FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Un retrato oculto descubierto bajo la sonrisa de la Mona Lisa

El análisis espectral revela los secretos tras el proceso de da Vinci.
9.12.15
Captura de pantalla vía BBC

Al parecer, la Mona Lisa no fue siempre igual de misteriosa, o al menos eso es lo que se deduce del análisis multiespectral realizado por el científico francés Pascal Cotte, que tuvo acceso exclusivo a la pintura en el 2010. Desde entonces, ha estado desarrollando una tecnología diseñada para ver "por debajo" de las diversas capas de pintura de cuadros famosos, para revelar de forma efectiva las primeras versiones de nuestras obras maestras más admiradas. Anteriormente ya había utilizado su técnica para descubrir los colores originales del misterioso sujeto de da Vinci y sugirió que otra de sus obras, La dama del armiño, también había sido reconstruida en dos ocasiones.

Publicidad

El análisis multiespectral es la clave de los descubrimientos de Cotte. Emitiendo luz extremadamente brillante desde el espectro hacia la superficie, consigue revelar nuevos aspectos relacionados con el color de la obra. Las cámaras capaces de captar luz infrarroja permiten observar a través de las diversas capas de pintura, y así se pueden calcular los contornos de viejas capas de pintura. El proceso implica la utilización de software y la interpretación de datos infrarrojos, que el ojo humano no puede percibir, y por ello el investigador ha tenido que tardar cinco años en publicar sus descubrimientos.

Pascal Cotte expuso la "Mona Lisa" a la luz desde cada parte del espectro para su investigación

Asumiendo que los descubrimientos de Cotte estén en lo cierto, parece que los aspectos más icónicos de la Mona Lisa habrían sido añadidos al final de la obra. Lo que el estudio nos revela es una suposición de lo que habría podido ser una versión temprana de la pintura, que no es tan buena como la original, lo cual tiene todo el sentido del mundo, puesto que cualquier artista puede asegurarnos que hay una diferencia abismal entre el primer y último boceto de una obra. ¿Deberíamos sorprendernos de que da Vinci no pintara su obra más emblemática del tirón? Lo único que esto nos confirma es la capacidad del genio para pintar las partes más memorables del cuadro tras años de cuidadosa meditación y consideración.

Dicho esto, el nuevo informe de Cotte es más polémico que el de La dama del armiño, puesto que desnuda el origen de la famosa mirada serena y la plácida sonrisa de su sujeto. El editor de arte de la BBC, Will Gompertz, afirma: "Tengo mis dudas. Es perfectamente normal que un artista sobrepinte sobre uno de sus cuadros, como lo es que un cliente pida cambios al artista que trabaja para él… Los datos generados por la tecnología están abiertos a una interpretación que ha de ser analizada y corroborada por la comunidad de académicos y comisarios, y no por un solo individuo. Creo que la decisión del Louvre de no hacer ninguna declaración al respecto lo dice todo. Se trata de una de las pinturas más famosas del mundo que, al igual que cualquier personaje famoso, siempre da pie a un buen artículo, pero en este caso creo que se requiere un poco de prudencia".

Estos y otros descubrimientos —algunos de los cuales llegan a poner en duda la verdadera identidad de la propia Lisa— quedarán recogidos en un nuevo documental titulado The Secrets of the Mona Lisa, que pronto se podrá ver en la página web de la BBC 2.

Aquí encontrarás más información sobre las técnicas de Pascal Cotte.

Publicidad

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

7 secretos ocultos en obras de arte quedan al descubierto gracias a la tecnología

Desaparece una pintura de Harmony Korine de 110.000 euros

Una exposición donde las personas ciegas pueden "ver" las pinturas a través del tacto