Guía de Festivales

Grupos que te gustaría ver en festivales el año que viene

Ya podemos empezar a divagar sobre qué podremos ver el año que viene en los festivales, aunque no sirva de absolutamente nada.
02 Octubre 2018, 7:21am

Sabéis que tenemos un cerebro, ¿no? ¿Sabéis que con este cerebro podemos imaginar cosas que no son reales? Crear mundos, fantasías, lo que sea. Probadlo, parece como magia. Yo he llegado a imaginarme que era un hombre atractivo —¡por fin!— con ojos y pico de águila, torso humano extremadamente musculado y cuerpo de león, como una especie de centauro; también me podía conectar a internet con la mente. ¿Mi misión? Aplastar con mis puños de fuego a los enemigos del orden (¿?).

Al final lo arreglaba todo y siempre terminaba follando con criaturas preciosas y bebiendo licores de oro, llegando al orgasmo justo en el mismo instante en el que otro vil malhechor empezaba a desmoronar de nuevo la estabilidad del mundo fantástico. “Mortales, mi nombre es Hajax, el resplandeciente, el que salvaguarda los planetas”. *Ehem*, en fin. El cerebro y la imaginación, ya sabéis. Se pueden hacer cosas increíbles con esa cosa.

Con todo esto quiero decir que he contactado con varias personas para que hicieran un ejercicio mental y proyectaran los grupos que les gustaría ver en los festivales de verano del año que viene, en 2019. Ahí va pues.

Pues me gustaría ver a Fenster, porque con su pop psicodélico te hacen sentir que tus moléculas se deshacen, es como flotar y que tu cuerpo no pese, son como una experiencia chamánica. Bueno, también son como un zorro escondido en el bosque con ojos luminiscentes. Y también estaría bien ver a Juan Wauters, porque te trae esa sensación de ropa cuidada con Norit.

—Raquel, 30 años

Es que no sé si siguen tocando pero como algo muy utópico te diría El Último Sueño, así en un festival de tarde. Y de grupos actuales hay unos hijos de puta que me encantaría ver a las cuatro de la mañana bien engominado, los Vär. Verlos en algún escenario cerrado me chanaría, muy utópico también, porque entiendo que estos no hacen nada ya. Y Total Control seguro, que no los he visto nunca. De hecho casi todo el catálogo de Sacred Bones me parecería bien.

—Germán, 28 años

Pues te diría que los putos PAPE, porque todavía no han dado ni un concierto y los cuatro temas de su bandcamp me hacen volver a creer en el ROCK. Joder, canto mucho White Van Man en la ducha. Encima tienen en sus filas a la peñita de los extintos Antigua y Barbuda y el cantante es el tío ese que sale vestido de cura en el videoclip de La Fuerza de Kokoshca (el cantante original de aquel tema, vamos). Te diría que ese hombre es el hijo secreto de Ozzy Osbourne y Nick Cave, si esos tipos tuvieran el aspecto de Michael Fassbender y Timothy Olyphant. ¿Quién no querría ver eso?

Como segunda opción pondría a GOA, esa especie de Mark Hoppus del trap español. El tema ese titulado "Guns N Roses" que sacó en la última mixtape de Yung Beef casi me hace cambiar del team AGZ a La Vendición (tranquilo, eso nunca pasará).

—Miguel, 34 años

Si le tuviera que hacer una carta a los Reyes ahora mismo en la que especificara lo que quiero ver en los próximos festivales le diría, en primer lugar, que quiero VER. Algo que siempre me propongo pero que se me olvida a la segunda copa, a la par que se me nubla la vista.

Quiero ver a Aleesha Rose porque estoy bastante obsesionada con ella, con su R'n'B, con su voz y con su rollo. Quiero ver a AMBRE y su Mercury Man en directo porque me han hecho comprender poco a poco de qué trataba eso de la psicodelia. Quiero ver a Natos y Waor porque el día que llevaron a 11.000 chavales a Vistalegre aluciné con ellos y porque le siguen cantando al barrio, al de verdad, al de las casas todas iguales de ladrillo visto. Quiero ver a GOA porque su sensibilidad no es de este mundo, a Afrojuice porque harían bailar hasta al cadáver de Franco y quiero ver a Dellafuente una y mil veces. Y si de repente aparece por ahí Rihanna o Migos y dan el show que no dieron en el Primavera del año pasado, pues eso que me llevo.

—Ana, 26 años

Se me ocurre Cabiria, que hace el mejor pop en Barcelona ahora mismo, y molaría que tocara (además de todos sus temazos) la versión que tiene de la intro de Pasión de Gavilanes en algún festival el año que viene.

—Rocío, 23 años

En primer lugar, he de decir que muchas veces no importa (tanto) el grupo que toca en un festival. Prefiero estar en un entorno feliz con buenos amigos, una oferta guay de comida y bebida con la posibilidad de llegar a estar en las primeras filas del bolo si me apetezca, o poder sentarme a ver la actuación sino.

Eso dicho, en las condiciones ideales que explico, eso sería mi ruta preferida de grupos que podrían físicamente aparecer en un festival.

Mediodía: Esqueixada Sniff
La hora de comer: Com Truise
La hora del café: Tycho
Puesta de sol: The Stone Roses
Noche: Chilly Gonzalez
Medianoche: The Hellacopters
Más tarde: Japanther
Último esfuerzo: DJ Funk
Ya no sé qué hago: Dave Clarke

—Mark, 37 años

¡Cecilio G! Aunque fuera en streaming desde la cárcel.

—Ingride, 35 años

Holly Golightly, es una de mis cantantes favoritas. El año pasado vi por ahí que iba a sacar disco nuevo con un sello español con su correspondiente gira, pero no he vuelto a saber nada del tema, espero que no sea un bulo porque se me parte el corazón. Y Arctic Monkeys, me gusta ver a Alex Turner en todas sus fases. Aunque me convencía más el rollo del anterior disco, nunca me defrauda. Alex antes iba de Johnny Cash y ahora va disfrazado de Nick Cave, pero siempre le amaré.

—Roberta, 29 años

Motorpsycho son una banda con un recorrido muy largo. Creo que empecé a escucharlos a mitad de los noventa y tienen muchas influencias que van del psych-rock al prog. Su sonido es muy reconocible y su discografía muy extensa, no obstante han evolucionado en cada etapa, añadiendo matices a su música. Los he visto varias veces en Europa, pero la única vez que estuvieron aquí en Barcelona (creo que en 2011) fui al concierto y había cuarenta personas. Me parece que si volvieran a tocar en algún festival de aquí sería una buena ocasión para que alguien se lleve una agradable sorpresa.

A pesar de haber estado en el Primavera de este año, Omni creo que se merecen más atención y estaría bien que estuvieran en el cartel de un festival más pequeño. Su música es muy interesante, casi inclasificable. Tienen un sonido casi "arrojadizo" que se mueve sin parar en la frontera entre el noise y la no wave.

—Antonio, 42 años

Empecemos con los australianos Royal Headache. Esta pandilla de locos han compuesto en su mierda de local de ensayo un buen número de canciones brutales —yo diría que casi todas— que oscilan entre el garaje, el rock y el soul, que unidas a unas letras llenas de angustias vitales, dolor y amor, hacen que, evidentemente, ME FLIPE este grupo. 100% Hits. El cantante es, digamos, un poco inestable, cosa que añade una vida extra de romanticismo a este grupazo.

Dejémonos de tonterías. El Chaos Is Me o el Dance Tonight! Revolution Tomorrow! de Orchid, ¿os suena? No me fuckeéis. Emo violence para toda la peñusa. Caña, ritmos que solo podían haber sido creados por un loco, unas guitarras brutales y —para mí— la mejor voz que ha parido el screamo, emo, o como le queráis llamar. Las letras por lo visto son la leche, pero como no controlo mucho de inglés, tampoco las pongo como algo súper importante. Música 10, letras 7,5. Y me quedo tan pancho. Si podéis, buscad el último concierto en youtube, fliparéis. Eso sí es un sold out y no lo que hacen los grupos de mierda de hoy en día.

Y bueno, siempre he querido ver a Maná en directo. ¿Por qué? "Uhhuhuhuuuuuuh, ella despidió a su amor, él partió en un barco, en el muelle de San Blás. Él juró que volvería y empapada en llanto ella juró que esperaría. Miles de lunas pasaron y siempre ella estaba en el muelle, esperando. Muchas tardes se anidaron, se anidaron en su pelo y en sus labios. Uhhuhuhuuuuuuh. Uhhuhuhuuuuuuh. Llevaba el mismo vestido, y por si él volviera no se fuera a equivocar. Los cangrejos le mordían, su ropaje su tristeza y su ilusión. Y el tiempo escurrió y sus ojos se le llenaron de amaneceres. Y del mar se enamoró y su cuerpo se enraizó en el muelle. Sola, sola en el olvido. Sola, sola con su espíritu. Sola, sola con su amor el mar. Sola, en el muelle de San Blas". ¿Alguna razón más?

—Arnau, 34 años

Publicidad