liga mx

Tras silenciar el grito de "puto", Tigres rehabilitará la primera escuela

Con la petición de alejar el grito de “puto” del Estadio Universitario, Tigres se comprometió a restaurar una escuela y lo va a cumplir.
Foto: Sitio oficial Club Tigres

Lo que empezó como broma de unos cuantos se convirtió en un problema que ha representado 2.5 millones de pesos en castigos pagados a la FIFA por parte de la Federación Mexicana de Futbol y desprestigio alrededor del mundo. La gracia de un sector de la afición ha llegado tan lejos que no bastó con pedir respeto y parece que la única forma de detenerlo es ofrecer un beneficio social a cambio. Tigres aceptó la campaña de un grupo de aficionados que sugirieron cambiar el grito de "puto" al momento del despeje rival por el nombre de su club como apoyo y se lo tomó tan en serio que ya eligió su proyecto.

Publicidad

Con la petición de alejar el grito de "puto" del Estadio Universitario, Tigres se comprometió a restaurar una escuela y lo va a cumplir. La primaria Profesor David Colunga Galicia, ubicada en Valle de Santa Lucía, será la primera. Además, el club ha lanzado la convocatoria para aficionados que quieran unirse a esta labor como voluntarios. El 24 de agosto iniciarán la rehabilitación de áreas verdes, bancas, ventanas, techos, además de pintar y sembrar árboles de esta escuela ubicada en una zona vulnerable.

Necaxa siguió el ejemplo de Tigres y ha propuesto gritar "¡eh, fuerza Rayos" a cambio de becas universitarias del 100 por ciento para jóvenes de Aguascalientes. Otros clubes han exhortado a sus seguidores a evitarlo porque se extendió a la Liga MX Femenil. Morelia publicó un video de sus jugadoras pidiendo respeto para ellas y sus rivales, pero el Morelos no es el único estadio en donde se emite, este fin de semana ocurrió al menos en el Nemesio Díez y el Estadio León.

El grito al portero, calificado de homofóbico no solo por la FIFA, también por otro sector de la afición y algunos jugadores, llegó hasta Rusia en la Copa Confederaciones y a Estados Unidos durante la Copa Oro y algunos partidos de la International Champions Cup. Incluso motivó campañas en el país vecino para erradicarlo.

Esa manifestación no se limita al futbol porque hasta la NFL ha tenido que ocuparse de ella. En noviembre pasado, durante el Raiders vs Texas realizado en el Estadio Azteca, la afición siguió el "juego" del futbol gritando en cada patada de despeje, gol de campo o punto extra. El director de la NFL señaló que trabajan para evitar que se repita en el juego del próximo noviembre entre Patriots y Raiders.