FYI.

This story is over 5 years old.

medioambiente

Así es como China está exprimiendo la economía de Corea del Norte

En 2014 el carbón representó el 44 por ciento de las importaciones de China a Corea del Norte — disminuyendo respecto al 48 por ciento de 2013 y al 50 por ciento de 2012.
16.3.15
Imagen vía Wang Zhao/AFP/Getty Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El consumo de carbón en China disminuyó el año pasado por primera vez desde el siglo XXI. El hecho de que el principal consumidor de carbón a nivel mundial empiece por fin a apartarse del combustible "sucio" que alimenta su crecimiento económico — a la vez que contribuye al cambio climático —, ha sido interpretado como un signo positivo por parte de los expertos en medio ambiente.

Pero este cambio podría suponer malas noticias para Corea del Norte, país que depende casi exclusivamente de China para la importación de su carbono, su hierro y otros recursos naturales. Durante el primer semestre de 2014, el carbón representó el 44 por ciento de las importaciones de China a Corea del Norte, implicando una caída respecto al 48 por ciento de 2013 y al 50 por ciento de 2012.

Publicidad

Según Scott Kennedy, experto en China del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo a VICE News: "China se encuentra en medio de una desaceleración económica y, por lo general, se han hecho grandes esfuerzos para diversificar su economía y conseguir apartarse del carbón", "por lo que no es de extrañar que las importaciones de carbón procedentes de Corea del Norte hayan experimentado un descenso".

Según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), China es el mayor consumidor y productor de carbón del mundo. En 2011 el carbón representó el 69 por ciento del consumo energético del país. La Administración pone de relieve que China es, con diferencia, el mayor productor de carbón — un país donde la minería es más de cuatro veces mayor que Estados Unidos, actualmente segundo productor a nivel mundial.

En los últimos años, China ha empezado a proteger más sus propias minas de carbón y a reducir las importaciones con el fin de garantizar su sitio en el negocio del carbón, a pesar de su declive a nivel mundial. En octubre de 2014 se impuso un arancel de importación por primera vez en 10 años, aplicando un impuesto del seis por ciento.

"Sin duda, están tratando de proteger algunas de las minas de carbón", según declaró a VICE News Kevin Stahler, analista investigador del Instituto Peterson de Economía Internacional. "Es difícil que sobrevivan en un contexto donde el carbón sea económico".

Publicidad

China también ha comenzado a rechazar el carbón procedente de Corea del Norte que no cumpla con las nuevas normativas ambientales para las emisiones de mercurio, como parte de los esfuerzos del país para reducir la contaminación atmosférica que ha cubierto sus ciudades en los últimos años.

Eso va a comportar problemas para Corea del Norte, ya que su economía depende enormemente de China. A excepción del pequeño comercio con Corea del Sur, pocos países están dispuestos a desarrollar una actividad económica con esta nación aislada. En 2013, sus exportaciones alcanzaron un valor de alrededor de 3,6 mil millones dólares (3,4 mil millones de euros) — de los cuales 2,9 billones de dólares (2,7 billones de euros) se destinaron a China.

Por otro lado, también está cayendo el valor del carbón que está exportando Corea del Norte, principalmente debido a las fluctuaciones en los mercados internacionales y a una menor demanda global. Los descensos en los precios del carbón en el primer semestre de 2014 comportaron una pérdida de unos 340 millones de dólares (lo equivalente a 322 millones de euros) para Corea del Norte.

"Cuando hablamos de que el comercio total asciende a 8 billones de dólares (7,5 billones €), y Corea del Norte esté probablemente perdiendo cientos de millones de dólares en la caída de los precios, eso representa una parte significativa de la financiación exterior de Corea del Norte", dijo Stahler.

Publicidad

Para compensar esta pérdida, Corea del Norte podría estar girando su atención hacia otro recurso natural: los minerales de tierras raras. Un informe de 2014 de la Asociación de Comercio Internacional de Corea reveló que las exportaciones de tierras raras de Pyongyang a China ascendieron a 1,8 millones de dólares (1,7 millones €) en sólo dos meses.

El país también ha estado aumentado sus exportaciones textiles a China, donde el crecimiento económico ha dado lugar al aumento de salarios y a una mayor demanda de prendas de ropa manufacturada. Durante la primera mitad de 2013, las exportaciones textiles y de accesorios a China ascendieron a 326 millones de dólares, casi la misma cantidad que Corea del Norte perdió en carbón en 2014.

Aún está por ver si estas estrategias tendrán o no su resultado a largo plazo, dijo Stahler, sobre todo debido a que es poco probable que la demanda de carbón y acero desde China varíe significativamente en un futuro cercano.

"Los funcionarios de Corea del Norte son conscientes de que no pueden depender por completo de este continuo crecimiento de los recursos naturales, y que tienen que reorientarse en cierta medida", apuntó. "Cómo van a lograr esta reorientación y cómo van a alejarse de esta dependencia de China, son cuestiones que aún están por ver.

Sigue a Laura Dattaro en Twitter: @ldattaro