Todas las fotos cortesía de The Kids Are Right

Gasolina y barro: fotos del Woodstock español de las motos

A 67 km de Oviedo y 130 de Santander encontramos el festival Motorbeach, donde las leyes del mundo real parece que importan muy poco.

|
nov. 22 2018, 8:22am

Todas las fotos cortesía de The Kids Are Right

QUIMERA es un proyecto de The Kids Are Right en forma de fotolibro que recoge testimonios y fotografías en los que se capta el espíritu y al ambiente del festival Motorbeach, que tiene lugar cada año en Asturias: barro, motos, olas, surf y, sobre todo, libertad. Hace 15 días lanzaron un Verkami para financiar su proyecto, puedes apoyarles aquí. Abajo reproducimos uno de los textos del libro y os mostramos algunas fotografías del proyecto.

Bienvenidos a la ciudad de la lona y de la hierba. A 67 km de Oviedo y 130 de Santander encontramos un rincón donde las leyes del mundo real parece que importan muy poco. Entre los acantilados del Cantábrico y las cumbres de la sierra del Sueve se extienden las praderas donde cada mes de julio se funda una metrópolis de rebeldía. La capital de la gasolina y el salitre.

1542873664225-_DSF0948-1

Nada más aparcar su moto, el viajero descubrirá la atmósfera de libertad que impera en esta comunidad. El ritmo es tranquilo por la mañana y se va calentando a medida que avanza el día, como una olla a presión a punto de estallar al caer la noche. Las puertas de entrada están decoradas con luces que guían al viajero por la autopista de la costa en busca de un símbolo: Motorbeach.

1542873731387-MEDIOFORMATO_MOTORBEACH_2018_ROLL12-07-1

Las calles de esta urbe motorizada son suaves y verdes. No existe el asfalto, solo el prado fértil donde hace apenas unos días pastaban los caballos, por las quince parcelas en las que se asientan sus pilares de varillas. Porque esta es una ciudad joven y efímera, destinada a desaparecer tras unas cuantas jornadas de delirio. Una larga avenida peatonal atraviesa de este a oeste el centro urbano, donde late el corazón del lugar. Todo sucede aquí.


MIRA:


No faltan las motos customizadas que atraviesan el bulevar con su banda sonora de escape chillón. En el centro de visitantes, junto a la entrada, donde se venden artículos de surf y de motos Cafe Racer, se exhibe con orgullo el lema de esta comunidad: “Gasolina y salitre”, junto a la escultura de un simpático oso motorista y playero. La arquitectura es funcional, siempre a disposición del paisaje que es el que manda. Todo es fugaz y volátil, como un campamento de nómadas en un mar de dunas.

1542873697611-MEDIOFORMATO_MOTORBEACH_2017_ROLL10-03-3

La ciudad se ha construido en torno a una poderosa estructura, erigida en acero y lona negra. Catorce metros de largo y diez de alto conforman este indiscreto templo del rock & roll, donde se llegan a congregar miles de personas. Entre el mar y la avenida central se encuentra el distrito comercial. Dos callejuelas surcan este vibrante mercado con decenas de puestos de camisetas, de ropa, antigüedades de carretera, tatuajes, tablas de surf, gorras serigrafiadas... Aquí una persona que piense en cuero y neopreno puede encontrar lo que quiera.

1542873767666-_DSF6203-1
1542873768021-_BAL2435-1
1542873768387-MOTORBEACH_MAMIYA_ROLL03_-2-1
1542873768018-MEDIOFORMATO_MOTORBEACH_2018_ROLL04-07-1
1542873768265-MOTORBEACH_MAMIYA_ROLL01_-2-1
1542873767809-_DSF0599-1
1542873768213-_DSF6144-1
1542873768163-MEDIOFORMATO_MOTORBEACH_2017_ROLL04-09-1
1542873768221-_DSF5300-1
1542873767897-_BAL5252-1
1542873767907-MEDIOFORMATO_MOTORBEACH_2018_ROLL04-10-1
1542873767902-_DSF5360-1
1542873767853-_BAL2638-1

1542873767780-_DSF0880-1

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Más VICE
Canales de VICE