Canada

Trump dice 'bye' a las 'ciudades refugio' de migrantes y 'hello' a 5.000 agentes fronterizos

El gobierno de EE. UU. aseguró que reducirá fondos a las "ciudades santuario", si continúan con sus políticas a favor de los indocumentados. Además, promete triplicar la fuerza de la oficina encargada de detenciones y deportaciones.
25.1.17
Imagen por Alva Vigaray

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

A los cinco días del arranque de su presidencia, Donald Trump enseña los colmillos a la hora de endurecer la política migratoria de Estados Unidos.

Mediante un mensaje a la nación, acompañado por el vicepresidente Mike Pence, Trump aseguró que su administración irá tras las "ciudades santuario", es decir, lugares donde las autoridades son amigables con los indocumentados y cuya economía se basa en el trabajo y el consumo que realizan las personas que no tienen ciudadanía estadounidense.

Publicidad

"Se les acabó el día en que el podían permanecer en nuestro país", señaló este miércoles Trump, quien se hizo acompañar de padres y madres que han perdido un hijo a manos de crímenes perpretrados por indocumentados.

Entre las "ciudades santuario" están San Diego, Los Angeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Houston, Phoenix, Austin, Dallas, Washington D.C., Detroit, Salt Lake City, Minneapolis, Baltimore, Portland —en Maine y Oregon—, Denver, Nueva York, Chicago y casi todo el estado de Nueva Jersey.

'Una nación sin fronteras no es una nación'.

Horas antes, Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca, dijo que los fondos federales destinados a esas urbes serían recortados, si éstas no comienzan a deportar a inmigrantes ilegales de su territorio; por el contrario, si lo hacen, serán recompensadas con recursos financieros.

Esa amenaza ya ha tenido respuestas de varios alcaldes de "ciudades santuario", como los de Nueva York, Los Angeles, Chicago y Seattle, entre otros, quienes desobedecerían las políticas del presidente.

Inmigrantes temen que Trump use los programas de asistencia para perseguirlos. Leer más aquí.

"Le reiteré [a Trump] que esta ciudad, y otras ciudades a través del país, harán todo lo posible para proteger a nuestros residentes y para asegurarnos que las familias no sean destrozadas", dijo Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, en noviembre pasado. "Es la ciudad de los inmigrantes, un lugar que ha tenido éxito porque estuvo abierta a todos, un lugar construido por generación tras generación de inmigrantes".

En las "ciudades santuario" los inmigrantes ilegales, si bien no gozan de todos los derechos de un ciudadano, se sienten cómodos debido a la apertura que existe hacia ellos en lugares públicos y privados como parques, restaurantes y centros comerciales.

Publicidad

Trump también anunció la contratación de 5.000 oficiales de la Patrulla Fronteriza, la triplicación de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, así como la cancelación de la política "catch and release", lo que trasladaría el costo de las deportaciones a los países de origen de los indocumentados.

Muro fronterizo

Asimismo, Donald Trump firmó hoy una orden ejecutiva para cumplir una de sus promesas de campaña más polémicas: la construcción de un muro en la frontera con México.

"Una nación sin fronteras no es una nación. Iniciaremos de inmediato la construcción del muro", afirmó el republicano, quien dijo que México estará contento con el muro, pues contendrá la migración centroamericana por su territorio y eso, supuestamente, traerá paz social.

La firma del decreto no implica la edificación inmediata del proyecto. Trump aún debe lograr que el Congreso le apruebe fondos multimillonarios para cumplir su promesa, iniciar un proceso de indemnizaciones masivas para propietarios de predios particulares aledaños a la frontera sur y sortear las dificultades técnicas de construir en zonas complicadas, como desiertos y mares.

Esto no impidió que Spicer, su vocero, atizara que "México pagará por el muro de una forma u otra", aunque no pudo dar detalles del proyecto.

Ayer por la noche en su cuenta de Twitter, el presidente advirtió: "Mañana se planificará un gran día en seguridad nacional. Entre muchas otras cosas, ¡Vamos a construir el muro!".

Big day planned on NATIONAL SECURITY tomorrow. Among many other things, we will build the wall!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump)25 de enero de 2017

Desde su campaña, Trump prometió construir un muro a lo largo de los 3.379 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos, hasta el momento sólo 1.050 kilómetros están amurallados. Además, en varias ocasiones dijo que deportaría a 11 millones de migrantes indocumentados que trabajan en su país.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES