Sexo

Hablemos de la gente que folla en silencio

La pornografía ha condicionado a las mujeres a ser más ruidosas y a los hombres más silenciosos. La psicóloga Elena Crespi nos lo cuenta.
9.10.17
Imagen modificada vía Pixabay

No diremos que es tu caso —al fin y al cabo parece ser que no es el caso de nadie—, pero ahí fuera hay personas que no emiten ningún tipo de ruido o de jadeo mientras follan. Puede que a veces se les escape un sonidito, pero esto les sucede en contadas ocasiones. Existen, están entre nosotros, como los reptilianos o las personas felices.

Son "Los Silenciosos" —permitidme referirme a ellos a partir de ahora como "Los Silenciosos", así en mayúsculas, como si fueran un grupo de Rock 'n' Roll español de los sesenta—, unos seres incomprendidos que son vilipendiados una y otra vez en conversaciones ajenas entre amigos en las que se habla de experiencias sexuales con ellos.


MIRA: El peligroso mundo del fetiche de los secuestros

Un fenómeno que se podría definir con una frase como: "el tío no se movió ni un milímetro, no dijo nada, ni siquiera al eyacular emitió el más mínimo ruido; fue como follarse una estantería Kallax".

Sí, a la gente le incomodan "Los Silenciosos", ya que lo que se considera más normal en los actos sexuales es emitir un mínimo de ruidos que hagan entender a la persona —o personas— que está acompañándote en el coito, que estás disfrutando mínimamente, que vendría a ser el objetivo de eso llamado follar.

Publicidad

¿Cuál es este mínimo de ruidos? ¿Qué te convierte en una persona "Silenciosa"? ¿Cuál es la línea entre follarte a alguien creepy y follarte a alguien que, simplemente, no es demasiado ruidoso? Son demasiadas preguntas, lo sé.

Hay ciertas normas básicas en esto del follar y, según la psicóloga Elena Crespi, una de ellas es que "las personas se retroalimenten y que haya algún tipo de comunicación durante la relación sexual"

Hay ciertas normas básicas en esto del follar y, según la psicóloga y sexóloga Elena Crespi, una de ellas es que "las personas se retroalimenten y que haya algún tipo de comunicación durante la relación sexual, esto sería clave. Y si hubiera alguna cosa que no estuviera yendo bien, debería poder comentarse".

Deduzco que mucha gente se ve obligada a emitir ruidos por algún tipo de inercia social —el sexo se supone que es increíble y por eso hay que demostrarlo de forma hiperbólica y por eso nos pasamos media vida intentando copular— por lo que este acto comunicativo puede ser real pero, a la vez, totalmente forzado.

El sexo se supone que es increíble y por eso hay que demostrarlo de forma hiperbólica

No hay nada más lamentable que escuchar a un hombre expulsar un ruido grave con el que pretende comunicar que está disfrutando con el sexo oral que su pareja le está proporcionando. De algún modo siente que el empeño con el que su pareja está trabajando su pene se merece algún tipo de aprobación y por eso solamente se le ocurre exclamar ese extraño e inoportuno "ooouuuhhhhhgggg, sí".

Pero lamentablemente, tendemos a pensar que son las mujeres quienes acostumbran a ser más ruidosas en la cama.

Según Crespi, la mala educación sexual que hemos recibido de la pornografía ha hecho que estemos acostumbrados a que "el hombre solo diga cuatro cosas pero sea el que lleve la voz cantante, por eso muchos hombres guardan silencio en la cama".

De algún modo siente que el empeño con el que su pareja está trabajando su pene se merece algún tipo de aprobación y por eso solamente se le ocurre exclamar ese extraño e inoportuno "ooouuuhhhhhgggg, sí"

En el porno es la mujer "la que se supone que debe gritar, la que dice cosas y la que muestra, de una manera más verbal, su placer", comenta la sexóloga. "Entonces, bajo esta premisa, hay muchas mujeres que en la cama se auto obligan a verbalizar cosas porque el hombre está esperando a que la mujer las pronuncie para reafirmar su masculinidad".

Los hombres entienden que si una mujer emite jadeos o habla durante el sexo es porque la está haciendo gozar al máximo, y muchas veces no va por ahí la cosa. Me comenta Crespi que puede ser que, a veces, "las mujeres lo hagan para que su pareja piense que lo está pasando fenomenalmente bien pero, muchas veces, una mujer también lo utiliza como autoexcitador, es decir, jadear, decir según qué cosas y decirle según qué cosas a la pareja también puede ser muy excitante".

En el porno es la mujer "la que se supone que debe gritar, la que dice cosas y la que muestra, de una manera más verbal, su placer"

Volviendo a "Los Silenciosos", muchas veces se piensa, erróneamente, que no están disfrutando del coito —o lo que sea— pero su actitud pasiva no significa que "no estén habitando", según la sexóloga, "en su propio limbo de placer personal". Aun así, esta actitud genera cierta intranquilidad en la pareja, puesto que no se sabe si la otra persona está disfrutando o no de la relación.

Lamentablemente, son normalmente los hombres los que les cuesta más soltarse en el catre. Según la sexóloga y psicóloga, los "hombres y mujeres recibimos una educación emocional muy distinta. Los hombres reciben el mensaje de que son ellos los que deben llevar la voz cantante y que todo el tema de las emociones es cosa de las mujeres. Aunque estamos batallando para que no sea así, es un mensaje que nos llega de tantos lados que es como imposible batallar contra él. A las mujeres nos educan para ser las que nos movemos más fácilmente (que no necesariamente bien) por el terreno emocional, para comunicar nuestras emociones y para que no nos cueste hablar de lo que nos pasa. Eso hace que en la cama pase exactamente lo mismo. A nivel emocional a los hombres se les ha vetado mucho el expresar sus emociones".

"Un coito silencioso puede ser súper excitante, pero es importante que la pareja lo sepa, que ambos sepan qué están haciendo"

Pese a que un silencio total en el que no hay comunicación es una muerte sexual, existen otras formas de comunicarse. No todo es jodido en el mundo de "Los Silenciosos". Crespi me comenta que "si a pesar del silencio, una pareja se entiende y sabe que el otro está gozando muchísimo —porque a lo mejor lo está mostrando con los ojos, la manera en como toca a su pareja o en la forma de tener sexo—, un coito silencioso puede ser súper excitante, pero es importante que la pareja lo sepa, que ambos sepan qué están haciendo".

Así que esperemos que la próxima vez que alguien comente que follas de forma demasiado silenciosa, comente algo así como: "el tío no dijo nada, ni siquiera al eyacular emitió el más mínimo ruido; fue como follarse una estantería Kallax, pero menuda estantería".