brasil

El ratio de afectados por zika en Río de Janeiro triplica el del resto de Brasil

A menos de 100 días para que arranquen los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, las últimas estadísticas revelan que el estado carioca tiene tres veces más infectados por el virus de zika que el resto del país.
3.5.16
Imagen vía Oscar Rivera/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cuando el vínculo entre el virus del zika y los casos de deformidades en recién nacidos saltaron a las portadas de la prensa el año pasado, muchos fueron los que reaccionaron con preocupación: ¿afectará este brote a las Olimpiadas? Pues bien, lo cierto es que ahora existen más razones para preocuparse de las que existían entonces.

Esta semana, Brasil ha publicado su primera estadística nacional sobre la presencia de la enfermedad contraída por la picadura de un mosquito. Y las cifras señalan que más de uno de cada cuatro casos de zika de los 90.000 presuntamente registrados en el primer cuatrimestre del año se han producido en el estado que se convertirá en la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 en menos de 100 días.

Publicidad

Según el informe, en Río de Janeiro el contagio se situaría en un índice de 157 por cada 100.000 habitantes, una cifra que triplicaría el promedio nacional.

Hasta hoy, el brote de zika había afectado principalmente al noreste del país, especialmente a la tropical provincia de Pernambuco, donde la enfermedad fue detectada por primera vez. Allí se descubrió también el desproporcionado aumento del nacimientos de recién nacidos con los cráneos inusualmente pequeños. Se trata de una enfermedad a la que se conoce como microcefalia y que estaría relacionada con un desarrollo cerebral restringido.

Pero desde que transcendieran las primeras cifras oficiales sobre la enfermedad y se publicara la declaración de emergencia en febrero, el virus habría golpeado con violencia a otros muchos destinos de la nación — en especial a la capital carioca.

Un grupo de 2.000 embarazadas colombianas podría resolver el misterio del Zika. Leer más aquí.

La revelación se produce en un momento en que las denuncias por corrupción no paran de proliferar. Brasil, de hecho, está padeciendo la peor crisis política y económica en muchos años. A la imparable recesión se ha sumado ahora la moción de censura de su todavía presidenta, Dilma Rousseff, que parece estar a las puertas de la destitución.

Rousseff está implicada en varios casos de corrupción junto con multitud de miembros de su gabinete. El caso más flagrante, y el que muy probablemente desemboque en su destitución, está relacionado con el desfalco a la petrolera pública brasileña, Petrobras, una compañía que bajo la gestión de la presidenta ha registrado altísimos índices de malversación.

Publicidad

Claudi Maierovitch, director del departamento de enfermedades contagiosas del ministerio de Salud brasileño, ha declarado a VICE News que los resultados registrados ahora eran a todas luces previsibles.

Sucede que la enfermedad es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo insecto responsable de la transmisión del dengue, otra enfermedad contagiosa que afecta cada año a miles de habitantes de Río, especialmente durante los meses de marzo, abril y mayo.

"La expansión del radio del virus hacia otros estados se esperaba desde el año pasado", cuenta. "Río de Janeiro es un estado muy poblado y se ha enfrentado a una de las mayores epidemias de dengue de Brasil, de modo que el elevado índice de casos registrados a estas alturas del año no supone ninguna novedad".

De hecho, el doctor Maierovitch ha añadido que es muy probable que el número real de afectados sea mucho más elevado del que ha trascendido, puesto que está demostrado que de, cada cuatro o cinco pacientes, uno es asintomático; es decir, no tiene síntomas.

El zika fue identificado en Brasil por primera vez en mayo del año pasado. A principios de este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclamó que se trata de una emergencia de salud. Desde entonces, el virus se ha propagado por la mayoría de países latinoamericanos.

Además, se han denunciado casos de zika en partes de Asia, de África y de Estados Unidos. Si bien la principal vía de transmisión es la picadura de mosquito, también se ha descubierto que existen evidencias que delatan que la enfermedad se puede transmitir sexualmente.

Publicidad

La relación del zika con la microcefalea ha llevado a las autoridades a recomendar a todas las embarazadas que eviten viajar a ninguno de los países afectados. Pese a todo, el ministro de Turismo de Brasil, Alessandro Teixeira, ha declarado que en Río todavía no se ha declarado oficialmente ninguna restricción.

El caso es que durante el primer trimestre del año se han registrado, solo en Río de Janeiro, 26.000 casos de zika, mientras que los casos de microcefalea se habrían mantenido, comparativamente, bajos. Según el último boletín emitido por el ministerio de Salud, Río solo registró 42 casos de microcefalia, una cifra pequeña si se la compara con los 334 declarados en Pernambuco.

"Todavía no es posible saber a ciencia cierta qué proporción de mujeres embarazadas que han contraído el virus del zika darán a luz a bebés con microcefalias", ha contado el doctor Maierovitch.

Latinoamérica combate el Zika con soldados, repelente y advertencias para las embarazadas. Leer más aquí.

Habida cuenta de que el mayor número de casos de bebés con microcefalias asociadas al virus del zika se ha registrado durante el primer trimestre del año, podría suceder que tengan que pasar todavía unos meses para que la misma estadística se observe en Río.

"En relación a la microcefalia, tenemos que esperar un poco más, puesto que de la misma manera que los casos de microcefalia solo se registraron después del brote del noreste, lo mismo podría suceder aquí. Que estén por llegar", comenta Alberto Chebabo, un doctor asentado en Río y miembro de la sociedad brasileña de Infectología.

Publicidad

"Es posible que se registre un incremento de los casos de microcefalia en las próximas semanas, habida cuenta de que el virus alcanzó sus máximas cotas en marzo", remacha este facultativo.

Paralelamente, el ministerio de Salud de Brasil ha preferido acogerse a una explicación menos embarazosa para explicar el fenómeno. Según cuentan, las cifras han crecido debido a que el sistema de recaudación de datos de Río es mucho más efectivo que el del resto del país.

Alexandre Chieppe, subsecretario de supervisión en el ministerio, ha asegurado que la epidemia de zika alcanzó su punto culminante a mitad de febrero y que ha descendido desde entonces.

"Estamos saliendo de un periodo donde el peligro de transmisión era muy elevado", ha relatado Chieppe, quien ha subrayado que los JJOO se celebrarán en pleno invierno brasileño, cuando la actividad de los mosquitos es casi inexistente y cuando es más probable contraer una gripe que sufrir la picadura de un insecto. "Todavía es muy pronto para sacar ninguna conclusión basada en el primer boletín emitido por el ministerio de Salud", concluye esta fuente.

La Organización Mundial de la Salud comentó en el informe emitido el jueves que los casos de infección de zika han empezado a disminuir. Y ha advertido también que "las precauciones tienen que seguir siendo elevadas", puesto que la organización no considera que, en líneas generales, el brote haya disminuido.

Sigue a Donna Bowater en Twitter: @DonnaBow

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs