FYI.

This story is over 5 years old.

El gobierno alemán prohibió la carne en los eventos oficiales

El ministro de medio ambiente alemán ha dicho que es lo mejor para el planeta, pero algunos políticos creen que hay otras razones detrás de la decisión "vegana".

En cualquier carrera electoral, cada movimiento de los políticos es analizado con gran escrutinio, incluso las decisiones alimenticias vienen a representar su personalidad y sirven como indicios para predecir lo que va a ocurrir. Después de todo, la obsesión de Donald Trump con la comida rápida "limpia" durante la campaña tiene sentido ahora que la gran industria agrícola parece dominar la política alimentaria en Estados Unidos. Y todos conocemos esa foto del sándwich de tocino que acabó con el sueño de Ed Miliband de volverse Primer Ministro.

Publicidad

Hace unos meses, gracias a las elecciones alemanas para elegir Canciller, la comida se convirtió en un tema político otra vez. En esta ocasión, la comida vegetariana está en el centro de la discusión por el derecho civil de la libertad de elegir.

LEER MÁS: Crudiveganismo: ¿es la dieta más saludable?

La discusión dentro de la actual coalición gubernamental alemana, formada por el Partido Socialdemócrata (SPD) y los Demócratas Cristianos (CDU), comenzó esta semana cuando el Ministro del Medio Ambiente y Barbara Henricks, miembro del SDP, anunciaron que la carne y el pescado serían prohibidos en todos los eventos oficiales. Explicando la carga ambiental que la producción de carne intensiva ejerce sobre el planeta, Hendricks emitió una declaración diciendo que solo servirían comida vegetariana en los eventos oficiales.

No es sorprendente que, en un país prácticamente construido a base de currywurst y schnitzel, el cambio de políticas en el catering no haya sido bien recibido.

De hecho, los políticos del CDU llegaron a afirmar que la prohibición de carne es evidencia de que los Socialdemócratas interferirían en la vida privada de los ciudadanos si asumieran el poder. The Daily Telegraph informa que el actual Ministro de Alimentación y Agricultura, Christian Schmidt, dice: "No voy a resolver este asunto vegano por la puerta trasera. Creo en la diversidad y la libertad de elección, no en el estatismo paternal e ideologías".

Publicidad

Una declaración proveniente del Ministerio del Medio Ambiente en Alemania defendió el movimiento para hacer los eventos oficiales vegetarianos y dijo que no era un intento de sermonear a la gente: "Queremos dar un buen ejemplo para la protección del medio ambiente, porque la comida vegetariana es más amigable con el medio ambiente que la carne y el pescado".

Pero el CDU respondió, acusando a Hendricks y al SDP de hipocresía cuando se supo que la carne y el pescado seguirían siendo parte del menú en los comedores para personal del gobierno.

LEER MÁS: Los fans de Deliciously Ella nos dicen qué piensan del 'clean eating'

No es la primera vez que los políticos alemanes han tenido problemas con el estilo de vida libre de carne. A principios de este año Schmidt, el ministro de alimentación antes mencionado, dijo que quería prohibir las salchichas veganas porque el nombre pseudocarnívoro confundía a los clientes.

Seamos honestos, probablemente hay asuntos más importantes que discutir durante la campaña además de si el risotto debe llevar tocino o champiñones.