FYI.

This story is over 5 years old.

Twitter, el nuevo ring político entre Hillary Clinton y Donald Trump

Entre acusaciones de asesinato, burlas y cuestionamientos en materia de política exterior, la lucha entre la demócrata y el republicano ha escalado en las últimas horas. Esto podría ser un indicador de lo que se verá en un futuro en la contienda.
Imagenes por Jason Szenes/EPA y John Locher/AP.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En las últimas 24 horas, las elecciones presidenciales en Estados Unidos se han desarrollado entre acusaciones de asesinato y enfrentamientos en Twitter, entre los dos candidatos, Hillary Clinton y Donald Trump. Esto podría ser un indicador de lo que se verá en un futuro en la contienda en la electoral.

El día de ayer, Clinton, del Partido Demócrata, criticó severamente la plataforma de política exterior de Trump, su rival republicano, tachándola de "peligrosamente incoherente", Trump devolvió el "golpe" compartiendo el tweet de uno de sus simpatizantes que acusaba a Clinton de haber asesinado a cuatro americanos, los cuales murieron en los ataques al consulado estadounidense en Bengasi, Libia.

Publicidad

Por la tarde, en un acto de campaña en San José, California, Trump dijo que Clinton debería ser encarcelada por haber usado un servidor de correo electrónico privado durante su periodo como secretaria de estado.

'— Donald J. Trump (@realDonaldTrump)June 3, 2016

'Clinton dice que Trump es peligroso, ¿Quién mató cuatro estadounidenses en Bengasi?'

En mensajes que por momentos parecían un show de burlas, Clinton lanzó un torrente de refinados comentarios atacando la imagen y las políticas de Trump, sugiriendo que podría iniciar una guerra nuclear si llega a la Casa Blanca simplemente porque "algo lo sacó de sus casillas".

"Las ideas de Donald Trump no sólo son diferentes, también son peligrosamente incoherentes", dijo en una sala llena de seguidores en San Diego, California. "Ni siquiera son ideas, sólo son una serie de habladurías, enemistades personales y mentiras".

Clinton, favorita para convertirse en candidata por el Partido Demócrata, ofreció un discurso como si buscara concentrar su atención en el probable debate del 8 de noviembre contra Trump, y lejos del otro candidato demócrata Bernie Sanders, quien continúa pujando por la nominación.

Durante su discurso, Clinton predijo que Trump recurriría a su cuenta de Twitter para insultarla, y así lo hizo inmediatamente en un mensaje usando su nuevo apodo para la candidata: " torcida Hillary".

Bad performance by Crooked Hillary Clinton! Reading poorly from the telepromter! She doesn't even look presidential!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump)June 2, 2016

Publicidad

¡Mal desempeño de la Torcida Hilary Clinton! ¡Leyendo pobremente el teleprompter! ¡Ni siquiera tiene aspecto de presidente!'

Los líderes del Partido Demócrata se han apresurado para encontrar la mejor manera de combatir a Trump, quien logró vencer a sus 16 rivales republicanos para la candidatura con su desinhibido estilo para abrumarlos con insultos personales. Las observaciones de Clinton pretendían en primer lugar, mostrar que no sería intimidada, y segundo, que podría enfrentarse con él en las burlas.

"Dice tener experiencia en política exterior porque ha manejado el concurso de Miss Universo en Rusia", dijo mientras la audiencia reía, y sugirió que Trump manejaría la economía de los Estados Unidos "como uno de sus casinos".

'Dice tener experiencia en política exterior porque ha manejado el concurso de Miss Universo en Rusia'.

En medio de las risas, Clinton citó su propia experiencia como Secretaria de Estado, en particular su participación aconsejando al presidente Barack Obama durante su misión para detener al líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden, para insinuar que su cercanía con la política exterior era más seria.

"El alaba a dictadores como Vladimir Putin y pelea con nuestros amigos, incluyendo al primer ministro británico, el alcalde de Londres, el canciller de Alemania, el presidente de México y el Papa", aseguró Clinton, enlistando algunos personajes de la vida política con los que Trump se ha enfrentado verbalmente el año pasado.

Publicidad

Donald Trump ha causado polémica por sus posturas respecto a la política exterior. Dijo que traería de vuelta el submarino y otras brutales técnicas de interrogación para los sospechosos de terrorismo, mismas que son consideradas como tortura y fueron descartadas por Obama.

El inspector general de EEUU concluye que Hillary Clinton utilizó su email ilegalmente. Leer más aquí.

El candidato republicano también prometió renegociar tratados de comercio internacional, e hizo un llamado para prohibir temporalmente a los musulmanes entrar al país, y dijo que pediría a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) "pagar" o "retirarse". Además de esto, Trump declaró que se sentaría con el líder norcoreano Kim Jong-un para detener el programa nuclear en Pyongyang.

Trump ha llamado a Clinton "la peor Secretaria de Estado de la historia de los Estados Unidos", y constantemente lanza críticas en torno a su reacción sobre los ataques del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi, en el cual murió el embajador de los EEUU y otros tres estadounidenses. También ha cuestionado el apoyo de Clinton a la guerra que George Bush inició contra Irak, considerando su decisión como un "desastre".

Estas críticas se amplificaron diez veces con el tweet que apreció en las redes este viernes por la mañana.

Bernie Sanders, quien también ha juzgado el apoyo de Clinton a la guerra contra Irak, aprovechó la oportunidad para reprender a sus dos rivales en materia de política exterior. "Estoy de acuerdo… en que las ideas de Donald Trump sobre política exterior son increíblemente osadas e irresponsables", dijo Sanders en un comunicado, añadiendo además que el voto de Clinton fue "la peor torpeza en la historia de moderna de los Estados Unidos".

"Ha sido defensora de los cambios de régimen, como en Libia, sin pensar realmente en las consecuencias", dijo.

Tanto Clinton como Trump, enfrentan niveles récord de desagrado. Una encuesta elaborada entre Reuters e Ipsos, muestra que la mitad de los seguidores de Trump lo apoyan principalmente porque "no quieren que Hillary Clinton gane", mientras que 41 por ciento de los partidarios de Clinton votarán por ella porque no quieren que Trump gane.

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_