FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Una prótesis para detectar la contaminación en el aire

Este "olfactómetro" hace que tu labio superior se levante en respuesta a un alto nivel de contaminación.
2.2.15
Imágenes vía

Caballos, tigres y otros mamíferos suelen responder ante un olor o sabor extraño levantando el labio superior y mostrando los dientes. Esta expresión similar a una mueca se conoce como “reflejo de flehmen” y la diseñadora Susanna Hertrich quiso recrearla en seres humanos, específicamente cuando se encuentran en presencia de aire altamente contaminado. Así fue como nació la prótesis sensorial Jacobson’s Fabulous Olfactometer (algo así como "Fabuloso olfactómetro de Jacobson", también conocido como JFO por sus siglás en inglés).

Publicidad

El dispositivo supone una “evolución acelerada de las cualidades humanas gracias a las tecnologías existentes, con el propósito de ayudarnos a lidiar con entornos hostiles”, según explica Hendricks en su página web, “utiliza la tecnología disponible para rellenar un hueco presente en la evolución humana y proporcionarnos un nuevo sentido”. La diseñadora añade que el dispositivo también podría ayudarnos a luchar contra la gran carga de agentes contaminantes transportados por el aire que imagina que estarán presentes en las megaciudades del futuro.

Los sensores químicos que se encuentran en la parte delantera del ponible analizan las partículas y niveles de CO2 presentes en el aire y luego envían los datos a una placa Arduino. Mediante unos motores se activan unos engranajes que levantan el labio superior del usuario, estimulando el “reflejo de flehmen” cuando se “entra en un nivel de peligro”. Por una parte, el dispositivo augura un futuro donde todo es posible, mientras que por la otra representa un guiño hacia las leyendas ancestrales donde los humanos adquirían cualidades solo presentes en el mundo animal.

A continuación puedes cómo los usuarios de JFO levantan el labio cuando se encuentran con altos niveles de contaminación:

Vía Creative Applications

Artículos relacionados:

La fachada de un nuevo edificio absorberá la contaminación de Milán

Un casco ponible impreso en 3D que se transforma mediante ondas cerebrales

Estas dos torres podrían acabar con el aire contaminado de China