especial, o algún descubrimiento surreal. La idea nace de darle a esas personas las historias que buscaban leer.

Ahora, hay muchos casos reales que tratan de explicar este tipo de historias, pero muchos de ellos se manejan de forma exagerada, y se siembra la duda acerca de su veracidad. En nuestro caso, demostramos la veracidad principalmente con fotografías que dan fe de la credibilidad del asunto. ¿Qué debe tener una historia para salir publicada en el semanario?
Tiene que ser un caso o un personaje sumamente interesante y ameno, que se salga de la normalidad. Se revisan varios temas relacionados con distintos géneros: deportes, récords, descubrimientos, lugares, costumbres, comida exótica, inventos, o historias de gente insólita. ¿Cuáles han sido las historias que más te han sorprendido?
Los artículos que más me gustan a mí y a los lectores son aquellos que muestran las construcciones más insólitas que el hombre ha creado desde la antigüedad: pirámides, edificios, y estructuras modernas; o bien, como lo fue en una edición, una pista para esquiar en medio de un desierto.

Publicidad

¿Qué es lo más extraño que han visto desde que comenzaron el semanario?
La visita de Giorgio Bongiovanni, un italiano que puede lograr mediante la meditación la aparición de los estigmas —marcas de crucifixión de Jesús— en su cuerpo. Él llegó a las instalaciones de la editorial, lo recibimos y nos mostró que venía en unas condiciones normales. Solicitó agua, y con un poco de concentración, al cabo de una hora y media logró que aparecieran en su cuerpo las marcas de los estigmas. Esto fue en presencia de todos nosotros y pudimos verificar que no era ningún truco.

Sabemos que la mayoría de las historias son ficción, ¿cuál crees que es su función hoy en día que las redes están llenas de fake news?
Cuando seleccionamos nuestro material, no tomamos en cuenta lo que a nuestro criterio esté dentro del renglón de la ficción. Si un tema no tiene la información necesaria que respalde lo que está enseñando, entonces no lo publicamos. Si llegáramos a publicar algo que es ficción, pues lo aclararíamos. Todo lo que sale en el diario, a nuestro criterio, tiene todos los elementos para ser cierto. Para nosotros son hechos verídicos.

¿Cómo hacen para posicionarse hoy en día con su formato en físico, si la mayoría de los medios están en internet?
Así nació el Semanario de lo Insólito y así seguiremos, ya que la revista siempre tendrá el favoritismo de muchísima gente que aún disfruta ver y sentir el papel del formato impreso.

¿Cómo seleccionan el contenido que sale publicado en el semanario? ¿Cualquier persona puede publicar su contenido?
Las historias son una selección de servicios que compramos a distintas agencias: "France Press", "Transworld Features", entre otras.

¿Cuál ha sido su ejemplar más vendido?
Están "La Vida Del Hombre Más Alto y el Más pequeño del mundo"; "La Historia de Susy", que trata sobre una niña nacida en Guadalajara que a los 12 años ya parecía una anciana de 90; "El Descubrimiento de los Guerreros de Terracota"; y sin dejar a un lado nuestra "Pirámide de Palenque y el Descubrimiento de la Tumba del Rey Pakal", en Chiapas.

¿Cómo escogen las portadas?
Tiene que ser el caso más relevante de cada edición, que cumpla con buenas fotografías y un gran encabezado que invite a leerlo y conocerlo.

¿Tienen planeado hacer una versión web?
No nos vamos a cambiar al modelo web. Seguimos y seguiremos promoviendo el formato de la revista impresa. Puedes seguir a Diego en Instagram.