Publicidad

Según un estudio, nuestros gatos nos ven como a sus padres

Un nuevo estudio ha revelado que los gatos crean patrones de apego hacia sus cuidadores similares al de los bebés humanos y los perros.

por Jordan Pearson; traducido por Mario Abad
27 Septiembre 2019, 3:45am

Imagen: Getty

Es un tema recurrente en mi casa y seguro que en la de mucha gente con mascotas: cuando uno de nuestros gatos hace algo especialmente cuqui, mi pareja o yo nos preguntamos en voz alta si nos verán como a sus padres.

las barreras de la comunicación entre especies impiden a nuestros felinos responder a esta pregunta, por mucho que intenten demostrarlo con golpecitos de cabeza y ásperos lametones. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Current Biology ha aportado conclusiones muy prometedoras. Según un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón, los gatos muestran un tipo de apego hacia sus cuidadores muy similar al de los perros y los bebés humanos.


MIRA:

Esto significa que, lejos de ser las criaturas inescrutables e insensibles que se suelen considerar, los gatos quizá creen vínculos únicos y significativos con sus dueños.

Para el estudio, los investigadores llevaron a cabo una prueba de afecto utilizada en primates y perros y se basaron en estudios previos sobre criterios de estilos de apego en seres humanos. El experimento se realizó con 70 gatitos. Los mininos estuvieron dos minutos en una habitación con sus cuidadores y luego se quedaron solos otros dos minutos. Pasado ese tiempo, los dueños volvieron a entrar. Los expertos observaron la conducta de los gatos y los categorizaron según estilos de apego similares a los bebés humanos y los perros: firme, ambivalente, esquivo y desorganizado.

Los investigadores concluyeron que más del 60 por ciento de los gatos del experimento mostraron el estilo de apego firme, lo cual quería decir que se sentían angustiados cuando su cuidador abandonaba la sala y mostraban un equilibrio sano entre el apego y la voluntad exploradora cuando estos regresaban.

Cerca del 30 por ciento de ellos mostraron un estilo de apego inseguro, es decir, seguían manifestando señales de nerviosismo cuando sus dueños volvieron a la sala y mostraban un contacto excesivo, se volvían esquivos o una mezcla desorganizada de conductas. Según el estudio, esta diferencia entre apego firme e inseguro es similar a la que se ha observado en estudios anteriores con bebés humanos.

Los hallazgos resultaron ser relativamente constantes en una repetición del experimento, dos meses después, así como en 38 gatos mayores de un año.

El documento señala que existen muchas más investigaciones sobre la cognición social en perros que en gatos y que, por esa razón, quizá hayamos subestimado a estos pequeños felinos. En todo caso, partiendo de la base de que tampoco hay que tomarse este estudio al pie de la letra, lo he dicho muchas veces y lo vuelvo a repetir: los gatos realmente son cariñosos y la ciencia poco a poco me está dando la razón.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
gatos
mascotas
animales