Céline Dion y el renacimiento de su estilo es lo mejor que le ha pasado al 2017, la netflix

Los odiadores van a odiar.
Lauren O'Neill
London, GB
4.8.17
Imagen vía Celine Dion en Instagram

En 2017, las cosas están un poco embarradas de mierda. Los líderes mundiales están comprometidos con el retroceso en general, y el otro día leí que la humanidad ya ha consumido más recursos naturales de los que el planeta puede renovar este año. Incluso las pequeñas alegrías, como MC Dinero o La Mars, se sienten como recuerdos lejanos.

He estado pensando mucho en un tuit que puso en 2015 el Papa Francisco y que decía: "La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería". Pienso en ese tuit no sólo porque está dentro de las cinco cosas más graciosas que se han puesto en Twitter, y entre las mejores que ha dicho un Papa, sino porque realmente es cierto. Y cuando ese es el mundo en el que vives, tienes que abrazar los rayos de esperanza que haya, por delgados que sean, y nunca dejarlos ir. Lo que nos lleva al renacimiento de estilo que ha tenido Céline Dion en 2017, que no puedo creer que todavía no sea tema de conversación.

Publicidad

En últimos meses, Céline se ha dedicado a la práctica de "servir miradas", literalmente donde quiera que va. Y, teniendo en cuenta su condición como la Mamá Van de la música, el gesto es dulce y sorprendente a la vez. Con el conocimiento adicional de todo lo que Céline ha vivido en últimos tiempos (su esposo murió de cáncer en enero, y dos días después falleció su hermano), su entrega a la moda y el aparente nuevo aire que ha encontrado en dicha entrega, es extremadamente puro e inspirador, y ésas son exactamente el tipo de cosas que me gustaría más en mi vida.

Por ejemplo aquí la vemos rompiéndola toda con ese estampado de serpiente que hace juego con su bolsa y sus botas altas, estorbando el paso de lo que parece ¿un jet privado? El gesto en la mano, con el cuello levantado, la mirada directa que te atraviesa sin importar los lentes oscuros, es un importante momento en la historia cultural de Canadá y no puede ser subestimado. La necesidad de unas botas a las rodillas, ahora es más apremiante que nunca. Sí, nos tomamos muy en serio la historia cultural reciente de la humanidad.

Y a pesar de la actual explosión en redes sociales alrededor de sus atuendos matones, Céline ha estado asesinando este juego por vario rato ya, y calladita. Este es mega fav personal de sus #moments, y nos voló la mente cuando la posteó en febrero. Qué loco que lo único que tenían que hacer las marcas para venderme botas a las rodillas era poner a una doña de 49 años con una chamarrita de corazón flechad (véase también: la imagen anterior). #AltaCostura sin duda, ma.

Y, como cualquier aspirante a fashionista, también fue presentada recientemente en un video de Vogue, haciendo que arreglos florales para la cabeza enormes y extravagantes, parezcan artículos súper deseables. Céline Dion con un sombrero de un metro de alto me inspiró para finalmente responder un montón de correos que había estado postergando.

¿Dónde copio todo esto? Gente de PR, llámenos, queremos reinventarnos como Céline. Céline nos enseñó.

Obviamente, si usas Internet, probablemente sabes que hay muchos looks de Céline Dion que podría haber enumerado aquí. Esto es sólo una pequeña selección de un arco iris mucho más grande de looks. Céline es uno de esos actos que han estado en el ojo público durante tanto tiempo, que se siente como si pudieras abrir la puerta de un hotel en Las Vegas en cualquier momento y la encontrarías, por siempre llegando a la nota más alta, y con su cabecita inclinada hacia atrás. Y siendo ella tan firmemente pre-Internet como es, viéndola desplegarse en perseguir el estilo, con un guiño a los próximos memes -todo mientras su música suena esencialmente a lo mismo que ha sonado los últimos 30 años- es una maldita delicia. Con lo que quiero que te quedes de este post, es que si Céline puede volver y la puede romper, entonces tú también puedes. Encuentra tus botas a la rodilla, y brilla.

Sigue a Noisey en Facebook.