Fotografías de Antonio Flores.
Fotografías de Antonio Flores.
Munchies

Las aguas negras de Tijuana podrían salvar a los vinos del Valle de Guadalupe

Un novedoso sistema de trata de aguas y un acueducto podrían contrarrestar los efectos nocivos de las sequías que año con año azotan a esta fructífera zona vinícola mexicana.
18.10.18

Artículo publicado por VICE México .

El Valle de Guadalupe, en Baja California, es la meca del vino en México. El estado concentra 57 por ciento de las seis mil 474 hectáreas en donde se cultiva uva para hacer esta bebida que últimamente ha cobrado gran relevancia gastronómica, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Sin embargo, los vitivinicultores están en aprietos porque sus productos son tan asediados que cada año se incrementa la demanda; en cambio el agua que extraen de los mantos freáticos se les está acabando drásticamente. Las vides son de climas mediterráneos y para crecer sanamente precisan de ambientes secos y semiáridos. Pero a Baja California ya la alcanzaron el cambio climático y la sobreexplotación de recursos, y ahora las sequías son cada vez más crudas en el Valle de Guadalupe.


Relacionado - Doña Esthela: la cocinera que diario hace el Mejor Desayuno del Mundo


Esta situación le ha quitado el sueño a productores, autoridades y consumidores informados o vecinos de la zona. Sin embargo, ya encontraron una solución. Y esa solución está en un proyecto donde las protagonistas serán las aguas negras de la vecina ciudad de Tijuana y un nuevo acueducto que conectará dicha ciudad con el Valle de Guadalupe.

1539878427761-WhatsApp-Image-2018-10-18-at-063541

Los beneficios del drenaje

Fernando Pérez Castro, director de Provino Baja California, una asociación que promueve la identidad y la cultura del vino de Baja California en el mundo, dice que los productores como él están ansiosos de que arranque la construcción de la obra que habrá de estar lista para octubre del 2019.

“El proyecto es muy novedoso. Consiste en que la planta tratadora de la Morita convierta las aguas del drenaje de Tijuana en líquido apto para el riego agropecuario. Allá harán la captación, la separación de sólidos, la sedimentación, la clarificación final. Luego el agua se mandará por medio del acueducto a las vinícolas, y ahí cada productor podrá dosificarla como lo necesite. Estamos hablando de tecnología de punta", asegura Pérez Castro.


Relacionado: Fotos de objetos que la gente ha tirado por el escusado.


La compañía que ganó la licitación para llevar a cabo la obra se llama Odis Asversa y es israelí. Se encargará del proceso desde la colecta de aguas negras hasta la distribución de las ya tratadas, y ya demostró a las autoridades y a los productores —que fueron vigías de todo su proceso de selección— que tiene todos los estándares para que el líquido resultante sea salubre y óptimo para ser regado sobre los plantíos, sin que la calidad ni sabor del vino sea modificada.

1539878464081-WhatsApp-Image-2018-10-18-at-063803

En caso de que todo marche como se planea, el acueducto estaría proveyendo de mil litros por segundo —lo que equivale 31 millones 500 mil metros cúbicos anuales— al Valle de Guadalupe. Por lo tanto, las 1500 hectáreas plantadas que existen hoy en día podrían extenderse a 7 mil. Eso se verá reflejado en la cantidad de lotes de vino que salgan al mercado cada año, y eso favorecería que la industria —que de por sí ya es exitosa— siga creciendo.

Antes de la sequía

No obstante, aunque el problema del desabasto de agua tiene inquietos a miles en Baja California últimamente, hubo quien vio venir esta situación hace cerca de 25 años. Fernando Pérez Castro asegura que el pionero de la idea de hacer llegar con urgencia agua de otras partes al fértil Valle de Guadalupe, fue un productor italiano consagrado en el estado y llamado Camilo Magoni.

"Desde ese entonces él previó que el agua se acabaría en esta zona. Pero su consigna no fue retomada sino hasta que empezó la verdadera contingencia. Con el tiempo se han escuchado voces al respecto por aquí y por allá. Fue hace cerca de cinco años, cuando empezó la gestión del actual gobernador de Baja California (el panista Francisco Vega de la Madrid), que por fin productores y autoridades pudieron sentarse a hablar seriamente del tema", cuenta Pérez Castro.


Relacionado: Así se vio el debate presidencial en la cantina más vieja de Tijuana.


Por fin su pugna llegó a buen puerto. Por fin las 120 vinícolas de la región podrán verificar la efectividad del método que ha sido un éxito en zonas vinícolas de Napa Valley, Estados Unidos, así como en Australia y Nueva Zelanda.

1539878487194-WhatsApp-Image-2018-10-18-at-063804

El director de Provino hace hincapié en una serie de razones que, cerca de 25 científicos y los mismos miembros de Odis Asversa, utilizan para apuntalar la efectividad del proyecto.

“Según estudios y pruebas que nos han presentado, el agua salida de la tratadora, a diferencia de la de los mantos freáticos, no tiene minerales que a la larga resultan nocivos para la planta. En realidad, ellos nos aseguran que esta agua intervenida y sanitizada incluso sería mejor para la producción de uvas. Por eso consideramos que no es un paliativo, sino un revitalizante para todo el Valle de Guadalupe”, afirma.

Sigue a Ollin Velasco en Twitter e Instagram.