FYI.

This story is over 5 years old.

Música

El último EP de Strategy usa todos los samples icónicos conocidos por la humanidad (y es glorioso)

Existen dos tipos de personas en este mundo: los que encuentran reconfortante la familiaridad de hacer las mismas cosas vez tras vez, y aquellos que alegremente se van por los caminos menos transitados.

Foto por David Nakamoto

Existen dos tipos de personas en este mundo: los que encuentran reconfortante la familiaridad de hacer las mismas cosas vez tras vez, y aquellos que alegremente se van por los caminos menos transitados. A juzgar por su obra idiosincrática, abarcando todo desde drone mixes para el sello de ambient Kranky, hasta "sunrise house" digno de Ibiza para 100% Silk, y hasta post-punk con la ahora desintegrada banda Emergency, está bastante claro con qué tipo de persona estamos tratando cuando se trata de Strategy (Paul Dickow), uno de los productores más idiosincráticos en salir de Portland en años recientes.

Publicidad

"Realmente nunca he tenido una estrategia. Simplemente trabajo con lo que sea que sucede," admite Dickow por teléfono desde el aeropuerto O'Hare en Chicago, en donde está deambulando sin rumbo, esperando su vuelo de regreso a casa.

Entonces, ¿qué tiene planeado Dickow para su próximo lanzamiento? Para su próximo EP Pressure Wassure, con el sello indie de LA Peak Oil—y que THUMP te trae en exclusiva—Dickow toma inspiración, curiosamente, de material que es casi tediosamente familiar para todos: cualquier sample icónico que se haya usado en la historia de la música.

Hablamos del Amen break, el Think break, el Funky Drummer, y el Apache break—samples que han sido desmembrados y remendados en tantos tracks a lo largo del espectro musical que prácticamente están incrustados en nuestra conciencia colectiva.

"Revisé mis discos para tratar de entender por qué estos pequeños sonidos eran tan inspiradores para tanta gente, y demostrarme a mi mismo que aún es posible hacer algo nuevo con ese material crudo," comenta Dickow.

Como tal, cada uno de los cuatro tracks del EP suena a la vez familiar y extraño, como ver a un amigo de la infancia que se ha hecho tanta cirugía plástica que apenas notas que son ellos. "Traté de no usar los loops completos, y fragmentar [los samples] en pequeñas partes," elabora. "Hay algunos samples que ni siquiera son reconocibles… pero ahí están, y siguen proveyendo un punto de partida."

Publicidad

Paul Dickow tocando en el "Cerebral Hut" en Los Angeles (foto por Stacie Jaye Meyer)

Otro punto de partida: los sonidos agresivos de principios del hardcore, ese hilo de música dance alimentado de anfetamina que salió del Reino Unido en los 80s y alcanzó su frenético punto máximo a finales de los 90s. Con su interminable readaptación del Amen y Think breaks, BPMs que inducen paros cardíacos, y un rechazo a la narrativa tensar-y-soltar de la música house en favor de una intensidad brutal todo el pinche tiempo, el UK hardcore era un punto de referencia natural para el "sentido de grandiosidad épica y urgencia" que Dickow espera meterle a Pressure Wassure.

Hasta el título del EP se trata de la intensidad—Dickow esperaba que quien sea que estuviera parado enfrente del "pressure washer" de sus apaleantes breakbeats saliera disparado, como el güey en esos clásicos comerciales de Maxell que apenas puede resistir el "viento demente" que sopla en dirección hacia él.

Pero tuvo cuidado de no convertir el EP en un homenaje empapado de nostalgia de los maniacos días del ayer—"Quería asegurarme de no estar haciendo un sonido UK hardcore retro… Intenté mezclar música nueva y vieja," insiste. Aún así, no pudo evitar ser atraído hacia lo crudo del corazón de los principios de UK hardcore, dibujando paralelos entre su creencia de "trabajar con lo que tienes" y su propio enfoque DIY a la producción.

La organización de Dickow es encantadoramente old-school—su PC tiene una tarjeta de memoria tan vieja que no puede transferir archivos, cosa que lo obliga a meter cada sample a mano, y luego editarlo en la máquina después. "Eso te forza a hacer decisiones muy inmediatas usando solo el sampler," dice, "No es impulsado por la computadora. Es verdaderamente una manera inmediata de hacer música."

Publicidad

Espontaneidad en-el-momento con un ojo en el pasado es quizá lo que mejor une a varios brotes de la carrera de once años de Dickow, que simplemente con su duración lo ha hecho uno de los veteranos de la música dance de Portland. Es una posición que no siempre ha disfrutado.

Foto por Stacie Jaye Meyer

Hace no mucho se refirió a sí mismo como "demasiado establecido como para ser cool y fresco, pero demasiado nuevo como para ser, como, una institución." Esa ambivalencia ahora se ha ido, conforme ha llegado a darse cuenta de que muchas de las personas con las que llegó "ya no lo están haciendo, o no lo hacen con tanta frecuencia."

"Ya estoy más allá del punto de poder ser un artista emergente y tener una carrera dentro de la música," dice con una sorprendente falta de amargura. "Pero estoy agradecido por eso, porque ves a la gente agotarse o volverse aburridos… y siento que yo sigo siendo underground, capaz de hacer lo que quiera." Quizás el rechazo de apegarse a un sólo género de música—y su aparentemente interminable entusiasmo por la reinvención musical—es la clave de su atractivo duradero. Ciertamente le ha funcionado a Madonna.

Pressure Wassure sale en Peak Oil el 17 de junio, pre-ordénalo aquí

Michelle Lhooq te está esperando en Twitter - @MichelleLhooq